Apoyar a la colectividad y las políticas de retorno centraron el viaje de Emigración a los dos continentes con mayor presencia gallega

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, mantuvo diversas reuniones con más de 40 entidades gallegas de América y Europa

Rodríguez Miranda en una reunión con directivos de entidades gallegas en Buenos Aires el pasado 3 de diciembre.

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, concluyó su primer viaje a Argentina, Uruguay y Suiza desde el comienzo de la pandemia, que estuvo centrado en el apoyo a la colectividad del exterior en los países con mayor presencia gallega en ambos continentes, así como a la visibilización de las políticas de retorno de la Xunta de Galicia.

Rodríguez Miranda mantuvo distintas reuniones de trabajo con más de 40 entidades gallegas de estos tres países, en las que se buscaron estímulos para la recuperación de las actividades con la colectividad, además de trasladarles la necesidad de apertura de un período de reflexión sobre la necesidad de la integración de instituciones para adaptarse a la realidad social del siglo XXI.

Por otra parte, el secretario xeral también reafirmó que la pandemia hizo aflorar las fortalezas del trabajo conjunto de entidades gallegas en el exterior y Administración autonómica en pro de la colectividad, apoyando a los gallegos que sufrieron mayores complicaciones por causa de la situación sanitaria y a los propios centros que vieron reducidas sus actividades e ingresos.

Aprovechó estos encuentros para pedir la colaboración de las entidades en la difusión de las diferentes líneas de apoyo al retorno que está desarrollando la Xunta de Galicia y que surgen de un acompañamiento integral que se inicia ya en el propio país de origen. Y es que no cabe olvidar que estos tres países cuentan con la mitad de los gallegos del exterior, 263.126 personas.

El viaje permitió mantener encuentros institucionales con los gobiernos de los países visitados y con los representantes del Estado español, a quienes les trasladó la necesidad de seguir trabajando en la misma línea de apoyo a la colectividad.

Finalmente, el viaje también sirvió para apoyar a la cultura gallega, a través de la representación en Montevideo y Buenos Aires, por primera vez en la historia, de la obra O charco de Ulises, del Centro Dramático Galego, que supuso un éxito de público y crítica durante su representación en el Teatro Astral de la capital argentina y en el auditorio Nelly Goitiño-Sala Héctor Tosar de Montevideo. De hecho, la obra fue declarada de Interés Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, iniciativa de la diputada de origen gallego Cecilia Ferrero.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *