Amplia victoria del PSOE que tendrá que pactar con Podemos y los separatistas o con Ciudadanos para gobernar

Gran movilización de la izquierda y del nacionalismo por miedo a la llegada de Vox y a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña / Primer triunfo socialista en 11 años con el menor respaldo a un presidente del Gobierno en 40 años

Pedro Sánchez celebra la victoria en las elecciones generales acompañado de su mujer y de otras dirigentes socialistas ante los militantes y simpatizantes del partido congregados en el exterior de la sede del PSOE.
Pablo Casado y el resto de altos cargos del PP comparecieron cariacontecidos tras el recuento.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganó las elecciones generales celebradas el pasado 28 de abril con una holgada diferencia sobre el resto de formaciones políticas en una jornada marcada por el alto índice de participación, un 75,75% frente al 66,48% registrado en los anteriores comicios del 26 de junio de 2016, a falta del recuento del voto de los ciudadanos españoles residentes en el exterior, que comienza el 1 de mayo.

Tras el PSOE, que logró 123 escaños, se situaron el Partido Popular (PP) con 66 diputados y muy cerca de éste, Ciudadanos (C’s) con 57, que gana una posición tras superar a Unidas Podemos y sus confluencias, que obtuvo 42 representantes en la Cámara baja, y Vox, que se estrena con 24 escaños. Estas fueron las formaciones más votadas, muy alejadas del respaldo de las fuerzas nacionalistas, y las únicas que consiguieron representación parlamentaria tras presentarse en todo el territorio nacional.

En el análisis por bloques se imponen los partidos de centro-derecha (PP, C’s y Vox, además de la coalición Navarra Suma) en cuanto a número de votos con 11.276.920 frente a los 11.213.684 de la izquierda (PSOE y Unidas Podemos y sus confluencias). Pero la división de la derecha en tres partidos le hace quedarse en 149 escaños mientras que el PSOE y UP suman 165 diputados.

Unos resultados que se explican por la extraordinaria movilización de la izquierda y del nacionalismo, reflejada en el incremento de la participación, ante el miedo a Vox y a la recentralización de competencias en el Estado, especialmente con la aplicación del artículo 155 de la Constitución que prometió la derecha para asumir las competencias del Gobierno de Cataluña por entender que vulnera la ley y la Carta Magna en favor del independentismo.

De cara a la investidura del presidente y a la formación de gobierno, el PSOE tendría mayoría absoluta con el apoyo de Ciudadanos, formación que ha rechazado por activa y por pasiva esta opción. La otra opción pasa por el respaldo de Unidas Podemos y de al menos una fuerza independentista, con Esquerra Republicana de Catalunya le bastaría.

El Partido Socialista alcanzó la victoria en las generales por primera vez en once años con 7.480.755 votos, el 28,68%, seis puntos más que en 2016 tras incrementar su respaldo en dos millones de sufragios. Un triunfo que refrenda a Pedro Sánchez en las urnas al frente del Gobierno tras su ascenso al poder por la moción de censura de junio del año pasado. Sin embargo, es el peor resultado de un ganador en este tipo de comicios desde hace 40 años. Sólo la UCD de Adolfo Suárez en 1977 y 1917 tuvo menos votos que Sánchez para dirigir el país.

Debacle del PP

La otra noticia destacada de la jornada electoral fue la debacle del Partido Popular, con Pablo Casado al frente, que pierde más de la mitad de sus diputados al pasar de 137 escaños en 2016 a los 66 actuales y del 33% al 16,7% del total de votos, tras obtener 4.356.023 sufragios frente a los 7.941.236 de la anterior cita con las urnas.

Junto con Pedro Sánchez y el PSOE, el gran triunfador de las elecciones fue Albert Rivera y Ciudadanos que se convierte en la tercera fuerza política, tras superar a Podemos, y muy cerca de la segunda al quedarse a poco más de 200.000 votos del PP. Sus 57 escaños, 25 más que en 2016, son el resultado del apoyo de 4.136.600 electores, el 15,86% del total frente al 13,06% de la anterior convocatoria.

Unidas Podemos (UP), que concurrió en coalición con Izquierda Unida y Equo, es la otra fuerza derrotada en las generales pues cae a la cuarta posición. Sumando los apoyos a En Comú Podem, su partido hermano en Cataluña, baja a 3.732.929 votos, el 14,31%, frente a los 5.087.538, el 21,15%, de 2016 cuando iban en coalición también con los nacionalistas valencianos de Compromís. Y como consecuencia, la formación que encabeza Pablo Iglesias pierde 29 escaños hasta los 42 actuales.

En cuanto a Vox, la fuerza más conservadora del país a la que muchos consideran de extrema derecha, se estrena en el Congreso de los Diputados con 24 escaños tras lograr 2.677.173 votos (el 10,26%) dejando de ser la fuerza minoritaria que fue en 2016, cuando se hizo únicamente con 47.182 apoyos, el 0,2% del total. Un éxito su irrupción en el Parlamento pero menos estruendosa de lo que sus propios dirigentes, con Santiago Abascal a la cabeza, esperaban.

Nacionalistas y Senado

Respecto a los partidos nacionalistas, destaca el resultado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), con 1.015.355 votos -el 2,36% del total de España- que se traducen en 15 escaños frente a los 9 que tenía hasta ahora. Junts per Catalunya (JxC) pierde un diputado y se queda con 7 tras lograr 497.638 votos -el 1,91%-, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) suma uno respecto a 2016 y alcanza los 6 escaños con 394.627 sufragios -el 1,51%-, Eh Bildu duplica sus diputados y obtiene 4 con 258.840 votos -el 0,99%-, Coalición Canaria (CC) alcanza los dos representantes, uno más que hace tres años, con 137.196 papeletas -el 0,53%-.

Finalmente, la coalición de Unión del Pueblo Navarro (UPN), PP y C’s bajo el nombre de Navarra Suma (NA+)logra dos escaños, los mismos que tenían UPN y PP hasta ahora, con 107.124 votos -el 0,41%-, Compromís se queda con 1 diputado, frente a los 9 que tenía desde 2016 cuando fue en coalición con Podemos, tras sumar 172.751 sufragios -el 0,66%- y se estrena en el Congreso, también con 1 escaño, el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) que logra 52.197 votos -el 0,20%.

Por otro lado, cabe señalar que el PSOE se impone por mayoría absoluta en el Senado con 123 escaños (tenía 43 hasta ahora) desbancando al PP que se queda en 54 senadores (130 en 2016) y muy por delante del resto: ERC con 11, PNV con 9, Ciudadanos con 4, NA+ con 3, JxC con 2, Agrupación Socialista Gomera (ASG) con 1 y Bildu con 1.

Las Cámaras se constituyen el 21 de mayo, cinco días antes de las municipales, autonómicas y europeas

El Congreso resultante de las elecciones del 28 de abril se reunirá el día 21 de mayo en sesión constitutiva, en la que se elige a la Presidencia del Congreso y a las cuatro Vicepresidencias y cuatro Secretarías que forman la Mesa de la Cámara, y los diputados electos son llamados uno a uno para acatar la Constitución y asumir así su condición plena de diputado.

Cabe recordar que el próximo 26 de mayo se celebran las elecciones municipales, autonómicas y europeas en España, por lo que no se prevén más acuerdos que los imprescindibles para poner en marcha el Congreso y el Senado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *