Con una nueva entrega de 136 pasaportes, ascienden a 5.761 los sefardíes venezolanos que adquieren la nacionalidad española

“España quiere hallar un punto de encuentro entre esos descendientes de aquellos judíos expulsados y los españoles de hoy y les invita a formar parte de una patria plural, abierta, tolerante, orgullosa de sí, compasiva, moderna y feliz de abrir los brazos a todos ustedes" afirmó el encargado de Negocios de la Embajada, Ramón Santos

Ramón Santos con los miembros de la comunidad sefardí en Venezuela que recibieron el pasaporte español.

Las autoridades españolas en Venezuela, representadas por el encargado de Negocios de la embajada, Ramón Santos, acompañado por el cónsul general, Juan José Buitrago, entregaron el pasado 17 de diciembre 136 pasaportes a los nuevos nacionalizados españoles, bajo los lineamientos de la Ley 12/2015, de 24 de junio, que rige la concesión de la nacionalidad española a los descendientes de los sefardíes originarios de España.

El acto se llevó a cabo en la sede de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV) y contó con la presencia del presidente de la AIV, Édgar Benaim, y la presidenta del Consejo de Residentes Españoles (CRE), Isabel Jara.

El inicio de la actividad fue la proyección de un audiovisual en el que se explica la conexión del pueblo judío con España. Posteriormente, Isabel Jara, presidenta del CRE, tomó la palabra para darle la bienvenida a los nuevos ciudadanos y los invitó a sentirse orgullosos de ser españoles.

Un momento del acto de entrega de pasaportes.

Continuó Édgar Benaim, quien agradeció a todas las autoridades españolas por la labor que están adelantando junto con la comunidad israelita. Exhortó a los presentes a comprometerse con España, “ya que este pasaporte representa una dignificación de la comunidad puesto les permitirá reunirse con sus familias y ser vistos de otra manera en muchos países del mundo”.

Para finalizar el acto, tanto el cónsul general, Juan José Buitrago, como el el encargado de negocios Ramón Santos, se refirieron al carácter de reparación histórica y moral que tiene Ley 12/2015, a través de la cual España ha querido satisfacer una legítima pretensión de las comunidades de la diáspora sefardí, cuyos antepasados se vieron forzados al exilio en 1492, introduciendo un nuevo cauce para obtener la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España que probaran esa condición y su especial vinculación con el país, con independencia de que tengan o no fijada allí su residencia.

Ramón Santos señaló que “España quiere hacer de su reparación algo más que simple justicia poética, algo más que simplemente hacer ese reconocimiento, quiere hallar un punto de encuentro entre esos descendientes de aquellos judíos expulsados y los españoles de hoy y les invita a formar parte de una patria plural, abierta, tolerante, orgullosa de sí, compasiva, moderna y feliz de abrir los brazos a todos ustedes, que han decidido acudir a esta llamada al reencuentro”.

El 17 de diciembre se entregaron 136 nuevos pasaportes, lo que supone que hasta la fecha el total de venezolanos de origen sefardí nacionalizados en virtud de esta norma asciende a 5.761.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *