El Congreso de los Diputados rechaza la propuesta de Esquerra de que los ciudadanos en el exterior puedan delegar el voto en alguien residente en España

Todos los partidos salvo Junts per Catalunya criticaron la iniciativa y la consideraron contraria a los principios elementales de la democracia

La diputada Marta Rosique defendió la propuesta de ERC.

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó la mañana del jueves 22 de abril por una amplia mayoría, 315 votos en contra, 25 a favor y 3 abstenciones, la propuesta de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de que los ciudadanos en el extranjero puedan delegar el voto en alguien residente en España. Según la iniciativa, esa persona podría depositar su voto y el de otras tres personas del exterior durante un plazo de tres años y en todos los comicios que se celebrasen en ese periodo de tiempo.

La propuesta de ERC se incluye dentro de la enmienda a la totalidad del proyecto de ley orgánica de reforma de la Ley electoral promovida por el PSOE y Podemos y que había sido admitida a trámite el pasado mes de febrero.

Todos los partidos, salvo Junts pero Catalunya, se mostraron muy críticos con la propuesta y consideraron que la delegación del voto va directamente en contra de los más elementales principios democráticos, de la tradición parlamentaria y del ordenamiento jurídico español.

Además, también criticaron otra de los puntos de la propuesta: que se enviase una papeleta en blanco a los electores en el extranjero para que fuese rellenada con la opción política elegida. Sobre este punto, todos los partidos salvo JxCat se mostraron contrarios al considerar que este sistema provocaría una multitud de reclamaciones y votos nulos, además de provocar una gran inseguridad jurídica ya que las juntas electorales tendrían que aplicar diferente criterio interpretativo en la valoración sobre la nulidad de un voto según el sufragio sea de un español residente o de un no residente.

Una vez rechazada esta enmienda a la totalidad, la proposición de ley de reforma del voto exterior continuará su trámite en la subcomisión que para ellos se creó en el seno de la Comisión Constitucional.

La diputada socialista Ana Belén Fernández Casero manifestó que no entendía por qué se había presentado esta iniciativa ni su contenido. “No se entiende porque está retrasando el trabajo parlamentario para acabar con el voto rogado; no se entiende porque esta propuesta se pude debatir en la comisión; y no se entiende porque va en contra de la Constitución”, afirmó. Achacó la iniciativa a un cambio en las prioridades de ERC condicionadas por la situación política en Cataluña.

Por su parte, el diputado del Partido Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, consideró que la presentación de esta iniciativa por parte de ERC es una “incoherencia” ya que Esquerra votó a favor de la admisión a trámite de la iniciativa presentada hace dos meses que responde a la competición entre Esquerra y PSOE y Podemos por ver quién se apunta el tanto de la derogación del voto rogado. En este sentido recordó que ya en 2018 el Parlamento de Galicia llevó una propuesta al Congreso pidiendo que se eliminase.

Bermúdez de Castro insistió en que la reforma del voto exterior de asegurar que se garantice la identidad del votante y recalcó que su partido insistirá en ello durante la tramitación parlamentaria. También destacó que el objetivo del PP es que se normalice el voto en urna en el exterior, tanto en consulados y embajadas como en otros espacios habilitados para ello, y que al mismo tiempo que se utilizan nuevos medios telemáticos que faciliten el envío o acceso a la documentación para votar, se mantengan los medios tradicionales de envío para no dejar fuera del proceso a las personas de más edad, menos acostumbradas al uso de las nuevas tecnologías, y a quienes residen en países o zonas donde el acceso a medios telemáticos es más difícil.

El único punto de la propuesta en el que se mostró favorable fue el de ampliar a siete días el periodo para el depósito del voto en urna en el exterior.

El diputado del Grupo Parlamentario Confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, Antonio Gómez-Reino, también expreso sus objeciones a los dos puntos más polémicos de la propuesta de Esquerra: la delegación del voto y la papeleta en blanco. Afirmó que la delegación del voto podría provocar el “carretaje” de votos y se refirió a los casos de las irregularidades electorales denunciadas en Galicia antes de 2011, al igual que hizo el representante del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Néstor Rego. Este último afirmó que su objetivo es garantizar el voto en urna en consulados y embajadas y en otros lugares habilitados lo cual facilitaría la identificación del votante y el envío a las juntas electorales en España de los sufragios.

El único partido, además del proponente, que se mostró favorable a la reforma fue Junts per Catalunya cuya representante, Mariona Illamola, abogó por establecer cuatro modalidades de votación para los residentes en el exterior: voto en urna, voto por correo, voto por delegación y voto telemático.

En definitiva, la propuesta de Esquerra solo ha provocado que se perdiesen dos meses de trabajo en la reforma del voto exterior y la eliminación del voto rogado.

3 comentarios en “El Congreso de los Diputados rechaza la propuesta de Esquerra de que los ciudadanos en el exterior puedan delegar el voto en alguien residente en España

  1. Por fin algo de sensatez. El voto es personal e intransferible, pero en los tiempos que corren parece una utopía que cosas tan evidentes estén libre de discusión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *