Cataluña y las sospechas sobre sus ministros amargan la legislatura a Pedro Sánchez

Los titulares de Justicia, Ciencia y Educación en entredicho por varios asuntos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la 73 Asamblea General de Naciones Unidas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, regresó de un viaje de una semana a Canadá y Estados Unidos, donde intervino ante la Asamblea General de las Naciones Unidas para reafirmar el compromiso de España con el multilateralismo y los valores de la ONU, con el sabor amargo de la mayoría de las portadas de los medios de comunicación centradas en el conflicto de Cataluña y en la situación complicada de sus ministros.

En este sentido, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, fue reprobada por el Senado por dudar en el respaldo al juez Pablo Llarena ante la Justicia belga y por su relación de amistad con el excomisario José Villarejo en prisión provisional como presunto autor de delitos muy graves, por lo cual casi todo el arco parlamentario pidió su dimisión.

A esto se unió el hecho de que el ministro de Ciencia, Pedro Duque, tenga dos viviendas a nombre de una sociedad patrimonial, cuando el propio Pedro Sánchez había asegurado en 2015 que “si tengo a un responsable político que crea una sociedad para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera”. Finalmente, hay polémica también sobre los bienes que declara la titular de Educación y portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa, y el valor que les corresponde.

En cuanto a Cataluña, se cumplió un año del referendum ilegal del 1 de octubre de 2017 sin más incidentes que los enfrentamientos de radicales soberanistas con las fuerzas del orden. Esto, unido a las discrepancias cada vez mayores entre los socios de gobierno, ERC y Junts per Catalunya, en este caso por el cumplimiento de la sentencia que suspende a 6 diputados procesados o huidos de la Justicia, provoca una mayor fragmentación entre los partidos independentistas.

En el bando constitucional, la situación no es tampoco halagüeña con PP y Ciudadanos reclamando al PSOE la aplicación del artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía en Cataluña o elecciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.