Canarias defiende multiplicar la vigilancia en origen y más espacios para responder a la migración

2020 es el segundo año con mayor llegada de personas en embarcaciones irregulares a las Islas con más de 16.000

Ángel Víctor Torres se reunió con el ministro Grande-Marlaska y la comisaria Ylva Johanson.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, recibió el pasado 13 de noviembre, en la sede de Presidencia en Las Palmas de Gran Canaria, a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. Ambos comparecieron posteriormente en una rueda de prensa, donde se explicaron las acciones que se están llevando a cabo desde el Gobierno de España con respecto al fenómeno migratorio en Canarias.

La ministra expuso que se han aumentado los destacamentos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en los países de origen y enumeró los nuevos espacios habilitados, como el antiguo polvorín de Barranco Seco, en Gran Canaria, para la instalación del Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE); el centro del Matorral (Fuerteventura); o el cuartel de Las Raíces (Tenerife), que ya se está acondicionando y que se sumará a las instalaciones de Las Canteras, en La Laguna. En cuanto a las carpas del muelle de Arguineguín, Darias manifestó que la intención es que ese espacio vuelva a tener los usos que siempre ha tenido.

El presidente de Canarias destacó la respuesta que se ha dado porque “desde Canarias no podemos hacerlo solos”, apuntó. Para Torres es fundamental que se multipliquen las medidas de vigilancia, el Frontex y los efectivos desplegados en origen, “porque son claves para combatir las mafias”.  De la misma forma valoró que se pongan a disposición de forma urgente más instalaciones de titularidad estatal. También valoró que se intensifique la coordinación y las relaciones diplomáticas con los próximos viajes del ministro del Interior a Marruecos, y de la ministra de Asuntos Exteriores a Senegal.

Torres requirió, por otra parte, la necesidad de activar los mecanismos de repatriación -siempre respetando los derechos humanos y los acuerdos internacionales- y considera que hay que simplificar la concesión de visados y agilizar los procedimientos administrativos de concesión de asilo.

Récord histórico en octubre

El jefe del Ejecutivo autonómico explicó que este 2020, con 16.084 personas hasta ese día, es el segundo año con mayor llegada de personas en embarcaciones irregulares a las costas de las Islas, solo por detrás de 2006 cuando llegaron 31.678. Ángel Víctor Torres expuso que en lo que llevamos de 2020 la cifra se ha incrementado un 1.000% con respecto al mismo periodo del año anterior y que el pasado octubre, con 5.329 personas, se convirtió en el mes con mayor registro de llegadas de la historia de Canarias, “pero noviembre puede superar esa cifra”, advirtió. Por esa razón considera necesario que se disponga de cuantos medios sean posibles “para atender dignamente a todas esas personas que se juegan la vida”.

El presidente de Canarias también aportó los datos de acogida de menores migrantes no acompañados en las Islas, que es competencia del Gobierno de Canarias. Torres apuntó que en esos momentos había 1.665 menores, una cifra que ya superaba a la que se registró en la mayor crisis migratoria vivida en el Archipiélago, en 2006.

Ángel Víctor Torres insistió en que, al igual que ha ocurrido en otros momentos, desde las administraciones canarias se han hecho todos los esfuerzos posibles durante este año para dar una respuesta al fenómeno de la inmigración cediendo instalaciones, pero también “quiero recordar que Canarias es tan Europa como lo es Bruselas, París o Madrid, y el mar que separa las islas no puede ser un muro”. En ese sentido recordó la visita del pasado día 6 de la comisaria europea de Interior, Ylva Johanson, a quien le manifestó la necesidad urgente de que Europa active políticas solidarias y de que haya corredores humanitarios en el continente, porque “cuando las pateras y los cayucos llegan a Canarias, están llegando a Europa”.

Ángel Víctor Torres envió un mensaje a los responsables públicos y a la sociedad en su conjunto para apartar el fenómeno migratorio de la lucha partidaria. Asimismo, pidió que se combata y se persiga la xenofobia, el racismo, las falsas noticias o fake news y el fanatismo: “Nadie puede quedar impasible ante el racismo”. En ese sentido, hizo alusión “al llanto de una madre que perdió a su bebé en un naufragio en el Mediterráneo, que debe remover conciencias. Esa escena nos llega a las entrañas a quienes somos hijos y padres”.

Ministro del Interior y comisaria europea

El presidente de Canarias afirmó el 6 de noviembre, durante la visita a Gran Canaria del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, que el anuncio por parte del Gobierno central de que se cerrará de forma definitiva el campamento habilitado para migrantes en el muelle de Arguineguín (Mogán) y su traslado a las instalaciones militares de Barranco Seco es una “buena noticia”. No obstante, recalcó la necesidad de que los migrantes que llegan a las Islas se alojen “en otros lugares mucho más adecuados, por lo que, aunque agradezco la disposición, del mismo modo tengo que reclamar que todos los espacios que sean de titularidad del Gobierno de España estén a disposición de la migración irregular en esta tierra”, en línea con los centros docentes que puso a disposición el Gobierno regional durante el estado de alarma.

Tras reunirse para analizar la situación y buscar soluciones integrales junto al Gobierno de España y la UE, Torres compareció en rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria junto a Marlaska y Johansson. Según subrayó, el fenómeno de la migración por mar en las Islas “exige una actuación urgente. Estamos en el momento de las reacciones -insistió-, más que de las planificaciones, porque hay que responder con prontitud: la UE y el Gobierno de España han de estar al lado de Canarias”.

El presidente consideró muy importante las visitas del ministro y de la comisaria para conocer la realidad de la migración en las Islas, aunque insistió en que es aún más relevante que se aporten soluciones. Si bien aclaró que resulta “difícil hablar de números cuando hay vidas que se truncan y existencias que huyen del hambre y la guerra”, recordó que en lo que va de 2020 han muerto en la travesía del Atlántico hasta las Islas entre 500 y mil personas.

El presidente se refirió también a cómo se actuó en la crisis de los cayucos del año 2006 e indicó que hubo hasta 4.880 plazas para migrantes, “pero eso se desmanteló después en islas como El Hierro, Tenerife, Gran Canaria o Fuerteventura”, limitándose a poco más de 300 al comenzar esta legislatura. “Son instalaciones que ahora añoramos porque daríamos una mejor respuesta. Agradezco la visita de los ministros, como cuando ya vino Marlaska en febrero pasado, la responsable de Exteriores o el de Migraciones, ya que la mejor manera de conocer esta realidad es verla en carne y hueso, pero exigimos que nos echen una mano porque solos no podemos”, reiteró.

Los canarios en América

Además, le indicó a la comisaria que, si bien el acuerdo de la UE del 23 de junio para afrontar la crisis socioeconómica de la Covid-19 “fue ejemplar, si bien ahora se necesitará otro por la segunda ola de la pandemia, le faltó una respuesta solidaria sobre inmigración irregular, algo que hay que hacer con urgencia”. El presidente repasó la historia de migración de los canarios a Venezuela, Argentina o Uruguay por la dictadura o el hambre, y recalcó la comprensión del isleño con este fenómeno, pero nunca sin ayuda del resto de instituciones. Recordó también que las administraciones canarias han cumplido perfectamente con sus competencias sobre menores no acompañados e insistió en que la UE y el Gobierno central han de estar al lado de Canarias. Por eso, mostró su disposición a viajar y a ayudar en lo que sea en la visita prevista por Marlaska a su homólogo de Marruecos el próximo 20 de noviembre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *