Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, imputada por dos presuntos delitos

Acusada de tráfico de influencias y corrupción en los negocios

El titular del Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid, Juan Carlos Peinado, imputó a Begoña Gómez, la mujer del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, como “posible partícipe en los hechos investigados, que pudieran ser constitutivos de un delito de tráfico de influencias y de corrupción en los negocios” el pasado 16 de abril, momento en que abrió diligencias previas como investigada en el procedimiento tras la denuncia de Manos Limpias, si bien no la ha citado a declarar como tal, según obra en el sumario cuyo secreto acaba de levantar.

Se investiga su relación con Carlos Barrabés, empresario que obtuvo diversos contratos públicos tras recibir cartas de recomendación firmadas por Begoña Gómez. Además se supo que conocía su imputación desde días antes de que Pedro Sánchez enviara la carta a la ciudadanía para retirarse cinco días a reflexionar, porque en esa misma fecha el abogado de Gómez se personó en el juzgado.

Por otro lado, la Fiscalía Europea anunció su decisión de asumir la investigación de toda la presunta trama de corrupción conocida como ‘caso Koldo’, el asunto que originó los actuales problemas de la esposa de Pedro Sánchez. Además, informes de la Guardia Civil demuestran que el exministro de Transporte, José Luis Ábalos, estaba perfectamente informado por su entonces asesor, Koldo, de los pormenores de la contratación con la trama comisionista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.