El Centro Asturiano Casa de Asturias de Montevideo recupera las actividades presenciales

Unas 260 personas acudieron a la fiesta del ‘bollu preñau’

Gran fiesta de los asturianos en Montevideo.

Durante dos largos años el colectivo español se vio privado de sus tradicionales fiestas que reúnen en los distintos centros a unos 4.000 emigrantes y descendientes. Pero este primer domingo de abril, fueron los asturianos de Montevideo quienes celebraron su fiesta del ‘bollu preñau’ con los abrazos, el baile y la gastronomía como excusa para juntarse.

La pandemia golpeó muy fuerte a los socios de esta institución, quienes perdieron entre otros a Luis Fernández, el asturiano que comandaba la cocina en estas instancias, y los paelleros que afrontaron su ausencia, hicieron la paella en su honor para que todos pudieran degustarla.

Además de la típica comida española, también se degustaron los tradicionales ‘bollus preñaus’ que fueron la excusa para los abrazos, las charlas cara a cara y los bailes que acompañan estos encuentros de la familia astur.

La fiesta contó con la participación del grupo folklórico de la institución, Les Madreñes, así como también una orquesta que hizo bailar a todos los presentes.

El presidente del Centro Asturiano Casa de Asturias de Montevideo, Francisco Llana, segundo por la izquierda, durante la fiesta.

También fue la presentación en sociedad del recientemente electo presidente del Centro Asturiano Casa de Asturias, Francisco Llana, quién prometió desde otra función continuar con el crecimiento de la colectividad del principado en Uruguay.

Expresó acerca de lo que se puede esperar de la junta directiva que preside que “lo primero es retomar las actividades y que el público vuelva a confiar en reunirse sin miedo”.

Aseguró que “hay mucha necesidad de volver a reunirnos, prueba de ello es esta fiesta, que originalmente preveíamos para unas doscientas personas, pero hay 260 y tuvimos que dejar afuera a muchos para mantener las medidas sanitarias”.

Sobre estas precauciones puntualizó que solo se deja entrar a quienes tengan el certificado Covid de vacunación vigente y se les toma la temperatura.

Llana ha sido durante 24 años tesorero de la institución y ahora le han pedido que asuma la presidencia, pero afirma que “habrá que dialogar y votar en asamblea sobre cómo hacer para seguir adelante”.

El cierre de Casa de Galicia les perjudica

Y es que uno de los problemas acuciantes que afronta la entidad es el cierre de Casa de Galicia ya que esta entidad tenía alquilada la sede del Cordón de los asturianos, lo que le permitía sanear los gastos ocasionados, ya que no podían durante la pandemia tener ingresos por el alquiler de salones de fiesta. Si bien ahora se puede volver a alquilar esos salones, la gente aún no está convencida de arriesgarse en grandes celebraciones, por lo que la economía de la institución corre el riesgo de verse seriamente dañada.

El novel presidente informó también que en junio se entregarán las medallas de oro y plata a quienes tienen 50 y 30 años de socios, en un acto en el que también se homenajeará “a los que ya no están con nosotros físicamente pero sí en nuestros corazones”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *