Crean un grupo de trabajo para estudiar la puesta en marcha de la Fundación España en Uruguay

El objetivo sería crear una entidad que agrupe a todas las instituciones y atienda las necesidades de jóvenes y mayores

Intervención del cónsul español, José Rodríguez Moyano, en la asamblea de la FIEU.

Tal como había adelantado en exclusiva España Exterior, continúa la campaña para formar una fundación que nuclee a todo el colectivo español radicado en Uruguay, para lo que se ha conformado un grupo de trabajo informal encabezado por el propio cónsul Rodríguez Moyano, el presidente de la FIEU, Jorge Torres Cantalapiedra, el consejero de Empleo y Seguridad Social, Benito Díez Arce, la consejera del Consejo de Residentes Españoles (CRE), Inmaculada Cedrés, el directivo del Hogar Español, Antonio Fernández, y la presidenta de Asociación de Empresarios Gallegos de Uruguay (AEGU), Elvira Domínguez.

A esta comisión han llegado cartas de adhesión de casi una veintena de instituciones, que le han dado el espaldarazo a una idea que surge de un diplomático que tuvo una experiencia en Rusia de cómo el colectivo español desaparecía ante sus ojos.

Rodríguez Moyano explicó que, en su experiencia diplomática tanto en Iberoamérica como en Europa oriental y Rusia, “en todos ellos la colonia española estaba dividida. Había quienes querían ser cada uno la cabeza de ratón y había piques personales en casi todos los países. Incluso en los países donde había una sola institución había mucha enemistad entre unos y otros. Pongo el ejemplo de Rusia donde hay solo la Casa de España y ahora ya han dejado de pelearse porque ya casi no queda nadie y si se pelean no tienen con quién hablar”.

Confesó de forma contundente que “lo que me di cuenta es que había que unirse”.

Informó que “el otro día concurrí a una institución que se llama España y que está aquí en Montevideo. Se trata de los sefardíes españoles que me invitaron a festejar el acto de los 526 años del decreto de expulsión de los judíos sefardíes”. Reconoció que “fue una gran satisfacción ver que después de tantos años todavía continúan su sentimiento de amor a España”, pasado de generación en generación y que “muchos de ellos hablan el idioma antiguo que usaban en la época de ser expulsados”.

El cónsul general reflexionó acerca del colectivo institucionalizado en Uruguay que “he visto que no habéis sabido o no habéis podido integrar a las generaciones más jóvenes, y el problema que tenéis ahora es que muchas de las instituciones no tenéis recambio generacional. Es decir, que dentro de cinco, siete o diez años, solo va a existir el edificio (del club), no va a existir nada más”, aseguró.

Afirmó que “las instituciones crecen y se desarrollan porque tienen una meta, un objetivo y si no lo tienen desaparecen. Cuando se crearon vuestras instituciones, hace muchos años algunas de ellas, hace 150 años como la de Salto, se crearon porque respondían a las necesidades que tenían los españoles que vivían en ese momento que eran unirse, recordar a España que muchos de ellos no la volverían a ver más, conocerse, conocer a sus parejas, que sus hijos mantuvieran la llama de España, tener la protección sanitaria, hacer las fiestas y comer sus paellas, cocidos y fabadas. Esto que fue lo que creó a estas sociedades, lo que formó la unión y sobre todo la necesidad, porque llegaban aquellos emigrantes tan humildes y no sabían qué hacer. Pero esa situación ya no existe y entonces o le dan un sentido a las instituciones que tenéis ahora o desaparecerán con vosotros. Quedará alguna con el nombre español, pero ya de España quedará muy poco”, afirmó.

También explicó que “España ha sido muy generosa con la nacionalidad española”, lo que posibilita que hoy “tenemos a 70.000 españoles en el Uruguay”. Se puede decir que dos de cada cien residentes uruguayos son españoles y casi quince de cada mil tienen la doble nacionalidad. Rodríguez les explicó a los directivos de las instituciones españolas que “muchos de ellos no saben que vosotros existís porque a lo mejor habéis quedado anclados en una época y además no habéis sabido integrar a las generaciones siguientes”.

Ante esta situación fue que surgió la idea de crear una fundación “que una a todos y que se llame Fundación España, porque más en este momento la palabra España es un orgullo para la inmensa mayoría”. Agregó que “podemos agrupar a todas las instituciones, inclusive las que no están federadas, con objetivos concretos. Uno dirigido a los jóvenes, que sería crear un centro de postgrados español fundamentalmente en el ámbito tecnológico -como me dijo el contador Julio Iglesias- para dar salida profesional en Uruguay a los hijos y nietos, pero también a los mayores que quieran perfeccionarse o mejorar profesionalmente”, aseguró.

Explicó que “no es para que España dé dinero, porque España no está para dar mucho dinero ya, pero si para que os organicéis y se vea qué medios se necesitan y a lo mejor se consiguen fondos” que pueden posibilitar que “docentes vengan un par de semanas o dicten cursos ‘on line’ o los alumnos puedan tener practicas en España”.

Rodríguez Moyano subrayó que “una fundación será la unión de todos: hablareis con una sola voz ante las autoridades uruguayas para conseguir muchas cosas que hoy no se consiguen, y ante las autoridades españolas demostrarán que sois uno solo” aseguró.

Sobre los mayores y el Hogar Español

Reflexionando sobre la vejez de los emigrantes españoles, el cónsul general clarificó que “con la ayuda al Hogar Español nos está reuniendo también para tener idea y ver qué futuro tiene, porque la fundación es una plataforma de comunicación donde, por ejemplo, vendrán y dirán yo tengo este problema ayúdenme, y entre todos aportar ideas para solucionarlo”.

En este encuentro con directivos, el cónsul aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a colaborar y estar presentes en la romería del 8 de abril del Hogar Español, pero aseguró que “la idea de la fundación tiene que ser una idea vuestra, porque si tenéis una fundación con objetivos de futuro que ofrezca los servicios y llene las necesidades tanto de los jóvenes como de los mayores, tendréis el futuro asegurado sino van a ir desapareciendo”.

Finalmente subrayó ante las cartas de apoyo que entones “tenemos vuestro apoyo, el esfuerzo para ver si encontramos los medios y se hará lo que se pueda, y si sale para adelante será una obra colectiva de todos” los españoles de Uruguay.

2 comentarios en “Crean un grupo de trabajo para estudiar la puesta en marcha de la Fundación España en Uruguay

  1. Pues como española e hija de un español que emigró a Uruguay como madre de españoles. El orgullo más grande es mi bandera de España todo mi humilde apoyo a ésta buena iniciativa. Las generaciones jóvenes emigradas a Uruguay necesitan de un grupo de pertenencia que les represente y ayude a perpetuar y difundir la cultura española y sus intereses y necesidades.

  2. También puedo decir cómo Uruguaya que las instituciones gallegas son muy cerradas para los que siempre nos sentimos gallegos y recién con la ley de “memoria “ pude obtenerla y por las edades mis fijos no pudieron. Yo no pude obtenerla porque mi padre había fallecido cuando yo tenía un año. Que una vez que hable con un Cónsul me lo dijo. Que culpa tenia si mi padre había muerto? Se me castigó por ello además?!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *