Canarias es la única comunidad española excluida del confinamiento nocturno

Tiene las cifras más favorables de todo el Estado en cuanto a la contención de la Covid-19

Canarias quedó excluida, y es la única excepción, de la limitación horaria que se impone en toda España en el nuevo decreto de estado de alarma, que establece la restricción de movimientos, o confinamiento nocturno, entre la 23:00 horas y las 6:00 horas. Así lo comunicó el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, tras la celebración el 25 de octubre de un Consejo de Ministros extraordinario. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, valora positivamente esta decisión del Gobierno central, que había sido solicitada previamente por el Ejecutivo regional. “De momento, no es necesario que se imponga en Canarias ningún toque de queda”, apunta Torres. El jefe del Ejecutivo canario considera que, con la entrada en vigor del nuevo decreto de estado de alarma en toda España, los gobiernos autonómicos disponen de un marco común que ofrece seguridad jurídica para tomar las decisiones oportunas.

La razón para que Canarias quede excluida del confinamiento nocturno es que el Archipiélago tiene las cifras más favorables de todo el Estado en cuanto a la contención de la Covid-19. En ese momento, las Islas registraban una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 82,7 casos por cada 100.000 habitantes, siendo de 44,3 casos en los últimos 7 días, cifras que suponen la mitad de lo que se registraba a principios de septiembre. La positividad en esos momentos también era las más baja de todo el país. El día 24 tuvieron resultado positivo solo un 2,5% de las pruebas realizadas.

Ángel Víctor Torres recordó que “si se ha logrado tener los datos más favorables de todo el país, ha sido gracias al compromiso y la concienciación de la población canaria, que ha cumplido con las normas preventivas que se empezaron a tomar en agosto para el control de la pandemia”. Algunas de esas normas que ya fueron tomadas en Canarias hace dos meses fueron la cancelación del ocio nocturno; la limitación del número de personas en las reuniones; la prohibición de fumar caminando o si no se guardan los dos metros de distancia; el aumento de la vigilancia y el incremento de las sanciones.

Torres resaltó que “esas reglas han dado buenos resultados”, no obstante, insistió en que “no se bajará la guardia y se tomarán las medidas que sean precisas en función de la evolución de la pandemia en el Archipiélago y las indicaciones de los expertos”.

De hecho, el 29 de octubre, el presidente de Canarias afirmó, tras el Consejo de Gobierno celebrado en Las Palmas de Gran Canaria en el que se aprobó el decreto ley que regulará la llegada de turistas a las Islas ante la crisis de la Covid-19, que estas medidas extraordinarias tratan de aumentar al máximo las garantías de seguridad en las Islas y reimpulsar y prestigiar el destino turístico del Archipiélago en una situación excepcional y ante una pandemia que sigue expandiéndose en muchos países.

Ángel Víctor Torres indicó que, con estos cambios en la Ley de Turismo y de Actividades Clasificadas, se pretende que todos los turistas que lleguen a Islas, desde la Península o desde otros países, vengan con un test que certifique que no están contagiados de coronavirus (con 72 horas de antelación como máximo) o que se hagan aquí una prueba para acreditarlo. El jefe del Ejecutivo subrayó que llevan trabajando desde hace tiempo en estas modificaciones legales “para dar la máxima seguridad a los visitantes y residentes”.

Según remarcó, se trata de un texto “pionero, sin antecedentes entre el resto de comunidades españolas, establecido ante la urgencia actual por la situación de la pandemia y que busca prestigiar nuestro destino, que es más apetecible ahora” pese a la incidencia creciente en los países emisores. “Es un texto muy completo, amplio y ambicioso, por lo que agradezco el conocimiento aportado a los que han participado, como los cabildos, los agentes sociales y económicos (entre ellos, todas las patronales) y el resto de mi Consejo Asesor, que respaldaron el trabajo de la Consejería”. A su juicio, el decreto refuerza también los corredores seguros que está trabajando el Gobierno central con otros países de la UE.

Pese a la buena situación de las Islas, el presidente fue muy tajante respecto a la necesidad de seguir manteniendo a raya al virus en las Islas. “Hemos pasado de días con 400 positivos a algunos con menos de 100. La situación ha ido a mejor y no hay colapso en los hospitales, pero podemos echar todo esto por tierra. Aquí se tomaron medidas duras. Mi mensaje del 13 de agosto fue rotundo y, viendo el resto del mundo, ha dado resultado, pero siguen las sanciones, se cumplirán de forma estricta y, si es necesario, se tomarán nuevas”, recalcó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *