El BNG rechaza la ley exterior de la Xunta por carecer de estrategia, proyección e impacto económico para Galicia

Aboga por intensificar las relaciones con Portugal y establecer puentes con la “vieja y nueva diáspora”

El diputado del BNG, Luis Bará, durante su intervención.

El BNG presentó una enmienda a la totalidad a la Lei reguladora da acción exterior e cooperación para o desesenvolvemento por carecer de “estrategia, proyección e impacto económico para Galicia”, además de expresar “obediencia y sumisión a Madrid” y concebir la norma para una región, “no para una nación o nacionalidad histórica”.

En la defensa de la enmienda a la totalidad, el diputado del BNG, Luis Bará, cargó las tintas en los defectos de la ley y abogó por un nuevo texto para convertirla en una “ley de país”, no de un territorio o región. En este sentido, reclamó una ley de máximos y no una ley “raquítica y sin ambición”. Una ley que defina a Galicia en el mundo y como queremos que nos vean.

El BNG propone un acuerdo para una política exterior gallega que recoja las relaciones exteriores con un “mayor rango institucional” definiendo una estrategia, planificación y prioridades, entre las que destacó crear la “marca de país”.

Además, defendió instrumentos estables y dotados de medios como “Delegaciones en el exterior” priorizando Madrid, Lisboa y Bruselas y la formación  en las universidades en Relaciones exteriores y Diplomacia.

Intensificar las relaciones con Portugal

En este ámbito, propuso la entrada de Galicia en la Comunidade Países de Lingua Portuguesa ( CPLP), crear el Observatorio da Lusofonía y desarrollar la Lei Paz Andrade para potenciar la enseñanza del portugués, espacios de cultura y comunicación así como intercambios educativos y de cooperación científica.

Al mismo tiempo, el nacionalista consideró que la promoción exterior de Galicia también va de la mano del deporte y para eso, dijo, precisamos “deportistas de élite y con marca de país”.

Bará insistió en una ley exterior que  internacionalice a Galicia a través de la cultura y “en este ámbito contamos con la mejor embajadora, Rosalía de Castro. Urge crear el Instituto Rosalía de Castro de Promoción Exterior da Lingua e da Cultura Galega”, aseveró Bará. 

El nacionalista también apostó por una ley que represente a Galicia como tierra de acogida y de migración a lo que sumó el respeto a los derechos humanos, la diversidad cultural y lingüística, establecer puentes con la “vieja y nueva diáspora” y crear una Axencia Galega de Cooperación para o Desesenvolvemento.

La enmienda de devolución defendida por el BNG fue rechazada por el grupo mayoritario del Partido Popular.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *