El Congreso aprueba la creación de la subcomisión para la eliminación del voto rogado

PSOE y Podemos admiten que asuma la reforma del procedimiento del sufragio desde el extranjero y se paralice la tramitación de su proposición de ley

El Congreso aprobó el jueves 11 de marzo, con la única oposición de Vox, una solicitud del PSOE y Unidas Podemos para crear una subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional que estudie cambios en la ley electoral para eliminar el voto rogado y reformas en el procedimiento de voto exterior, pero también para otros aspectos, entre los que figura la rebaja de la edad de voto a los 16 años o medidas para evitar el transfuguismo. Ahora el Pleno de la Cámara debe ratificar su puesta en marcha.

En el Congreso ya está en tramitación la proposición de ley promovida por los dos socios de Gobierno para reformar la ley electoral con el fin de derogar el ruego del voto que desde 2011 se exige a los españoles emigrados. Su toma en consideración se aprobó por unanimidad en el Pleno del pasado 23 de febrero y actualmente está en fase de presentación de enmiendas.

Pero, un día después, el PSOE y Unidas Podemos también registraron una solicitud para crear una subcomisión con el fin de estudiar reformas en otros aspectos del procedimiento electoral, lo que permitiría continuar el trabajo de análisis iniciado hace dos legislaturas y que fue interrumpido por la convocatoria de las elecciones de abril de 2019.

Tanto el PSOE como Podemos proponen que se paralice su tramitación la iniciativa en esta materia presentada por ellos mismos para ser asumido su contenido por esta subcomisión. Una medida que fue aceptada de buen grado por el PP.

Todos los intervinientes en el debate, además de los promotores, han defendido la conveniencia de abrir esta subcomisión, salvo Vox que ha votado en contra porque cree que el PSOE y Unidas Podemos quieren “imponer” reformas en la LOREG por un interés “partidista” que “disfrazan” con un “supuesto consenso”.

En Ciudadanos, su diputado Miguel Gutiérrez ha dicho estar “encantado” de hablar “sin líneas rojas” en esa futura subcomisión, pero ha mostrado sus dudas de que esta acabe siendo “un ejercicio infructuoso”.

José Antonio Bermúdez de Castro, del PP, es partidario de hablar de todas las reformas pendientes de la Ley Electoral en la citada subcomisión, incluida la derogación del voto rogado, antes de seguir con el trámite legislativo porque “nos puede permitir recabar la opinión de los representantes de aquellos organismos que intervienen en dicho procedimiento”, como la Oficina del Censo Electoral (OCE), los ministerios de Interior y de Asuntos Exteriores “y desde luego conocer el parecer de la Junta Electoral Central ante una reforma de tanta trascendencia” para que “el procedimiento que al final se apruebe facilite la participación de nuestros compatriotas en el exterior pero sin merma de garantías y con plena seguridad jurídica”.

Temas a tratar y plazos

Curiosamente, según el texto aprobado, la subcomisión tomará como “punto de partida” para la reforma del voto exterior la proposición de ley que se elaboró en la subcomisión similar que se creó en la legislatura anterior con la intención de que “esta ansiada reforma” se apruebe en esta legislatura.

Sin embargo, nada se dice en la solicitud de creación de la subcomisión presentada por PSOE y Podemos sobre la proposición de ley admitida a trámite por el pleno del Congreso el pasado 23 de febrero, que tiene importantes modificaciones respecto a la de 2019

En dicha solicitud se indica también que en esta subcomisión se estudiarán algunas reformas electorales que son “perentorias”, como la de regular la moción de censura en los ayuntamientos con el objetivo de garantizar la estabilidad municipal y evitar el fenómeno del transfuguismo.

Pero también otras para, entre otras cuestiones, regular los debates electorales, garantizar el ejercicio de sufragio sin menoscabar el derecho a la protección de la salud, instaurar las listas cremallera, mejorar la proporcionalidad del sistema electoral o abrir el debate sobre la posibilidad de otorgar el derecho de sufragio activo y pasivo a jóvenes de 16 y 17 años.

Los proponentes recalcan que las tres últimas vienen recogidas expresamente en el acuerdo de Gobierno y, singularmente, la relativa a la rebaja de la edad de voto es una vieja reivindicación de Esquerra Republicana (ERC) y una de las solicitudes que también viene reclamando Más País, el partido que lidera Íñigo Errejón.

La subcomisión deberá realizar el estudio correspondiente y aprobar el correspondiente informe en un plazo máximo de seis meses desde su constitución, aunque este plazo podrá prorrogarse. El informe será sometido para su aprobación por la Comisión Constitucional.

UN comentario en “El Congreso aprueba la creación de la subcomisión para la eliminación del voto rogado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *