Ayudas económicas y de estudios universitarios para huérfanos por violencia de género

Castilla y León es la primera comunidad en aprobar y regular estas prestaciones

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García (centro), avanzó esta iniciativa en la entrega de las distinciones ‘Óptima Castilla y León 2017’, que valoran y reconocen la implantación de medidas de género e igualdad en las empresas.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León del pasado 31 de mayo aprobó el decreto que establece ayudas económicas para los hijos menores de edad de las mujeres víctimas mortales por violencia de género hasta que alcancen la mayoría de edad y también para los menores de edad que hubieran estado bajo la tutela de una mujer víctima mortal por causa de violencia de género. Junto a esto, los hijos, menores de 26 años, tendrán acceso gratuito a los servicios académicos en estudios universitarios. Estas ayudas serán compatibles con otras ayudas nacionales o con otras ayudas y prestaciones que les pudieran corresponder.

En este sentido, Castilla y León se convierte en la primera comunidad autónoma española en aprobar y regular ayudas económicas y de estudios universitarios para huérfanos por violencia de género.

La Ley autonómica de violencia de género ha sido pionera al recoger el concepto de víctima de violencia de género en toda su extensión, incluyendo como víctimas a los hijos y a otras personas que dependiesen de la mujer fallecida por esta causa. Además, el Modelo ‘Objetivo violencia cero’ de Castilla y León trata de dar una atención integral a todas ellas, mediante una respuesta personalizada y un trabajo en red de los agentes implicados. En este sentido, los hijos de mujeres víctimas mortales de violencia de género precisan de una atención especial tras el daño sufrido, enfocada en sus proyectos de vida y en afrontar su futuro en las mejores condiciones posibles.

Ante la situación actual, en la que normalmente son los familiares más cercanos los que se hacen cargo de los huérfanos y asumen esa carga económica, es preciso incrementar el apoyo a estas víctimas de violencia de género.

También los tutelados

Esas medidas se concretan, por un lado, en una ayuda económica hasta que alcancen la mayoría de edad, para los hijos menores de edad de las mujeres víctimas mortales por violencia de género y también para los menores de edad que hubieran estado bajo la tutela de una mujer víctima mortal por causa de violencia de género. El importe de la ayuda será una cantidad fija de 5.000 euros, de pago único anual por cada persona beneficiaria, que tendrá derecho a percibirla en su totalidad desde el momento en que la solicite y hasta el año que alcance la mayoría de edad, inclusive.

Por otro lado, el decreto establece también que los hijos, menores de 26 años, huérfanos de mujeres víctimas mortales por violencia de género, tendrán acceso gratuito a los servicios académicos en estudios universitarios conducentes a la obtención de títulos de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y a los servicios complementarios, en las universidades públicas, y también privadas, de Castilla y León. También tendrán este derecho los menores de 26 años, que hubieran estado bajo la tutela de una víctima mortal por causa de violencia de género en el momento de su fallecimiento.

Este acceso gratuito implica la exención del pago de los precios públicos correspondientes a los servicios antes citados, para lo que se deberá acreditar la condición de persona huérfana o tutelada, que realizará la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *