El Club Español de Montevideo conmemora el 146º aniversario de su fundación

Al acto asistió el embajador español en Uruguay, Santiago Jiménez

Club Español de Montevideo
Antonio Araújo y Santiago Jiménez, en el centro, brindando por el aniversario del Club Español.

Autoridades y socios del Club Español de Montevideo celebraron los 146 años de fundación de la institución que ha logrado salir de una crisis económica producto de la pandemia para conquistar nuevamente su sitial señorial con una sede en la zona más concurrida de la capital uruguaya.

El 1 de julio de 1878, se funda el Club Español de Montevideo como respuesta a un íntimo deseo que alentaba en el pecho de un grupo de españoles residentes en esta muy noble y reconquistadora ciudad de San Felipe y Santiago, ya conocida en aquella época como Montevideo, capital de la República.

Quizás entre aquel grupo de emigrantes, latía un íntimo deseo, un fermento interior de inquietud y desasosiego que transformó la inevitable nostalgia, la dulce morriña, el añorante recordar la patria lejana en un afán inaplazable de crear aquí en la noble tierra uruguaya, elegida para hogar y acaso para tumba, un rincón donde mezclar esas saudades, donde realizar el trueque diario de las añoranzas que humedecen las pupilas y aprietan la garganta.

Los fines primordiales del club en aquel invierno de 1878 fueron el auspiciar las relaciones sociales entre los miembros de la colectividad española residentes en la República Oriental del Uruguay, así como entre las diversas instituciones españolas que existan en este país y en el exterior. Estrechar los vínculos espirituales que unen ambas naciones que habían firmado el acuerdo de reanudación de relaciones diplomáticas ocho años antes, realizar y estimular actividades en el orden cultural y deportivo, como su biblioteca que aún se conserva; y difundir entre propios y extraños los valores de la cultura española.

Para así también proporcionar a los asociados las reuniones y demás esparcimientos usuales en centros de su índole, para inaugurar el 26 de febrero de 1927 con una cena y baile de gala la coqueta sede propia que hoy es referente en el centro de la capital uruguaya.

Club Español de Montevideo
Un momento de la celebración.

El pasado 3 de julio, el presidente Antonio Araújo recibió a los socios e invitados en el salón del primer piso donde el embajador Santiago Jiménez engalanó una fiesta para conmemorar los 146 años de fundada esta institución.

Araújo señaló en su discurso los problemas financieros que ha tenido desde la pandemia el club que preside, destacando el temple y actuación de la directiva en este período, y las obras de infraestructuras que se están haciendo, pensando en el futuro del club.

Destacó los beneficios que se realizaron para recolectar juguetes para niños de merenderos de contexto crítico, donde participó también el concesionario del restaurante del club.

Este año participarán nuevamente en las olimpiadas de juegos de salón que organiza la Liga Española de Deportes del Uruguay, en tanto los torneos de ajedrez volvieron nuevamente desarrollados en sus salones.

Estos anuncios del presidente dieron pie al embajador Santiago Jiménez a agradecer a todos por el esfuerzo y buen accionar realizado, animándolos a continuar por ese camino que ha demostrado en cada acto donde ha participado, a encontrar un pedacito de solidaridad española.

El acto fue amenizado por el coro del Club Español dirigido por Graciela Leitano, que contó con la voz del tenor Luis Loureiro y Ana Vesozo, además del pianista Germán Borda.

La tarta de aniversario fue cortada por el embajador Jiménez junto al presidente acompañado de todos los directivos que luego brindaron por muchos años más.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.