El apoyo de ERC y Bildu a los Presupuestos Generales del Estado fractura al PSOE

Felipe González se suma a las críticas de antiguos dirigentes socialistas

El Gobierno tiene asegurados  apoyos más que suficientes para aprobar su proyecto de ley de Presupuestos Generales de 2021. A falta de que Congreso y Senado culminen los pasos necesarios para que salga adelante, los anuncios de la semana pasada del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y EH Bildu de que votarán sí garantiza el éxito de la norma.

El líder de Bildu, Arnaldo Otegi, aseguró que su apoyo forma parte del “proceso” que debe permitir “crecer y alcanzar la república vasca”. Además, las fuerzas de la oposición vinculan el respaldo de esta formación, los herederos de Batasuna y simpatizantes de ETA, con el acercamiento a cárceles próximas a sus domicilios de 48 presos condenados por delitos terroristas durante el tiempo de la negociación presupuestaria.

Precisamente, el apoyo de Bildu y de los independentistas catalanes ha provocado una fractura en el seno del PSOE. A las discrepancias de barones socialistas como el extremeño Fernández Vara, el castellano-manchego García-Page y el aragonés Lambán se han unido con voces más críticas y duras antiguos dirigentes como el expresidente del Gobierno, Felipe González, el exvicepresidente Alfonso Guerra o exministros como José Luis Corcuera o César Antonio Molina. Felipe González censuró la falta de debate interno y rechazó los pactos con Bildu y ERC porque no defienden un proyecto compartido de país.

También resultaron polémicas las reclamaciones de ERC de eliminar el castellano como lengua vehicular en la enseñanza -aprobado en la nueva Ley de Educación-, retirar el control al gasto de la Generalitat, promover el indulto a los dirigentes catalanes condenados por el ‘procés’ secesionista o la exigencia de armonizar impuestos cedidos a las comunidades autónomas con el pretexto de obligar a la Comunidad de Madrid a subir su fiscalidad; con el consiguiente enfado de los dirigentes madrileños que se oponen de frente. Además, logró un 75% más de inversiones a Cataluña, muy por encima del resto de autonomías.

El PNV obtuvo los terrenos de un cuartel en San Sebastián, considerado esencial por el Ejército, y más inversiones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *