Con la Ley en la mano

¡Deben pedir perdón!

Por Ricardo Martínez Barros

Ricardo Martínez Barros.

Todos, absolutamente todos, o casi todos (desde la derecha más radical a la izquierda antisistema) ¡deben pedir perdón! Diez años tomándole el pelo a la emigración española y un siglo olvidándose de unos seres que fueron llamados como mano de obra y resultaron ser personas, como alertaría en 1965 el escritor suizo Max Frisch.

Todos, sin lugar a duda, todos son-somos culpables de una actitud miserable, mezquina, egoísta e insolidaria cuando olvidamos que más de dos millones de españoles han tenido que marcharse de este país, no por impulsos telúricos o ráfagas de trashumancia, sino porque “había carencia de patatas y pan”, en palabras del recordado escritor gallego Julio Camba.

Todos, absolutamente todos los representantes políticos, incluso los que hace 10 años no estaban allí, son culpables de que los emigrantes españoles no dispongan ni de los medios, ni de los procedimientos, ni de los sistemas adecuados que les permitan participar en las decisiones de su país que, de momento, sigue siendo España.

Dedicamos telediarios y tertulias, preñadas de tonterías y noticias intrascendentes o cuando no indecentes, para hablar de las maldades y bondades de unos y otros, escorándose a derecha o izquierda según el tinte partidista con el que se haya embadurnado la pantalla del televisor o del aparato receptor, y ni un segundo a un fenómeno que ha logrado y está logrando para la economía de este país una descarga en la tensión del desempleo, un alivio en los gastos sociales (¿a cuánto asciende la partida presupuestaria dedicada a los gastos sociales de los emigrantes?) y un engorde en el envío de divisas, amén de las inversiones directas que se muestran en muchas ciudades y pueblos de nuestra nación. Y este colectivo, que además no la emprende con la destrucción del mobiliario urbano, sólo pide que se le deje votar “en paz y con garantías”.

No basta con tener la iniciativa parlamentaria para eliminar el “voto rogado”. La emigración española se merece un poco más que un “gesto legislativo” (cuya elaboración y tramitación debiera ser una labor de todos los partidos, bajo los principios de diálogo y sensatez, y con una comisión de expertos y representación de los afectados). Pero no se está haciendo así. La emigración se merece tanto respeto y atención como se exige y dedica a otros colectivos menos numerosos y que no dan tanto y reciben mucho más de la sociedad española. Seamos claros y comencemos a rasgar esas telas de tabúes que lo único que hacen es esconder el clima de tensión y agresividad del que se ha infectado nuestro entorno, principalmente provocado por esos dirigentes que están más ocupados en sus futuros puestos en los consejos de administración de las grandes empresas que en hacer posible lo que es necesario. Y necesario es ocuparse más y durante más tiempo de un problema que se llama EMIGRACIÓN, a la que deben-debemos pedir perdón cuanto antes.

Ricardo Martínez Barros es el fundador del Despacho Martínez Barros en Vigo, uno de los más prestigiosos y grandes de Galicia, formado por abogados gallegos. Director de los servicios jurídicos del R.C. Celta y Vicepresidente en su día. Persona ligada a la emigración con más de 1.500 artículos publicados en varios medios.

4 comentarios en “¡Deben pedir perdón!

  1. Hola, soy uno de ellos, mis padres me trajeron a Argentina en 1948 con diez meses de vida emigraron por hambre nunca pude volver a reconocer el lugar donde nací Moraña

  2. Estimado Ricardo,
    Qué importante que un profesional español como tu caso, exprese claramente la situación que estamos viviendo los descendientes de españoles y describa también la deplorable actitud de algunos políticos españoles que una y otra vez impiden que se sancione una ley justa de nacionalidad para estos descendientes. En mi caso particular mi Abuela por parte de mi Madre nació en España, soy profesional y empresario y estoy interesado en obtener la ciudadanía española para poder iniciar negocios en ese país situación que también involucra a mis hijos. No me interesa que me regalen nada ni que me den ningún tipo de ayuda, simplemente que me permitan desarrollar libremente mis ideas emprendedoras.
    Es ridículo que este Gobierno Español exponga como excusa un presupuesto ínfimo para impedir la necesaria reforma de supuestos para el acceso a la ciudadanía, es evidente que no posee ningún interés en el tema y que además no lo sabe disimular.
    Agradeciendo tus expresiones, te envío un gran saludo.

  3. Toda mi familia son españoles de origen, mi abuelo, madre ,hermana y yo no puede se español por ser hijo mayor de edad. Que discriminación hay en ese gobierno español, será que no aman a sus hijos mayores.

  4. como si fuéramos descendientes ..por que razón????? España invadió América le mato el hambre a muchísimos españoles que migraron de una guerra así agradecen y reconocen sus descendientes vergonzoso

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *