Baja en España la incidencia acumulada de coronavirus pero suben los ingresos en hospitales y UCIs

La cifra oficial de fallecidos suma casi 5.000 víctimas más dos semanas y 256.000 nuevos casos

El Ministerio de Sanidad notificó el 16 de noviembre 38.273 nuevos casos de Covid-19 durante el fin de semana precedente, frente a los 52.386 del anterior. La cifra global de contagios en España se eleva ya a 1.496.864 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 470, frente a 498 el día 13 y 529 una semana antes, con 256.167 positivos más que el 2 de noviembre.

En el último informe se añadieron 484 nuevos fallecimientos, en comparación con los 308 del día 13 y 512 siete días antes. Según los datos del Ministerio, 41.253 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, frente a las 36.257 de hace dos semanas. Hay que recordar que las cifras del Gobierno no incluyen las defunciones con síntomas compatibles pero sin prueba diagnóstica ni los decesos de las residencias, que podrían llevar la cantidad total a alrededor de 60.000 víctimas, como reconocen otras fuentes oficiales tras analizar el exceso de mortalidad.

Actualmente, hay 20.452 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España y 3.156 en UCI. La tasa de ocupación de camas por coronavirus se sitúa ya en el 16,54% (casi 2 puntos más en 2 semanas) y en las UCI en el 32,80% (5 puntos más).

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, destacó tras explicar los datos la “clara ligera tendencia descendente” en torno a la tasa de incidencia, si bien son todavía “muchos, muchos casos”. Un Simón muy criticado en los últimos días pues hasta los Colegios de Médicos, además de representantes de enfermeras o los partidos de la oposición, han reclamado su dimisión. En el caso de los médicos, que reclaman un órgano independiente que gestione la crisis sanitaria con transparencia, por su “incapacidad manifiesta”.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que defendió a su subordinado, prometió en días anteriores que España dispondrá a principios del próximo año 2021 de 10 millones de vacunas de Pfizer y BionTech, que se reveló como la más prometedora e inminente.

Además, el Gobierno se vio obligado a anunciar la bajada del IVA de las mascarillas del 21 al 4% como se venía reclamando como un clamor social. El Ejecutivo se escudaba en que la Unión Europea no lo permitía, algo que se demostró falso pues incluso hay países que han optado por dejar libre de impuestos este producto imprescindible para luchar contra el coronavirus.

En cuanto a la situación de las diferentes comunidades autónomas, cabe destacar la notable mejoría registrada en Madrid y la preocupación existente en La Rioja, Navarra, el País Vasco o Aragón por el grado de ocupación de los hospitales con casos de Covid-19 y especialmente de la Unidades de Cuidados Intensivos.

De hecho, territorios como Melilla, Asturias o Castilla y León y alguno más han pedido al Gobierno que se estudiara la medida, además de proceder por su cuenta a cerrar todas las actividades económicas, de ocio y deportivas no esenciales. El Ejecutivo, sin embargo, lo rechaza por ahora y el ministro Illa prefiere esperar para ver si las últimas restricciones, con los toques de queda y los cierres perimetrales de muchas comunidades, dan resultado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *