Alfredo Miranda asumió su segundo mandato como presidente del Centro Zamorano de Buenos Aires

“Creemos firmemente que solo la unión de todas las casas castellanas y leonesas de Buenos Aires podrá hacer que nuestras raíces sigan existiendo en este país”, aseguró

Miranda, tercero desde la izquierda, asumió su segundo mandato consecutivo como presidente.

El Centro Zamorano de Buenos Aires celebró el pasado domingo 28 de noviembre su Asamblea General Ordinaria correspondiente a los ejercicios 2019-2020/ 2020-2021, en la que se aprobó la renovación de su junta directiva que tendrá como presidente, por segundo período consecutivo, a Alfredo Miranda.

Antes de finalizar la Asamblea, Miranda se refirió al difícil momento que han atravesado las instituciones de la colectividad, que estuvieron cerradas durante un año y medio a causa de la pandemia del Covid-19, con los perjuicios anímicos y económicos que trajo aparejada la situación, y aseguró que para poder vivir un futuro venturoso es fundamental que todas las instituciones castellanas y leonesas de Buenos Aires se unan bajo un mismo techo.

El presidente del Centro Zamorano, quien comenzó su mensaje de cierre de la Asamblea afirmando que el 2021 “ha sido otro año difícil para todos nosotros”, subrayó que más allá de que la pandemia “nos siguió impidiendo realizar todas nuestras actividades”, también han tenido que soportar con dolor la pérdida “de muchos amigos y socios, lo cual nos ha pegado muy profundamente”.

En la misma dirección, continuó: “Ante estas circunstancias, muchas veces nuestras fuerzas flaquearon, nos hemos sentido tristes, desorientados, con incertidumbre, ansiedad y miedo al futuro. Pero estamos poniendo el máximo de esfuerzo para no decaer. Esta batalla no la podemos perder, tenemos que sacar fuerzas y pensar en los que nos antecedieron. Tenemos que levantarnos y luchar para vencer, porque cada uno de nosotros, con su granito de arena, ayudaremos a seguir manteniendo vivas nuestras raíces zamoranas en Argentina”.

Los socios siguieron con atención el desarrollo de la Asamblea.

Miranda explicó que el futuro de la colectividad tiene que plantearse a partir del trabajo conjunto y hermanado. “Creemos firmemente que solo la unión de todas las casas castellanas y leonesas de Buenos Aires podrá hacer que nuestras raíces sigan existiendo en este país”, aseguró, y redondeó: “La formación de una sola entidad que nos agrupe a todos los castellanos y leoneses, con fórmulas e ideas más acordes a los tiempos que vivimos en un mundo globalizado que requiere hoy más que nunca el no perder de vista nuestra propia identidad”

Finalmente, resaltó también la importancia de atraer y sumar a las nuevas generaciones de castellanos y leoneses a las entidades de la colectividad: “Estamos convencidos que el único camino para preservar más de 100 años de historia de nuestros centros y patrimonios es hacer participar a nuestros hijo y nietos”.

La nueva junta directiva que acompañará a Miranda durante el período 2021/2023 se completa de la siguiente manera: Néstor Seijas, vicepresidente; Florencia Calvo, secretaria; Mónica Bertino, prosecretaria; María Manuela Rodríguez, tesorera; Cynthia Llamas, protesorera; Marta Pfuller Fernández, secretaria de actas; Alfredo Zurrón, Adriana Cordero, María Micaela Crovara y María Teresa Desouches, vocales titulares; Hugo Martínez Ávila y Agustina Seijas, vocales suplentes; Zulma Rodríguez, Valentina Luján y María Paula Gallego, revisoras de cuentas, y Daniela Saavedra, revisora de cuentas suplente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *