Ayuso aspira a la mayoría absoluta en unas atípicas elecciones en la Comunidad de Madrid

Se celebran un día laborable y con solo 2 años de legislatura por delante

La candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso (PP).

El próximo 4 de mayo se celebran unas elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid muy atípicas por dos factores fundamentales. Por un lado, se realizarán en un día laborable -un martes-, cuando lo habitual en España es que sean en domingo. Y, por otro, al hacerse a mitad de mandato y no contar con Ley Electoral propia que permita legislaturas diferenciadas, la Asamblea y el Ejecutivo autonómicos que salgan de estos comicios sólo tendrán dos años por delante, antes de una nueva cita con las urnas en 2023.

Otro factor que hace diferentes estas elecciones es que los principales partidos las afrontan como si fueran casi unas elecciones nacionales en las que se pone en juego el futuro de la política española. No en vano, el líder de Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, abandonó el Gobierno central para encabezar la candidatura de su formación y el presidente del Ejecutivo español y máxima autoridad del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, se ha tomado la campaña electoral y la cita con las urnas como algo personal contra la actual presidenta de la Comunidad y candidata del Partido Popular (PP) a la reelección, Isabel Díaz Ayuso. Y ante las perspectivas positivas, el PP -que tiene ahora 20 diputados- presenta esta votación como el primer paso para la caída de lo que llaman el Gobierno socialcomunista.

Todas las encuestas coinciden en apuntar una holgada victoria de Ayuso sin mayoría absoluta, aunque algún sondeo no la descarta, que le permitiría gobernar de nuevo, pero necesitaría el respaldo de Vox, cuya candidata Rocío Monasterio no descarta. Incluso se especula con que la formación que lidera Santiago Abascal -actualmente con 7 parlamentarios- podría apoyar al PP sin pedir puestos en el Ejecutivo.

El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo.

El cabeza de lista más votado en los anteriores comicios de 2019, Ángel Gabilondo (PSOE) -que obtuvo 25 diputados-, aspira a sumar con Más Madrid y Podemos, sin descartar a Ciudadanos, para desbancar a Ayuso aunque se prevé un retroceso de los socialistas. Más Madrid, una escisión de Unidas Podemos creada por Íñigo Errejón y Manuela Carmena en su momento que alcanzó 11 escaños en 2019, presenta como candidata a Mónica García y tras el único debate electoral, celebrado el pasado 21 de abril, y el transcurrir de la campaña ha reforzado sus aspiraciones incluso de superar al PSOE.

Mientras que UP -que cuenta hasta ahora con 4 diputados- tiró de su líder Pablo Iglesias para ser cabeza de lista ante las malas perspectivas electorales que incluso podían hacerles salir de la Asamblea ante la necesidad de lograr un mínimo del 5% de los votos para tener representación. Parecen estar en disposición de evitar ese riesgo, pero no así Ciudadanos -que tenía 17 parlamentarios y gobernaba en coalición con el PP-, pese a cambiar de candidato en la persona del portavoz en el Congreso, Edmundo Bal.

Por tanto, unas elecciones que pueden provocar movimientos en la política nacional y en las que Díaz Ayuso y el PP salen a por la mayoría absoluta o, como mínimo, por un resultado amplio que les permita gobernar mientras que la izquierda pretende evitarlo y sumar los 69 escaños que permitan el vuelco en la Comunidad de Madrid.

El foco de atención tras las fallidas mociones de censura del PSOE

Las elecciones autonómicas madrileñas acaparan la atención política de las últimas semanas, al margen de la gestión de la pandemia, tras las fallidas mociones de censura que presentó el PSOE en la Región de Murcia, Castilla y León y la propia Comunidad de Madrid. La de Murcia, firmada por el PSOE y Ciudadanos (Cs), se saldó con derrota y el popular Fernando López Miras mantuvo el poder gracias al apoyo de 3 disidentes Cs y 3 díscolos de Vox. Sí salió adelante, sin embargo, la moción de censura en el Ayuntamiento de la capital murciana arrebatando la Alcaldía al PP con nuevo regidor socialista, gracias a los votos del PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos (UP).

En Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP) sigue como presidente de la Junta en coalición con Ciudadanos gracias a la abstención de una escindida de ese grupo y de los procuradores de UPL y Por Ávila, frente a los votos del PSOE y Podemos. En el caso de la Comunidad de Madrid, los tribunales decidieron que la convocatoria de elecciones de Díaz Ayuso fue anterior a las mociones de Más Madrid y del PSOE y por tanto, éstas fueron rechazadas.

La salida del Gobierno de Pablo Iglesias para encabezar la candidatura de UP en Madrid provocó una pequeña remodelación en la que Pedro Sánchez ascendió a la ministra de Economía, Nadia Calviño, a la Vicepresidencia Segunda y a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a la Vicepresidencia Tercera; además de nombrar a la hasta ahora secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra, como ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 en sustitución de Iglesias.

Finalmente, en Cataluña sigue sin haber gobierno más de dos meses después de las elecciones del 14 de febrero por la falta de acuerdo entre Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Junts per Catalunya (JxC). De hecho, el candidato de ERC, Pere Aragonès, salió derrotado en las dos votaciones del primer intento de investidura pese al acuerdo alcanzado con la CUP. Sin embargo, el expresident Carles Puigdemont, huido de la Justicia española, se niega a perder el liderazgo del proceso soberanista en favor de los republicanos, que ganaron a JxC en las urnas, y por tanto, los neoconvergentes niegan el apoyo a Aragonès, actual president en funciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *