El Club Social y Deportivo Villa Española de Montevideo conmemora su 80 aniversario

Fue fundado por exiliados republicanos como club de boxeo y luego se convirtió en club de atletismo y equipo de fútbol

Nuevas camisetas del Villa Española.
El atletismo de Villa Española con su propia maratón.
El cónsul Rodríguez Moyano recibe la camiseta del equipo de fútbol de manos del presidente de Villa Española.
La cumparsa Lubola del carnaval que representa al Villa Española.

Con el equipo de fútbol compitiendo sin público en las tribunas del estadio Obdulio Jacinto Varela, en la nueva realidad de la pandemia uruguaya, y con una grabación de su himno que sus hinchas propagaron por la red, el club Villa Española de Montevideo celebró el pasado 19 de agosto sus 80 años desde que emigrantes españoles republicanos fundaran primero un club de boxeo que luego pasó a competir también en atletismo y el fútbol profesional. Justamente las camisetas de este año homenajean a aquel grupo de republicanos con el color violeta en sus casacas oficiales.

El Club Social y Deportivo Villa Española fue fundado el 18 de agosto de 1940 por un grupo de españoles que emigraron dejando atrás la dictadura franquista y su primer nombre fue Villa Española Boxing Club.

El barrio donde levantaron la sede, en un galponcito, de lo que en principio sería un club de boxeo, estaba en el parque social que tenía la mutua Asociación Española Primera de Socorros Mutuos, que era el lugar donde la colectividad emigrante de Montevideo celebraba las romerías todos los fines de semana.

Allí se levantaban escenarios donde actuaban orquestas integradas por músicos y cantantes españoles, y donde las botas llenas de vino, gaiteros y pandereteras llevaban la alegría a cada uno de los rincones del poblado campo lleno de eucaliptus.

En 1950 una sección de fútbol dentro del club comenzó a competir bajo el nombre de Centenario Junior, cambiando dos años después su nombre a Villa Española, vistiendo sus colores oficiales de amarillo, rojo y azul violeta, “representando la bandera de la segunda república española, patria que dejaron los jugadores del Villa cuando emigraron al Uruguay”, según comentaba a España Exterior su actual presidente, Miguel Romero.

Su título más importante ha llegado en la temporada de 2001 cuando se coronó campeón de la segunda división, ascendiendo a primera división donde jugaría dos años.

En la actualidad, el Villa, tal como se le conoce, disputa el campeonato de la segunda divisional profesional que ha empezado hace dos semanas sin público en las gradas y que se prevé que continúe sin público hasta el año que viene a causa de la pandemia del coronavirus.

Seguir regando la semilla sembrada por emigrantes republicanos

Como adelantábamos, en el invierno de 1940 se funda este club en un pequeño galpón que tenía pintado en su frente un cartel donde se leía ‘Villa Española Boxing Club’ y por ahí desfilaron grandes valores como Alfredo Evangelista, muy famoso por haber combatido con Mohamed Ali y haber conquistado el título de Campeón Europeo defendiendo el mismo por varias temporadas.

Alfredo Evangelista, formado en Villa Española, fue campeón europeo de boxeo y peleó con Casius Clay.

Algunos adolescentes que vendían diarios en el barrio fundaron por la calle Larravide el Club Canillitas, como se le denominaba a los que vendían los periódicos en las calles y ómnibus cantando los titulares de las noticias como forma de publicitar los mismos.

Este barrio obrero que tenían un gran pulmón como lo era el parque de la mutua Española, se nutrió con la primera fábrica y matadero de porcinos de los Hermanos Cristiani llamada El Progreso, pero fue fundamental la fábrica Funsa dirigida en sus comienzos por unos rubios ingleses allá por el 30, los que incrementaron la población con sus miles de obreros dedicados a fabricar neumáticos y guantes de goma.

En las épocas más difíciles de enfrentamiento primero con la dictadura y luego con el cierre de la fábrica, la barriada en general apoyó siempre a los trabajadores con sus ollas populares, y en esta pandemia del coronavirus se volvió a repetir esa solidaridad de los vecinos.

En esta oportunidad el club también aportó organizando y distribuyendo entre los vecinos más necesitados dos centenares de canastas de alimentos no perecederos, así como también libros para los niños que eran los más afectados porque junto a sus abuelos no se recomendaba por la autoridad sanitaria que salieran de casa.

El club presidido por Miguel Romero, con Omar Cazarré como secretario, Horacio Hermida en la comisión de atletismo y la fiscal, con Miguel Aguilar, María Elena Cazarré y al jugador Santiago López, en la comisión de cultura, vienen llevando adelante un compromiso social fundamental para seguir el paso de los fundadores españoles.

Recomponer lazos sociales

Buscan “recomponer los lazos sociales en la comunidad, promoviendo el sentido de pertenencia al barrio, vinculando a los vecinos con el club tejiendo redes entre las diferentes instituciones y grupos zonales basados en la solidaridad, por intermedio de la educación popular, la cultura y el arte” según describe en sus páginas de las redes sociales esta comisión.

Alumnos de la Escuela Rubén Lena construida en terreno cedido por el Club visitan el entrenamiento del plantel.

Un ejemplo de ello es la cesión del terreno que el club realizó al gobierno donde está su estadio Obdulio Jacinto Varela (capitán del seleccionado uruguayo campeón en el Maracaná en 1950), para la construcción de la escuela pública Maestro Rubén Lena.

Justamente, antes de la pandemia los escolares visitaban con frecuencia los entrenamientos de los jugadores profesionales con quienes intercambiaban preguntas, enriqueciendo sus conocimientos y despuntando en algunos de ellos el interés por llegar a ser profesionales del balompié.

Camiseta especial

En este año de su 80 aniversario, el diseño de la camiseta oficial del fútbol está inspirada en los muros del estadio Varela, que además recuerda a la camiseta de fines de los noventa, época de gloria del Villa.

Su presidente nos explicaba ya el año pasado que “el Villa no es solo amarillo y rojo, el violeta también forma parte de los colores del club”, por eso “la camiseta alternativa es un homenaje a la España republicana, el sueño que tenían muchos de los exiliados españoles que llegaron a Uruguay a mediados del Siglo XX”.

Describieron en la presentación de la indumentaria para este año que “la casaca titular para nuestros goleros es blanca. La bandera de la República Española vuelve pero esta vez cruza el pecho hinchado de orgullo por los orígenes del Club”.

Un club con ocho décadas de vida que más allá del aporte a los deportes que realiza a la barriada, apunta también a lo social y a lo cultural como fermento de unión y crecimiento de la vecindad, como homenaje a los valores que transmitieron los emigrantes españoles que fundaron la institución.

2 comentarios en “El Club Social y Deportivo Villa Española de Montevideo conmemora su 80 aniversario

  1. Siendo el fútbol el principal deporte del Uruguay, nuestra colectividad tiene dos clubes que nos representan: CENTRA ESPAÑOL y VILLA ESPAÑOLA ambos con problemas financieros agudos. Sería muy deseable que les fuera otorgada alguna ayuda por parte del gobierno de España.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *