El Ejecutivo gallego flexibiliza las obras en el interior de edificios y los desplazamientos a huertas de autoconsumo

Cubrirá también en mayo el 100% el coste del alquiler de la vivienda de 700 familias pertenecientes a colectivos desfavorecidos

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, presidió la séptima reunión del Centro de Coordinación Operativa (Cecop).

La Xunta de Galicia acordó flexibilizar las obras en el interior de los edificios y los desplazamientos a huertas de autoconsumo, por lo cual se podrán realizar el mantenimiento y atención de las fincas siempre dentro del término municipal de su residencia habitual. En caso de que la huerta esté en un ayuntamiento diferente al de su vivienda habitual, se permite el desplazamiento sin superar nunca los cinco kilómetros de distancia desde la casa.

Otra de las medidas acordadas en el seno de la Cecop fue clarificar el permiso para la recogida de la comida preparada en restaurantes. Esta práctica está autorizada siempre que se cumplan los requisitos y protocolos establecido por las autoridades sanitarias, se recoja la comida en la puerta del establecimiento para evitar aglomeraciones y se respete la distancia de seguridad para evitar posibles contagios.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, presidió el pasado 25 de abril la séptima reunión del Centro de Coordinación Operativa (Cecop), donde se acordaron los criterios de interpretación que clarifican las posibilidades de actuación en obras en interior de los edificios ocupados. Esta decisión se adoptó para atender la demanda de los sectores profesionales afectados -unos 20.000 autónomos en Galicia- por la orden ministerial de 12 de abril, que recoge la prohibición de realizar obras en edificios ocupados, excepto obras puntuales de reparaciones urgentes o en las que se pueda garantizar que no se producen interferencias entre los usuarios y los residentes.

Así, siguiendo los criterios de interpretación de la Cecop, podrán realizarse, siempre adoptando las medidas de prevención y protección de la salud establecidas, trabajos y obras puntuales que tengan como objetivo realizar reparaciones urgentes de instalaciones o averías, tanto en espacios o elementos comunes del edificio, como en los elementos privativos del mismo. También se consideran reparaciones urgentes las obras ya iniciadas que se vieron afectadas por la paralización derivada de las medidas del estado de alarma reforzado. Es el caso de la instalación, relevo o reparación de ascensores, de obras para garantizar la accesibilidad o de la reparación o remodelación del interior de viviendas ocupadas en la que el estado actual de la intervención afecte de modo significativo a las condiciones de habitabilidad.

En el caso de las viviendas unifamiliares, podrán realizarse intervenciones siempre que se garantice que la ejecución de las obras, movimiento de obreros y transporte de materiales se realizan por espacios exteriores o por espacios interiores que serán utilizados en exclusiva por los operarios, sin interferencia con los ocupantes de las viviendas.

Medidas en el rural

En relación con la movilidad de los trabajadores a las huertas de autoconsumo, el Cecop determinó que las personas que tengan cultivos o viñedos considerados como tales, es decir, con fines no comerciales, y por lo tanto no desarrollen una actividad profesional agraria, podrán realizar los desplazamientos mínimos e imprescindibles para el mantenimiento y atención de sus fincas siempre dentro del término municipal de su residencia habitual. En caso de que la huerta esté en un ayuntamiento diferente al de su vivienda habitual, se permite el desplazamiento sin superar nunca los cinco kilómetros de distancia desde la casa. En ambos casos, deberán aportar una declaración responsable. De esta forma, se elimina la anterior limitación, que era de 500 metros. Así, la Consellería do Medio Rural aprobará una modificación de la orden para regular este aspecto.

El Comité aprobó permitir la realización de quemas de restos agrícolas acopiados en terrenos agrícolas de explotaciones profesionales cuando dicha actuación se haga para evitar problemas fitosanitarios en las explotaciones agrícolas. Para la tramitación de las solicitudes y la obtención de la correspondiente autorización, los ciudadanos deberán dirigirse a los Servicios provinciales de Prevención de Incendios a través de correo electrónico, y deberán incluir una declaración responsable de la persona titular de la explotación que justifique la necesidad de realización de la quema.

También en relación con la prevención de los incendios forestales, en esta reunión el Comité acordó levantar la suspensión del plazo legal para cumplir con el deber de ejecución de la gestión de la biomasa en las franjas secundarias (las de los 50 metros próximos a las viviendas). Así, se añaden al plazo habitual de 31 de mayo los días transcurridos durante el estado de alarma, sin que en ningún caso puedan realizarse las limpiezas más allá de 31 de julio de 2020 inclusive.

Por último, el Comité decidió también aclarar como “funciones de carácter esencial” las desempeñadas por las entidades locales en el marco de los convenios interadministrativos para la participación en la prevención y defensa contra los incendios forestales, para garantizar así su actividad durante la emergencia sanitaria.

El Cecop también informó de los avances de cara al desarrollo de un plan de seguridad higiénico sanitaria en el ámbito turístico que contemple medidas para reforzar la confianza en esta industria una vez finalicen las restricciones impuestas por la crisis sanitaria.

Atención presencial en el registro y atención a la ciudadanía

En esta misma línea, se pone en marcha también el protocolo de medidas preventivas frente al coronavirus en los servicios de registro y atención a la ciudadanía una vez sean abiertos al público. Este protocolo establece las medidas referidas a las oficinas de atención a la ciudadanía para compatibilizar la adecuada prestación del servicio público con la máxima protección de la salud de los trabajadores que realizan esa tarea.

De cara a organizar adecuadamente la atención al público y minimizar los riesgos de exposición, tanto para los empleados públicos como para los usuarios de las oficinas, esta atención presencial se realizará solicitando cita previa a través de la web www.xunta.gal/cita-previa, en horario de 9 a 14 horas, salvo que por el volumen de peticiones de citas sea necesario ampliarlo. Igualmente, las citas deberán solicitarse con un mínimo de 24 horas de antelación. Estas citas serán atendidas en los registros generales ubicados en los edificios administrativos de la Xunta de Galicia en A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Vigo, Santiago y Ferrol y se adoptarán las medidas necesarias para garantizar que las citas se asignan con la frecuencia precisa para que no haya aglomeraciones de personal en la oficina.

Bono alquiler social

La Cecop también informó de que la Xunta extiende al mes de mayo el pago de la mensualidad completa del alquiler a los beneficiarios del Bono alquiler social. Tal y como hizo con la mensualidad de abril, la Xunta cubrirá al 100 por ciento el coste del alquiler de la vivienda de de 700 familias pertenecientes a colectivos desfavorecidos como desahuciados por impago del alquiler o de la hipoteca, afectados por incendios e inundaciones, familias en situación de emergencia social, etc… Igualmente, el IGVS y Xestur no presentarán, ni exigirán el pago inmediato de los recibos del alquiler de las viviendas y de los locales comerciales de su titularidad correspondiente al mes de mayo; ni la renta o canon de los alquileres o derechos de superficie de las parcelas de su titularidad.

Otra de las decisiones adoptadas es que el IGVS y Xestur podrán conceder prórrogas o ampliaciones de plazos a los adquirientes de suelo empresarial, en régimen de compraventa o derecho de superficie, que lo soliciten para ejecutar la edificación e implantación de la actividad en dicha/s parcela/s, siempre que quede debidamente acreditada la incidencia a causa de la crisis sanitaria del Covid-19.

Caza

Por último, el Cecop decidió trasladar al Gobierno del Estado dos decisiones. La primera, autorizar acciones de caza de manera excepcional en aquellas zonas con mayor riesgo, como medida para evitar posibles incidencias que la fauna salvaje pueda provocar y primar así la seguridad de las personas y del tráfico viario, además de reducir los daños en las extensiones agrarias, en el inicio de la época de semilla. La Xunta decide comunicar esta decisión, después de que el Ministerio de Política Territorial y el de Agricultura trasladasen instrucciones contradictorias al respecto.

El segundo asunto que se trasladará es el criterio propio establecido por el Instituto Galego de Seguridade e Salud Laboral (Issga) sobre los tratamiento de los EPI (mascarillas, guantes de látex, etc), en aquellas empresas en las que la presencia Covid-19 constituye una situación excepcional, por lo que este desecho deberá depositarse con la fracción resto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *