El Consulado de España en Córdoba organizó el último viaje en autobús a Buenos Aires

Ha facilitado la repatriación de 413 españoles desde nueve provincias de Argentina

Último bus que salió desde Córdoba hacia Buenos Aires en la medianoche del 27 de mayo.

Después de dos meses y habiendo organizado 11 buses para trasladar a pasajeros que se encontraban varados en las siete provincias de la demarcación consular Córdoba, el Consulado General de España pone fin a su tarea humanitaria de colaborar para que españoles, argentinos y también europeos residentes en España, regresen a sus hogares. El jueves 27 de mayo en horas de la noche partió el bus desde Córdoba hacia Ezeiza con el objetivo de abordar el último vuelo especial de Aerolíneas Argentinas del 28 de mayo a Madrid para llevar españoles varados en Argentina. En el autobús viajaban 26 pasajeros, entre los cuales iban 13 españoles, siete argentinos, cinco italianos y un alemán.

“Hoy que se acaba esta tanda de 13 vuelos y se cumplen 72 días de cuarentena, el martes 26 fue el último vuelo de Iberia y este jueves 28 es el último de Aerolíneas. Hubo ocho vuelos de Iberia más cinco de Aerolíneas Argentinas y varios de otras compañías aéreas. Han vuelto a casa con nuestra colaboración 413 personas”, señala el cónsul de España en Córdoba, José Antonio González-Bueno, en diálogo con España Exterior. Y agrega: “Al inicio teníamos un máximo de 180 personas inscritas para viajar. A fines de abril y en mayo el número empezó a subir y gracias a estos vuelos bajamos a los 155 actuales, indica.

González-Bueno asegura que entre las personas que viajaron en estos buses “enviamos a cuatro españoles repatriados a los que la Embajada de España en Argentina les pagó el pasaje porque no contaban con medios para hacerlo; hemos dado prioridad a enfermos, mayores, menores y madres con niños pequeños”, explica.

Y continúa: “También ayudamos a gente que seguía tratamientos médicos en España, en este caso logramos que les enviasen por valija diplomática los medicamentos que necesitaban. Además, los pusimos primeros en la lista para que viajasen cuanto antes ya que eran casos urgentes que no podían esperar”, destaca. Y asegura que “no hemos hecho distinción entre españoles, argentinos y bi-nacionales (argentinos con doble nacionalidad) algunos de estos últimos hacía varios meses que estaban en Argentina, no eran turistas, y aprovecharon que el Gobierno decidió poner estos vuelos de repatriación para volver a España”.

Por otro lado, el diplomático sostiene que “siempre anuncié los traslados en bus desde Jujuy/Salta y desde Córdoba a todos mis colegas desde el chat del Cuerpo Consular para que se pudieran beneficiar. También en chats con Embajadas en Buenos Aires sin representación en Córdoba”.

El cónsul recuerda que casi pierden el vuelo de Iberia 6846 del día 23 de mayo: “Vivimos una odisea para lograr que los pasajeros llegaran a Ezeiza, ya que “durante todo el trayecto los controles policiales se hicieron cada vez más lentos y pesados… en Tucumán el bus fue interceptado por la Policía y no les permitían ingresar a esa provincia, estuve dos días sin dormir, eran 31 personas que debido a las nueve horas de demora casi pierden el vuelo, ya que éste tenía previsto su horario de despegue a las 14,55”. Y agrega: “Había una desidia, una falta de espíritu humanitario y de comprensión de la situación ya que el autobús había recorrido muchos kilómetros y entre los pasajeros había mayores y hasta un bebé de dos meses de vida”, remarca.  “Los últimos 100 km de recorrido se hicieron interminables. Gracias a las autoridades de Iberia y al apoyo invalorable del Embajador de España, el avión retrasó el cierre de puertas, y accedió al embarque demorado de los 31 pasajeros que lograron cruzar más de media Argentina para finalmente abordar el avión”, afirma satisfecho con la misión cumplida.

Fue un trabajo coordinado entre el Consulado de España en Córdoba, la Embajada en Argentina y los viceconsulados honorarios en esta demarcación. Algunos viajaron 1.600 km, otros 1.200 km y otros 800 km, sin embargo, lo importante no es la distancia sino el hecho de estar un paso más cerca de casa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *