El Consejo de Residentes Españoles de Buenos Aires pide al Gobierno que reflexione antes de recortar las ayudas a los emigrantes

“Desde la Constitución, hasta la gran mayoría de los Estatutos Autonómicos y el propio Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior ordenan todo un sistema de protección a los españoles más necesitados y el apoyo a la conservación de la obra de España fuera de España. No se puede de la noche a la mañana acabar con esa misión”, afirma el CRE en un comunicado

El Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Buenos Aires ha emitido un comunicado en el que piden a las autoridades españolas, al presidente Pedro Sánchez, “reflexión y reconsideración” ante la previsión de eliminar las ayudas a los centros y asociaciones españolas en el exterior y convertir en algo residual las ayudas asistenciales a emigrantes necesitados, entre otras “infortunadas medidas” que califican como una “injusticia”.

El comunicado fue aprobado con el apoyo de todos los miembros del CRE salvo Gustavo Fernández y Xoán Negreira.

En el texto, el CRE se pregunta: “¿Puede un gobierno que se dice progresista, con un presupuesto de 470.000 millones de euros, abandonar a los españoles en el exterior recortando gastos por 1,5 millones de euros, mientras incrementa en 5 millones el gasto en altos cargos y asesores? Claramente, no. Es inasumible y claramente agraviante”.

Los representantes de la colectividad española en la demarcación consular de Buenos Aires recuerdan que “España tiene radicados en terceros países mas de 2 millones de ciudadanos que dieron vida a más de 500 centros asociativos de todo tipo y tamaño que son las referencias locales de la riqueza del mundo hispano”. Entre estas entidades hay hogares de mayores hasta centros sociales sociales, recreativos u hospitalarios que “muestran al mundo lo que podemos hacer los españoles” y recalcan que “uno de nuestros aciertos, y el acierto de los distintos gobiernos, de todos los signos políticos que ha tenido España, es haber sostenido un apoyo permanente a las casas españolas y a los ciudadanos en situación de necesidad”. Consideran que “entre los errores de nuestra historia está claramente suprimir ese apoyo”.

Asimismo, recalcan que la legislación española en materia socio-asistencial hacia sus ciudadanos en el exterior es muy superior a la de otros estados. “España y sus autonomías han sido generosas y sobre todo justos con su gente en el exterior”, señala el comunicado.

Por último, indican que “desde la Constitución, hasta la gran mayoría de los Estatutos Autonómicos y el propio Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior ordenan todo un sistema de protección a los españoles más necesitados y el apoyo a la conservación de la obra de España fuera de España. No se puede de la noche a la mañana acabar con esa misión”.

Cabe destacar que este comunicado lo firman miembros del CRE de diferentes orientaciones políticas.

Desacuerdo

Los miembros del CRE de Buenos Aires, Gustavo Fernández y Xoán Negreira, expresaron estar en desacuerdo -tanto en el fondo como en la forma- con el comunicado emitido por el Consejo de Residentes Españoles de la demarcación consular de Buenos Aires al considerar que su aprobación no se realizó «por los canales correspondientes a la legalidad del Consejo».

Asimismo, en un comunicado manifiestan que no existe justificación para que el Gobierno español continúe dedicando recursos a las entidades y órganos representativos de la ciudadanía española en el exterior -de los que forman parte- ya que en su opinión «no han sabido cumplir con su cometido en el mejor de los casos, y en el peor nos plantea la duda si no han oficiado como nicho de negocios para reducidos núcleos de poder, sus familiares y amigos». Una postura alineada con las intenciones del Gobierno de replantearse las ayudas a la emigración.

También afirman que los órganos de representación de la emigración a nivel estatal -como el CGCEE- o los órganos similares que existen en diversas comunidades autónomas  evidencian «una completa ineficacia» y para las cuales «se destina una gran cantidad de fondos públicos, sosteniendo organismos inexplicablemente ‘representativos’ (teniendo en cuenta los resultados), pagando sueldos de funcionarios y alquileres de grandes estructuras, con un cometido explícitamente definido pero realmente incierto».

Para los dos miembros del CRE de Buenos Aires, estas cuestiones son un reflejo «de la problemática que sufrimos como colectivo y la herencia de administraciones nefastas que han convertido una colectividad ejemplar y solidaria en un reducto subvencionable».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *