Manuel Rodríguez Santana: “El 98% de las solicitudes de ayudas de carácter humanitario que recibimos las estamos atendiendo favorablemente”

El director general de Emigración del Gobierno de Canarias anuncia la puesta en marcha de un nuevo programa de apoyo al retorno que contará con 100.000 euros y dos líneas de ayudas, una para facilitar la integración a quienes regresen a las Islas y otra para apoyar las iniciativas emprendedoras de emigrantes que vuelvan

Manuel Rodríguez Santana.

-Está claro que lo primero es saber cómo está viviendo la colectividad canaria en el exterior la situación de pandemia.

Depende un poco del país del que estemos hablando. Es evidente que para los emigrantes que están en países desarrollados la situación es mucho mejor que los que están en países con peor economía. Por concretar un poco, los que están en Europa la viven de manera similar a quienes estamos en España. Y entre los que están en Sudamérica y en Centroamérica tenemos dos focos importantes, que son Venezuela y Cuba. También porque son los países que acogen a un mayor número de canarios, 59.980 en Cuba y 56.150 en Venezuela de un total de 173.699 residentes en el exterior según el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero a 1 de enero de 2021. A como está la situación en ambos países se le une el tema de la pandemia por lo que los canarios que allí residen están en situación muy precaria y demandando ayuda para cuestiones básicas del Gobierno de Canarias y de todo el que les quiera ayudar.

En concreto, hace una semana me enteré de que habían fallecido de una Casa Canaria en Caracas ocho canarios. En Venezuela la información que nos llega, al igual que en Cuba, es que están viviendo una situación complicada.

-¿Y qué actuaciones ha desarrollado su departamento para atender esta complicada situación?

En un primer momento, a través de los compañeros de la Dirección General de Relaciones Exteriores, hemos mediado para procurar el regreso de los canarios a Canarias a los que el estallido de la pandemia les cogió fuera de España. Contactamos con ellos, tranquilizándoles, orientándoles y gestionando con el Ministerio de Asuntos Exteriores su regreso a España.

Y en cuanto a la atención de nuestra colectividad residente en el extranjero, hemos hecho un sobreesfuerzo para agilizar la concesión de ayudas de carácter humanitario que se han incrementado y que yo creo que se hubieran incluso incrementado más si todos los canarios necesitados hubiesen tenido la posibilidad de hacernos llegar las solicitudes. Sabemos que hay muchos más canarios necesitados que no tienen ni siquiera medios para hacernos llegar las peticiones de ayudas. Y también hay otros colectivos que tampoco conocen estas ayudas. Hemos hecho un esfuerzo para llegar a todos los rincones posibles para que se enteraran de esta posibilidad de ayudas, pero aún así sabemos que hay canarios que están necesitados y que no han podido hacernos llegar esas solicitudes de ayudas de carácter humanitario.

-Imagino que las entidades canarias en el exterior también habrán tenido dificultades, tanto en su mantenimiento como en el desarrollo de acciones asistenciales.

En ese sentido, las ayudas a las casas canarias también es otra línea de ayudas que hemos sacado adelante porque, si bien es cierto que en años anteriores las estas entidades tenían algo más de solvencia gracias a las aportaciones de los socios y a las actividades que hacían, al estar cerradas hemos tenido que hacer un esfuerzo para colaborar en sus gastos de funcionamiento y del pago de alquileres. Esto sobre todo en Península y en Baleares, donde también tenemos casas canarias.

-Centrándonos en la situación en Venezuela, ¿nos puede dar una visión actual de cómo está la colectividad en ese país concretamente? ¿Cuáles deben ser las prioridades a atender por parte de su departamento?

Los canarios en Venezuela tienen los mismos problemas que el resto de venezolanos y ahora mismo, sobre todo, problemas de movilidad. Muchas de las casas canarias están cerradas, otras funcionan con lo mínimo y han tenido que reorientar su actividad. Por ejemplo, una de las líneas de ayudas que tenemos es la de centros de día y consultorios médicos. Pues, en estos casos, los centros de día han tenido que cerrar y los directivos de las casas canarias que están colaborando con nosotros se han tenido que trasladar, los que han podido, porque la movilidad está restringida, a las casas de los canarios para hacerles llegar las ayudas de cuestiones básicas como alimentos y medicamentos.

También sé que la Fundación España Salud (FES), con la que tenemos un convenio, tiene problemas para la distribución de medicamentos fuera de Caracas por las mismas restricciones de movilidad y que lo están haciendo a través de los consulados honorarios que están en diferentes puntos del país. Estamos intentando llegar a los máximos rincones posibles con estas ayudas.

El director general de Emigración en la Casa Canaria de Cuba.

En Venezuela, ya digo, sabemos de algún canario que en estos momentos está comiendo de los contenedores de basura porque los recursos que tiene son prácticamente nulos. Queremos llegar a ellos, estamos llegando a todos los que tenemos constancia de que están en esta situación. Hace ya unos meses incluso nos enteramos de un canario que estaba mendigando por las calles, no tenía sitio donde quedarse e hicimos la gestión para conseguir que entrara en un centro de acogida canario.

Estamos, ya digo, haciendo las gestiones de carácter humanitario porque sabemos que hay un numeroso colectivo en Venezuela que lo está pasando realmente mal.

-¿La Delegación del Gobierno de Canarias en Venezuela estará desbordada?

Sí, desbordada y atada porque también sufre las restricciones de movilidad. No tenemos un salvoconducto que nos permita ir a cualquier lugar del país y hacer las visitas. Tenemos constancia de que el Gobierno venezolano, después de estar con la fórmula de una semana de confinamiento y una semana de trabajo, ha decidido prorrogar las semanas de restricciones porque la pandemia se ha extendido y se ha descontrolado y esto ha dificultado aún más las gestiones de todo tipo. Nosotros incluso tuvimos que ampliar el plazo para recibir las solicitudes para ser beneficiarios de la atención sanitaria a través de la FES y de las tarjetas de alimentos y medicamentos porque el confinamiento se agravaba y los canarios no podían desplazarse a las casas canarias para presentar la solicitud o a la Delegación del Gobierno de Canarias en Venezuela.

La situación del país en este tema es un poco caótica y sobre todo ha generado miedo. Es un término que escucho de los canarios que están allí. Miedo a salir a la calle, miedo a encontrarse con el virus, porque tienen verdadero temor y no se fían mucho de la información que están dando. Al principio de la pandemia, cuando yo hablaba con ellos, no conocían casos de canarios o de vecinos afectados por el coronavirus y ahora te los mencionan, como el caso que conté antes de los canarios que habían fallecido, y ya tienen constancia de vecinos que están sufriendo la pandemia.

-¿La situación es igual en Caracas que en el resto del país?

Es igual. Es decir, tienen las mismas carencias en todos lados. Caracas no tiene un tratamiento especial. Si hablamos de alimentos y medicamentos hay algo más de posibilidades de conseguir estos bienes básicos en Caracas, ya que hay más establecimientos, pero en otras ciudades y ya no te digo en los pueblos pequeños, donde tenemos constancia que hay canarios, se hace imposible conseguir productos básicos y están sobreviviendo, alternando con cuatro productos básicos que consiguen.

Y en el tema sanitario es peor. Cuando uno cae enfermo tienen miedo a entrar en el sistema sanitario venezolano. Alguno me ha dicho que es un camino sin retorno. Por eso intentamos, con las ayudas humanitarias y el convenio con la FES, que si hay alguien que cae enfermo por lo que sea procuramos evitar que entren en el sistema sanitario público, porque eso no nos da ninguna garantía y por eso ayudamos que se puedan hacer sus tratamientos en el sistema sanitario privado que algo más de garantías tienen de salir con éxito.

-¿Qué recursos económicos se destinan a los canarios en Venezuela?

Hemos incrementado prácticamente todas las líneas de subvención en cifras importantes, teniendo en cuenta que, aunque las cifras aquí puedan parecer que son escasas, que a lo mejor en algún caso si puedan ser escasas, pero teniendo en cuenta el cambio, tanto en Venezuela como en Cuba y otros países como Argentina, se trata de bastante dinero. El convenio con la Fundación España Salud ha pasado de 800.000 a un millón de euros lo que supondrá aumentar el número de beneficiarios de atención sanitaria de 845 canarios mayores de 65 años a 1.570.

“El convenio con la Fundación España Salud ha pasado de 800.000 a un millón de euros lo que supondrá aumentar el número de beneficiarios de atención sanitaria en Venezuela de 845 canarios mayores de 65 años a 1.570. En cuanto a las tarjetas para medicamentos vamos a pasar de 1.800 beneficiarios en 2020 a 2.240 este año y los de la tarjeta de alimentos se incrementarán de 3.000 a 3.365 personas”

En cuanto a las tarjetas para medicamentos vamos a pasar de 1.800 beneficiarios en 2020 a 2.240 este año y el número de beneficiarios de la tarjeta de alimentos se incrementará de 3.000 a 3.365 personas.

También quisiera destacar que este año hemos oficializado la posibilidad de que los canarios nacidos en Venezuela mayores de 18 años puedan acceder a las tarjetas de alimentos y medicamentos porque hemos valorado que son igual de canarios que sus padres y que tienen las mismas necesidades.

Hemos recibido unas 6.200 solicitudes de tarjetas de alimentos y medicamentos y vamos a hacer el esfuerzo para que a lo largo de todo el año, mes a mes con las tarjetas de alimentos y bimensualmente con las de medicamentos, puedan comprar esas medicinas y esa comida que necesitan.

En cuanto a Cuba estamos dispuestos a incrementar la partida para atender las solicitudes que nos van llegando.

-¿Estas ayudas de carácter humanitario son accesibles?

Cerca del 98% de las solicitudes de ayudas de carácter humanitario las estamos atendiendo favorablemente ya sean de Venezuela o Cuba, o cualquier otro país como Uruguay, Argentina, Chile porque en ellas quedan acreditadas las situaciones de necesidad. Si de aquí a final de año nos quedamos sin dinero para estas ayudas, haremos las modificaciones que sean necesarias para que ningún canario se quede atrás.

-¿Hay pendientes otros programas de apoyo a la colectividad canaria del exterior?

Además de estas ayudas que hemos comentado -la asistencia sanitaria a través de la FES y las tarjetas de alimentos y medicamentos-, a lo largo del año nos iremos comunicando con las entidades para la puesta en marcha de las ayudas a centros de acogida y para obras y reformas en las casas canarias.

Y no hay que olvidar que también estamos trabajando con las ayudas a domicilio para atender a los canarios del exterior enfermos o con dificultades de movilidad. Estamos prestando este servicio en diferentes puntos de Venezuela para que puedan tengan una asistencia semanal, les ayuden a asearse, a preparar la comida, adecentar la casa. No se trata de convocatorias con fechas escritas sino que son líneas de subvenciones y de ayudas que están abiertas a lo largo del año.

-¿Cuándo prevé que podrá visitar a los canarios en el exterior?

Bueno, sin tener información concreta, coincido con lo que adelantó el presidente Pedro Sánchez de que lo más probable es que primero saldremos de la pandemia quienes estamos en España con el avance de la vacunación y luego lo harán en otras zonas del mundo como Iberoamérica. Sí espero que a finales de año las casas canarias allá ya puedan reunirse y mantener una actividad más o menos normal, con algunas limitaciones, pero en una situación mejor que la que hay ahora.

Ya están cerca las fechas de que, por lo menos en España, termine el estado de alarma. No sé si esto me va a permitir visitarles y estar cerca, pero bueno, a poco que pueda viajar y tener ese contacto personal este director va a estar allá donde están los canarios.

-La pandemia nos ha obligado a todos a utilizar las nuevas tecnologías para comunicarnos. ¿Cómo ha aprovechado su departamento esta oportunidad?

Soy una persona que me gusta el contacto personal con los canarios del exterior y hemos tenido que renunciar a esta filosofía y hemos tirado un poco de las nuevas tecnologías, pero también de las no tan nuevas. Un sistema que me está funcionando bien es el de las llamadas telefónicas. Con frecuencia contacto con canarios en diferentes países y hablo con ellos para que noten la cercanía y que sepan que desde el Gobierno de Canarias, a pesar de este problema que tenemos de comunicación y de contacto, no nos olvidamos de ellos.

Con hijos de emigrantes canarios en Ciego de Ávila, Cuba.

En algunos casos se está dando, sobre todo en Venezuela, que hay canarios que son mayores y que están solos y que por el hecho de que uno hable con ellos lo agradecen, aparte de la ayuda que les pueda llegar. Pero el hecho de hablar con estas personas que están solas, hacerles un poco de compañía y transmitirles un poco de calor humano lo agradecen y creo que es un buen trabajo que estamos haciendo desde la Dirección General.

Estamos utilizando también, dentro de las posibilidades, las videoreuniones, pero si bien esto lo hicimos en alguna ocasión vemos que hay dificultades de comunicación. En Cuba y Venezuela no es tan sencillo como aquí el acceso a la tecnología que asegure la realización de videoconferencias con garantías.

-Este año su departamento ha lanzado la página web Rincón Emigrante Canario. ¿Qué balance nos puede hacer de ella?

La web Rincón Emigrante Canario ha tenido una aceptación importante y a través de este punto de encuentro, la Dirección General de Emigración intenta comunicarse con los canarios de todo el mundo. Tanto esta web como nuestra página en Facebook (Emigración Gobcan) llegó a tener en redes un alcance potencial de un millón de visualizaciones. Además, durante el concurso que lanzamos a través de Rincón Emigrante Canario se registraron cerca de 1.400 personas que votaron a las obras presentadas.

Creemos que esta iniciativa está cumpliendo sus objetivos, tanto como fuente informativa para los canarios en el exterior como punto de encuentro de la colectividad ante la imposibilidad de organizar los encuentros de tradiciones canarias y tener reuniones.

-En materia de retorno, ¿qué actuaciones tiene previstas la Dirección General?

En los presupuestos de la Comunidad Autónoma para este año hemos retomado la posibilidad de facilitar el retorno de los canarios del exterior y hemos comenzado de forma humilde, con una partida de 100.000 euros. Estamos trabajando en ello y la idea es establecer dos líneas de ayudas. Por un lado, ayudas de tipo social dirigidas al retornado y sus descendientes hasta primer grado con el objetivo de facilitarles su establecimiento en las Islas, sobre todo en el primer año que es más complicado.

La otra línea estará dirigida a ayudar a quienes quieran poner en marcha una iniciativa empresarial o un negocio para apoyar a estos retornados emprendedores y que esas iniciativas se puedan mantener en el tiempo.

La buena noticias sería que nos viésemos obligados aumentar esa partida inicial de 100.000 euros si el programa tiene buena acogida, algo que estamos dispuestos a hacer.

Por otro lado, estamos barajando la posibilidad de establecer para el 2022 unas ayudas a aquellos canarios que tengan que hacer un viaje desde la Península o Baleares a las Islas por algún motivo puntual. Estos canarios, que no están empadronados en Canarias, no se pueden beneficiar de los descuentos para viajar al resto del territorio español de los que sí disfrutan quienes residen aquí. Y estamos estudiando la posibilidad de ofrecer esta ayuda puntual para determinados casos.

-Actualmente está en tramitación en el Congreso la reforma del voto exterior y la derogación del voto rogado. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Entiendo que la propuesta que actualmente se está trabajando en el Congreso mejora con mucho la situación que hay ahora mismo. Sé que la propuesta que se está trabajando incide un poco sobre la posibilidad de que se puedan descargar las papeletas por medios telemáticos. Si bien esto sería un avance, imagino que se pondrán los medios de control necesarios ya que los españoles y los canarios que residen en el exterior no siempre tienen los medios para hacerlo y podría darse el caso de que acudan a terceras personas con el riesgo de que se pueda orientar el voto descargando solo las papeletas que le interesen a esa tercera persona. Es un poco la preocupación en ese sentido.

Por otro lado, si bien debemos caminar hacia la eliminación del voto rogado, urge una actualización del censo, poniendo todos los medios informativos y de publicidad para que los españoles en el exterior puedan actualizar sus datos.

En mis visitas al exterior no percibo un desánimo respecto a la participación electoral, sino todo lo contrario.

-Otro asunto que preocupa a los españoles en el exterior es el acceso a la nacionalidad.

Yo entiendo que el descendiente de un español debe ser español, da igual dónde haya nacido y la edad que tenga, y si quiere optar a esta nacionalidad pues debemos facilitarle los trámites y deben ser sencillos, como son en España. También quiero hacer mención a que muchos de los canarios que están en el exterior me trasladan que en su momento no pudieron optar por la nacionalidad por problemas económicos, de desconocimiento o de lejanía del lugar donde había que hacer la gestión, y creo que hay que buscarles una solución y ofrecerles la posibilidad de que se sienta no solo sentimentalmente español sino que también pueda acreditar su españolidad. Igual hay muchos detalles y aristas que sopesar, pero esta es la demanda que he percibido y que me han transmitido.

-Por último, ¿qué mensaje enviaría a los canarios en el exterior?

Quiero decirles que desde la Dirección General de Emigración y desde la Viceconsejería de Acción Exterior del Gobierno de Canarias no olvidamos a los canarios del exterior y estamos en disposición de hacer todos los esfuerzos que estén en nuestras manos para que ningún canario se quede atrás. Quiero transmitirles que mi trabajo es preocuparme las 24 horas por ellos y allí donde estén estamos dispuestos a ayudarles en la medida de nuestras posibilidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *