El Consello da Cultura Galega colabora en la cuarta edición del Ares Indiano con la muestra Os Adeuses

La exposición ofrece, a través de la mirada del fotógrafo Alberto Martí, los últimos momentos de la emigración gallega hacia América

Familiares esperando la salida del barco (A Coruña, 1958).

El pasado 21 de agosto comenzó la cuarta edición del Ares Indiano, una celebración organizada por este ayuntamiento coruñés para conmemorar el pasado emigrante de la villa. El Consello da Cultura Galega (CCG) colabora en esta ocasión con Os Adeuses, la exposición que muestra, a través de la mirada del fotógrafo Alberto Martí, los últimos momentos de la emigración gallega hacia América. La presidenta de la institución, Rosario Álvarez, asistió a la inauguración de la muestra que se encuadra dentro de los actos de apertura del Ares Indiano junto con el alcalde, Julio Iglesias Redondo, y la concejala de Cultura e Emprego, Alma Barrón. La exposición está divida en dos de las escuelas financiadas por los emigrantes locales, la escuela Alianza Aresana y la escuela de la Tenencia en Caamouco, y puede verse hasta el 31 de agosto.

Son 51 imágenes que ponen rostro a la que fue la gran epopeya de la emigración gallega. La exposición, organizada en colaboración con el Centro Galego de Artes da Imaxe/Filmoteca de Galicia selecciona una parte del ingente archivo fotográfico de Alberto Martí para ofrecer un vistazo de lo que fueron los últimos momentos de la emigración hacia América. Esta muestra recoge los movimientos realizados por la población gallega en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado y donde Brasil y Uruguay eran los principales destinos.

La muestra se presenta en dos espacios: la escuela Alianza Aresana acoge (de 11:30 a 14:00 y de 18:30 a 21:00 horas) las imágenes centradas en los retratos de los emigrantes a punto de marchar. Mientras que la escuela de la Tenencia en Caamouco (de 11:30 a 13:30 y de 18:30 a 20:30 horas) muestra los encuentros de los retornados. La exposición cuenta también con un apartado que documenta el suceso del conocido trasatlántico, el Santa María, que cubría la ruta Caracas-Lisboa-Vigo, secuestrado por el Directorio Ibérico de Liberación (DRIL) en enero de 1961 y que pudo regresar al puerto de Vigo en febrero de ese mismo año.

Esta exposición permite también apreciar la política migratoria española de la época, que, a través de organismos oficiales (Instituto Español de Emigración) o privados (Comisión Católica de Emigración), intentaba subsidiar o “asistir” las salidas y las llegadas de los emigrantes. Unos gallegos anónimos, pero fundamentales para entender la historia colectiva de la Galicia del siglo veinte.

La mayor parte de estas imágenes habían permanecido inéditas hasta esta exposición y suponen un primer acercamiento al archivo fotográfico de Alberto Martí. Un material que, según reconoció el propio fotógrafo, está compuesto por millones de negativos, fruto de años de carrera.

Os Adeuses se exhibió por primera vez en A Coruña en el año 2010. Desde allí inició una itinerancia por Galicia que la llevó a diferentes localidades como Vigo, Santiago de Compostela, A Pobra do Caramiñal, Ferrol A Coruña u Ourense. De manera paralela, la muestra tiene un recorrido internacional ya que estuvo en Montevideo, en las ciudades argentinas de Buenos Aires, Rosario, Villa Gesell, y en la ciudad de Santos y São Paulo en Brasil y también en el Museo de las Migraciones de Ellis  Island en Nueva York, un espacio de referencia mundial sobre las migraciones.

El Aires Indiano

No es la primera vez que el Consello da Cultura Galega, en el marco de su línea de acción de difusión de la emigración, colabora con el Ares Indiano. En 2020 lo hizo con la inauguración de la exposición ‘O soño cubano da emigración galega’ y la presentación del libro ‘Como se llega a millonario’ y la incorporación de la entrada de su autor, Miguel Bendamio, al Álbum de Galicia. Además, puso en red la ruta Ares Indiano que propuso un itinerario por los principales edificios de la arquitectura civil de Ares. Esta villa es un espacio muy apropiado para comprender el profundo impacto de la emigración en la sociedad gallega entre finales del siglo XIX y principios del XX. Entre las paradas de esta ruta destacan cuatro escuelas financiadas con cargo al dinero de la emigración: la Casa escuela de  Seselle, la Escuela de la Tenencia, la Escuela de Cervás y las Escuelas de Oporto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *