Aprobada por unanimidad la candidatura de la Ribeira Sacra a Patrimonio Mundial de la Unesco

El Consejo del Patrimonio Histórico Español valora positivamente la propuesta de la Xunta

La delegación gallega (izq. con el conselleiro Román Rodríguez) en la reunión del Consejo.

El Consejo del Patrimonio Histórico Español decidió el 5 de abril aprobar por unanimidad que la candidatura de la Ribeira Sacra sea la propuesta de España para inscribirse en la Lista de Patrimonio Mundial. Así lo anunció el conselleiro de Cultura, Educación, FP y Universidades en funciones, Román Rodríguez, tras la reunión celebrada en la isla de la Palma en la que estuvo acompañado por la directora xeral de Patrimonio Cultural, Mª del Carmen Martínez, y los técnicos del equipo redactor.

Así, tras el aplazamiento estratégico de la candidatura decidido en el año 2021, el órgano de coordinación entre el Estado y las comunidades autónomas valoró positivamente la propuesta de la Xunta de Galicia para conseguir el máximo reconocimiento de la Unesco para esta zona de las provincias de Lugo y Ourense a la que se refirió como “un ejemplo de resistencia y calidad que sirve de inspiración para todo el Estado”. Se trata de una decisión que, tal y como explicó el responsable autonómico de Cultura, supone retomar oficialmente la recta final del proceso de la candidatura, con la previsión de que pueda ser abordada en la sesión del Comité del Patrimonio Mundial de 2026.

“En Galicia nunca dejamos de creer en las posibilidades de la Ribeira Sacra y esta es, sin duda, una muy buena nueva para todos porque poner en valor y proteger este territorio es algo que asumimos como un gran reto de país”, afirmó el responsable de Cultura. En este sentido, agradeció el apoyo unánime del Estado y las comunidades autónomas y recordó que el aplazamiento estratégico se aprovechó para “replantear, fortalecer, mejorar y ampliar la candidatura con el fin de acreditar con toda la fuerza los valores excepcionales con los que cuenta este territorio”.

El conselleiro en funciones aprovechó la ocasión para felicitar a todos los técnicos, agentes, ayuntamientos, diputaciones y entidades implicadas “por el tremendo esfuerzo hecho desde el año 2017, cuando se puso en marcha la candidatura” y, especialmente, desde el aplazamiento de 2021. “Fue un gran trabajo que asumimos como un proyecto colectivo y que ahora, debemos continuar para seguir cosechando frutos”, precisó.

Próximos pasos

Tras este primer paso, la candidatura de la Ribeira Sacra pasará a ser la propuesta de España para su remisión a la Unesco y la posterior evaluación en el Comité del Patrimonio Mundial con la vista en el 2026. A lo largo de este año, el equipo técnico redactor, en colaboración con el Ministerio de Cultura, deberán completar el expediente desde el punto de vista formal con el fin de cumplir con las directrices operativas de la Unesco. Posteriormente, el informe será presentado en el Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, localizado en París, en febrero de 2025 para su evaluación por los órganos consultivos.

El día 4, el presidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, había anunciado en el Consello la candidatura de la Ribeira Sacra, que abarca más de 16.000 hectáreas de 22 ayuntamientos de las provincias de Lugo y Ourense y está declarada Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 2018. Para Rueda “es uno de los mayores tesoros patrimoniales de toda España” que destaca “por su riqueza paisajística, cultural y enogastronómica”. Por eso, aseguró que la Xunta espera que “obtenga este reconocimiento internacional”.

Desde el año 2017, cuando comenzaron los primeros trabajos de la candidatura, la Xunta ha invertido cerca de 8 millones de euros en la conservación y puesta en valor de diferentes bienes patrimoniales de esta comarca de las provincias de Lugo y Ourense. Así, a lo largo de este período, la Administración autonómica ejecutó, en solitario o en colaboración con otras instituciones y ayuntamientos, más de 90 actuaciones tanto en materia arquitectónica como arqueológica en diferentes bienes como iglesias, monasterios, museos, castros o yacimientos romanos, entre otros.

Román Rodríguez explicó que la candidatura -Paisaje del agua: Ribeira Sacra- se centra en destacar el vínculo de esta zona con el agua que marca desde su paisaje hasta sus infraestructuras. “Se centra en cómo se gestiona el agua, cómo el paisaje se modifica por esta gestión y cómo intervino el hombre en esta gestión”, indicó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.