Daniel Santos, un gallego retornado de Hungría que ofrece soluciones de iluminación para establecimientos comerciales

Mantuvo un encuentro con el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, quien destacó el apoyo de la Administración autonómica a este tipo de iniciativas que favorecen el retorno

Daniel Santos Canelles y Antonio Rodríguez Miranda.

El joven de origen gallego Daniel Santos Canelles retornó desde Hungría en 2018 y puso en marcha la firma Vitien que desarrolla por vía telemática y mediante la cual se ofrece diseño de iluminación y equipos para empresas gallegas, teniendo entre sus clientes a Roberto Verino.

El 16 de junio Santos Canelles fue recibido por el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda. Este emprendedor recibió en 2018 una ayuda del departamento de la Xunta para la puesta en marcha de su proyecto empresarial dedicado a proporcionar soluciones de iluminación para establecimientos comerciales.

“Desde la Xunta de Galicia apostamos por el retorno de nuestros gallegos, porque, como en el caso de Daniel Santos, traen consigo un conocimiento importantísimo que aporta valor añadido y que nos permiten avanzar como sociedad”, explicó Miranda.

Para la puesta en marcha de este negocio, Santos Canelles, que había desarrollado labores de ingeniería para iluminación led en una gran multinacional en Hungría, contó en 2018 con una ayuda de la Secretaría Xeral da Emigración de 6.000 euros, a través de la línea de ayudas a emprendedores retornados.

El secretario Xeral da Emigración destacó la importancia del impulso empresarial de los gallegos retornados, “que apuestan por poner en marcha nuevas empresas, apostando muchas de ellas por las nuevas tecnologías, y que favorecen el retorno, el traslado a Galicia de experiencias de otros países y la creación de empleo”.

Rodríguez Miranda aprovechó la visita para recordar que continúa abierta esta nueva línea de ayudas, que en 2021 cuenta con un presupuesto de 800.000 euros. El pasado año, se beneficiaron de la misma 94 emprendedores retornados.

Este programa de ayudas al emprendimiento de los retornados cuenta este año con una línea especial a causa de la covid-19, “ya que somos conscientes de las dificultades que supone emprender y más en un tiempo tan complejo como el que estamos viviendo con la actual pandemia”. El plazo de presentación finaliza el próximo 30 de septiembre.

Las ayudas son de 5.000 euros en el caso de la primera línea (aumentables en 1.000 si la beneficiaria es mujer y otros 2.000 si se ponen en marcha en un ayuntamiento rural) y de 3.000 en el caso de la segunda línea.

Esta línea de subvenciones tiene como fin favorecer el retorno a la comunidad autónoma de los gallegos residentes en el exterior de forma que puedan fijar su residencia e integrarse social y laboralmente en la sociedad, realizando en ella sus actividades empresariales y profesionales, favoreciendo así el desarrollo del tejido empresarial de Galicia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *