El Centro Ourensán de Montevideo conmemoró su 73 aniversario

Los socios y amigos de la entidad disfrutaron del tradicional cocido gallego

Horacio Henry recibió emocionado una placa conmemorativa.
Intervención del secretario del Centro Ourensán, Eliseo Rivero.

El pasado 26 de mayo el Centro Ourensán de Montevideo conmemoró su 73 aniversario. Los socios y amigos de la entidad que colmaban la sala donde se reunieron disfrutaron de un cocido gallego y música tradicional.

Aquel verano montevideano de 1946 se juntaron un grupo de jóvenes orensanos que crearon un centro para “mantener el firme y decidido compromiso de divulgar el origen e identidad gallegas, desarrollando actividades de divulgación de la idiosincrasia, cultura y costumbres gallegas entre nuestros socios, descendientes y público en general” con el fin de “unir todos los hijos de la provincia de Ourense, los oriundos que lo deseen y las personas que quieran adherirse”. Así lo dejaron escrito en los primeros párrafos del estatuto de la asociación creada.

El coqueto y engalanado salón de la institución que preside Jesús Vázquez -que no pudo acudir por causas de fuerza mayor-, registró un lleno total como en sus grandes momentos, ambiente propicio para recibir como invitados al cónsul general de España, José Rodríguez Moyano, al consejero de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Vicente Pecino Medina, además de presidentes y representantes de las instituciones amigas.

Luego de la entonación de los himnos nacionales de Uruguay España y el himno de Galicia, Eliseo Rivero, secretario del Centro, hizo uso de la palabra, agradeciendo la presencia y adhesión de las familias orensanas, autoridades diplomáticas, presidentes y directivos de centros de la colectividad española, de Montevideo y, mostrando su orgullo, hizo una mención especial a un acontecimiento único que fue la concesión del Premio Ourensanía 2018 por la Diputación de Orense, por “promover la ourensanía durante años entre la comunidad gallega en el país de referencia (Uruguay)”, destacando también la existencia en la sede social de la Plaza de la Cultura Gallega que alberga un museo etnográfico creado a esos fines.

El instante más emotivo fue la entrega de una placa conmemorativa al arquitecto Horacio Henry, uruguayo nacido en el departamento de Salto, orensano de adopción, directivo del centro y uno de los creadores de la actual imagen arquitectónica de la sede.

Se trata de una merecida distinción a una persona que en los múltiples aspectos que significan gestionar una institución cultural, social y recreativa ha demostrado total dedicación. Seguidamente hicieron uso de la palabra el consejero de Trabajo, Vicente Pecino, cerrando la oratoria el cónsul Rodríguez Moyano.

Llegó el clásico y famoso cocido gallego de marca orensana que arribó a las mesas abundantemente servido en tanto trascurría la fiesta con la música de la orquesta Cocktail Internacional y la alegría característica que le imprime un auténtico showman como el cantinero de la entidad, Benito Vázquez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *