El Centro Región Leonesa de Buenos Aires celebró por todo lo alto su 106º aniversario

Organizó un almuerzo de confraternidad que contó con la presencia de importantes autoridades de la colectividad española

Una gran concurrencia asistió al banquete aniversario.

Socios y amigos del Centro Región Leonesa de Buenos Aires celebraron por todo lo alto el pasado 2 de julio el 106° aniversario de la fundación de la institución compartiendo un almuerzo de camaradería que contó con la presencia de importantes autoridades de la colectividad española.

Fundado en la casa de Lisandro Carreño, quien lideró a un entusiasta grupo de emigrantes leoneses que deseaban tener un lugar donde reunirse para recordar a su tierra de origen y a la vez brindarse ayuda mutua en sus necesidades, el Centro Región Leonesa surgió con el objetivo principal de unir a los nativos de las provincias del antiguo Reino de León y sus descendientes residentes en Argentina, extendiendo la vinculación a todos los demás españoles, argentinos e hispanoamericanos. Cuatro años más tarde, cuando la institución ya contaba con 584 socios, los fundadores procedieron a comprar los terrenos en los que se erige actualmente la magnífica sede social de la institución, ubicada en la calle Humberto 1° de la capital argentina.

Agustina Berlanga otorgó medallas a las personas que cumplieron 25 o 50 años como socios de la institución.

Entre las destacadas personalidades que concurrieron al banquete aniversario sobresalieron las presencias del secretario general de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España en Argentina, Álvaro Martínez Cachero Laseca; el presidente de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina, Benito Blanco; la presidenta de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas, Emilce Arroyo Pastor, y numerosos presidentes y directivos de entidades representativas de Castilla y León y otras regiones de España asentadas en el país austral.

La celebración se inició, una vez leída la lista de autoridades presentes, con el ingreso al Salón las Cortes de León de la Banda de Gaitas Ciudad de Buenos Aires, creada el 2 de noviembre de 1998 y conformada en la actualidad por Sebastián Silvestre, Mariana Agazzi, Oscar Astone y Belén Pandazi en gaitas y percusión, quienes con su repertorio musical acompañaron a Santino Parise Mallo y a Agustina Fontán Mallo, ambos nietos de emigrantes oriundos de la localidad leonesa de Castro de la Lomba, que tuvieron el honor de ingresar las banderas de España y Argentina, y a Pilar Álvarez Llanos, natural de Cerulleda quien llevó con orgullo la bandera de León.

Las banderas de León, España y Argentina, presentes en la celebración.

Luego de entonados los himnos de ambas naciones, la presidenta del Centro Región Leonesa, Agustina Berlanga Rodríguez, agradeció a la concurrencia por su presencia y dio por iniciado formalmente el banquete, que tuvo momentos de esplendor gracias a los variados números artísticos que se sucedieron, destacando la presentación de María Eugenia Seijo, profesora de danzas de la institución, bailarina y coreógrafa egresada del IUNA, quien ejecutó con brillo y maestría el intermedio musical del sainete lírico La boda de Luis Alonso o la noche del encierro, con música de Gerónimo Gutiérrez.

El espectáculo musical continuó con una muy aplaudida actuación del Grupo Folklórico Posta Bermejo, dirigido por Graciela Itatí Cardozo y Marcos Cardozo, que nació hace doce años con el objetivo de transmitir las danzas tradicionales argentinas, y la Orquesta Sabor Calipso, que a lo largo de todo el banquete animó a los comensales con su variado repertorio.

El Grupo Folklórico Posta Bermejo brindó un espectáculo de danzas tradicionales argentinas.

Uno de los momentos más emotivos tuvo lugar con la entrega de medallas por parte de Agustina Berlanga a aquellas personas que cumplieron 25 o 50 años como socios de la institución: Saturnino García, Emilia Bonzoni, Fernando Rodríguez, Manuel Ares, Marcela y Laura Mallo, y Maria Fernanda y Maria Andrea Rizzetto.

El broche de oro de la celebración se vivió ya finalizando el banquete, cuando Benito Blanco hizo entrega a la presidenta del Centro Región Leonesa de un diploma con el que la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina reconoce a aquellas instituciones que han llegado al centenario de vida, distinción que se suma a la que hace pocos días le otorgó la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que declaró a la institución como Entidad de Interés Cultural.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.