Científicos españoles en el exterior piden al Gobierno oportunidades para retornar

Así se lo solicitó la presidenta de la asociación del colectivo en Bélgica, Ana Barragán, a la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant

Ana Barragán y la ministra Diana Morant.

La presidenta de la Asociación de Científicos Españoles en Bélgica y vocal de la Red de Asociaciones de Investigadores y Científicos Españoles en el Exterior (Raicex), Ana Barragán, pidió a la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, en nombre de los científicos en el extranjero, oportunidades para retener y atraer talento científico, así como el retorno de aquellos que se vieron obligados a trabajar en el extranjero.

“Estamos aquí para que se nos escuche. Somos un colectivo muy grande y desde hace muchos años se viene hablando de la fuga de cerebros”, reivindicó Barragán tras mantener un encuentro en Bruselas con la ministra española el pasado 28 de septiembre.

Barragán tendió la mano al Gobierno de España para trasladar el conocimiento sobre los sistemas de otros países que han podido conocer para transformar el español.

Porque existe en muchos países, prosiguió, “medidas que funcionan muy bien y que permite a científicos e investigadores tener una carrera más estable de la que se tiene hoy en España”, por lo que esta asociación quiere, dice, hacer de «canal» entre los países en los que están y España para «asesorar al sistema español de ciencia y tecnología”.

“Queremos que nuestro país sea atractivo para cualquier investigador, no importa de qué nacionalidad, cuando lo consigamos seremos una potencia científica reconocida mundialmente”, afirmó Barragán.

En este sentido, abogó por una “necesaria” mayor inversión en ciencia de innovación, que el pasado año en España rozó el 1,5 % del PIB, mientras que en la media de la UE supera el 2 % “y quiere llegar al 3 %, por lo que nos tenemos que subir al carro si no, no llegamos”, advirtió, además de incentivar la colaboración entre el sector académico y el privado.

Barragán, que hizo su doctorado en protonterapia, no se plantea por el momento regresar a España, pero no por ello “hay que olvidar que hay muchos científicos que sí desean volver o que no queremos estar limitados”.

Por su parte, la ministra de Ciencia e Innovación llegó al encuentro con la intención de hacer una “escucha activa” para conocer “qué tendría que haber hecho España para que no se fueran”.

“Gracias a esas aportaciones esperamos dibujar desde el Ministerio esa carrera científica estable que dé certezas para que nadie más tenga que decidir irse de su país porque este le haya dado la espalda”, afirmó a Efe Morant, quien se trasladó a la capital belga para participar en un consejo de ministros europeos de Investigación

Por ello, quiso trasladar a Barragán las líneas que su cartera quiere seguir para “capacitar” a España con mejores oportunidades, entre ellos un plan por el talento en el que se proyecta 2.500 puestos en los próximos años para realizar una carrera científica.

El objetivo es “retener el talento y recuperar el que se nos fue y, a la vez captarlo” y que la movilidad entre Estados miembros sea en pos de una mayor cualificación del investigador “no una obligación porque no ha encontrado la oportunidad de desarrollar su carrera”, detalló Morant.

Asimismo, abrió la puerta a impulsar un plan de choque amparado por el plan de recuperación español para repatriar a la diáspora de investigadores españoles.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *