El área sanitaria de Vigo pone en marcha un proyecto pionero en España para garantizar áreas libres de virus circulante

Se trata de un sistema de vigilancia y control ampliando la capacidad diagnostica del Covid-19 a través del procesamiento agrupado de muestras PCR diferentes

Demostración de la técnica, pionera en España, para analizar muestras agrupadas de PCR.

“Estamos desarrollando un proyecto pionero en España que marcará un punto de inflexión en la capacidad diagnóstica de la sanidad pública gallega frente al Covid-19, que nos permitirá garantizar áreas libres de virus circulante, y nos dotará, por tanto, de una nueva arma para seguir avanzando en la lucha contra este virus ”. Con estas palabras resumió el gerente del área Sanitaria de Vigo, Julio García Comesaña, la iniciativa que se está llevando a cabo en el Complejo Hospitalario vigués, en un encuentro con los medios de comunicación a través de videoconferencia.

En esta comparecencia del pasado 11 de mayo, el gerente -que estuvo acompañado por el jefe del servicio de Microbiología, Benito Regueiro-, informó de los detalles del sistema para el procesamiento agrupado de muestras PCR en la detección de coronavirusSARS-CoV2, que ya fue anunciado por el presidente de la Xunta de Galicia el pasado día 7.

Los laboratorios del servicio de Microbiología del Chuvi han probado con éxito este sistema, y están desarrollando un proyecto que permitirá ampliar de manera muy significativa su capacidad actual. Este Plan cuenta con la participación de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Vigo.

Pooling

Se trata de la puesta en marcha, por primera vez en España, de una técnica conocida como ‘pooling’, y que permite analizar en un único test las muestras de varios ciudadanos, multiplicando la capacidad de evaluación actual.

“Consiste en agrupar las muestras de diferentes personas y procesarlas juntas, como si fueran las de un solo individuo. Si el resultado del procesamiento de la muestra resultante es negativo, se infiere que cada una de las muestras originales son también negativas, con lo que se habría ahorrado el tiempo y capacidad que conllevaría el estudio individual de cada una de las muestras originales. Por lo tanto, este sistema resulta de gran utilidad y eficiencia en los entornos con mayor probabilidad de que los resultados sean negativos, como sucede en la actual fase de desescalada”, explicó el doctor Regueiro.

Si, por el contrario, el resultado global es positivo, se tienen que separar las muestras para volverlas a procesar, o bien dividendo la muestra conjunta en fracciones más pequeñas o analizando cada una de ellas de manera individual.

En el servicio de Microbiología del área Sanitaria de Vigo se procesan cada día unas 1.400 pruebas, utilizando distintos equipos, con distintas capacidades y velocidades de respuesta. Así, se habían realizado en esa fecha más de 45.000 PCR, entre ellas la mayoría de las tomadas en las residencias socio-sanitarias de la Comunidad gallega.

Según explicó Benito Regueiro “los sistemas de testamentado por grupos fueron utilizados por primera vez en el ejército americano para el diagnóstico de la sífilis; y este agrupamiento de muestras para RT-PCR ya ha demostrado su efectividad en estudios de cribado de VIH, Chlamydia, Malaria, Influenza etc. En el momento actual también se ha planteado la utilización de grandes pools de muestras para la detección de Covid 19 en Nebraska (USA) e Israel”.

Áreas estratégicas libres de virus circulante

Por su parte, García Comesaña reiteró que el objeto final de la puesta en marcha de esta técnica de agrupamiento es “además de permitirnos identificar lo antes posible la aparición de brotes de la enfermedad, garantizar áreas estratégicas libres de virus circulante y disponer de sensibilidad y capacidad analítica para una detección precoz de la infección emergente en estas zonas”.

En cuanto a los objetivos concretos de este proyecto, el gerente subrayó dos: identificar individuos infectados en poblaciones sanas -permite la detección de portadores asintomáticos de forma rápida y económica- y clasificar a las poblaciones según su prevalencia -de baja (1%) o elevada prevalencia (5%)-. Por lo tanto, esta clasificación facilitará obtener unos datos reales fundamentales para adoptar las medidas adecuadas de Salud pública en los clústeres con elevado índice de contagios .

Resultará de gran eficacia para testamentar a grupos de personas en grandes centros de trabajo, como personal sanitario, usuarios y trabajadores de las residencias sociosanitarias, así como colectivos de las áreas industriales.

Estudio preliminar exitoso

El servicio de Microbiología ya ha realizado un estudio preliminar con muestras agrupadas. Se desarrolló una prueba de concepto incorporando un robot que permite agrupar hasta 128 muestras. Con este equipamiento, sumado al habitual del servicio, se han procesado muestras de más de 8.000 personas, agrupadas con distintos niveles de prevalencia. Los resultados fueron muy satisfactorios y, de hecho, están siendo completados para ser publicados en una revista científica en los próximos días.

“Animados por estos resultados -argumentó Benito Regueiro- decidimos dar un salto cuantitativo y cualitativo, y diseñamos el equipamiento necesario para pasar a una fase de producción, compuesto por un robot de grandes dimensiones y capacidad de agrupamiento, y sistemas en cadena de extracción. Esta nueva estructura es la que nos va a permitir poner en marcha, de manera industrializada, la técnica de agrupamiento o Pooling y multiplicar por 20 nuestra capacidad”.

Para la incorporación de este equipamiento adicional se cuenta con la colaboración de la Fundación Amancio Ortega, que consideró que este proyecto contribuye a la incorporación de tecnología de vanguardia al sistema público de salud y encaja en su programa de lucha contra el Covid-19. La ayuda concedida por la Fundación asciende a 175.000 euros y permite cubrir el coste total de esta iniciativa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *