Albares y Morant apuestan por la diplomacia científica para buscar soluciones a los retos globales

El secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, aseguró en la VI Reunión de Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación española que uno de sus objetivos es “agilizar los plazos y reducir el coste de los procesos de homologación, facilitar la acreditación de experiencia laboral o promover la captación y retorno de investigadores”

En el centro José Manuel Albares y Diana Morant con los científicos españoles en el exterior que acudieron al encuentro.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, han apostado por la diplomacia científica para buscar soluciones a los retos globales en la inauguración de la VI Reunión de Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación española, que se celebra en Madrid los días 16 y 17 de diciembre y que está organizada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), la Fundación Ramón Areces y la Dirección de Relaciones Culturales y Científicas de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) de la mano de la Red de Asociaciones de Investigadores y Científicos Españoles en el Exterior (Raicex).

Este encuentro anual tiene como objetivo fomentar, entre los múltiples agentes implicados, un entorno de reflexión común acerca de la política exterior española en el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación y establecer líneas de colaboración internacionales.

Esta edición ha puesto el foco en conectar la red exterior de I+D+I con representantes de la sociedad civil para la celebración de actividades conjuntas y el intercambio de buenas prácticas entre países.

Intervención del ministro de Asuntos Exteriores.

Durante su intervención, Albares celebró la colaboración entre las representaciones diplomáticas y las actuales 18 asociaciones de científicos españoles en el mundo “cuya relevancia creciente contribuye a dar prestigio y visibilidad a España como país de excelencia científica y a acercar la ciencia a la sociedad”. Además, destacó algunos de los recientes avances en la materia como el incremento de la línea presupuestaria destinada a la diplomacia científica o el Programa de Becarios de Diplomacia Científica, Tecnológica y de innovación de la Dirección de Relaciones Culturales y Científicas, de la Aecid.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant.

Por otra parte, Morant agradeció el asesoramiento recibido por parte de Raicex, “que siempre ha apostado por una apertura y fortalecimiento del sistema español de ciencia que garantice la atracción de talento”. Para Morant, el talento científico es el intangible más valioso para mejorar el mundo, si se crean las condiciones para que así sea. Por ello, el principal proyecto del Ministerio de Ciencia es ofrecer un horizonte de seguridad a las carreras científicas y más medios y facilidades para que desarrollen su trabajo. “Avanzamos en ese camino a través del Pacto por la Ciencia y la Innovación, que ya está siendo debatido en el Congreso, y la reforma de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación”, destacó Morant, quien mostró su orgullo hacia la comunidad científica, y agradeció el compromiso que los científicos españoles están demostrando, también desde el exterior.

En el encuentro también ha participado el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea. Durante su intervención, Perea destacó que algunos de los objetivos prioritario de su departamento son “agilizar los plazos y reducir el coste de los procesos de homologación, facilitar la acreditación de experiencia laboral o promover la captación y retorno de investigadores”.

El secretario de Estado de MIgraciones, Jesús Perea.

La directora general de FECYT, Imma Aguilar, repasó la actividad de la Fundación en materia de diplomacia científica, una de sus líneas prioritarias de actuación para promover el uso de evidencia científica en la resolución de los grandes retos globales e impulsar la internacionalización del sistema español de ciencia, tecnología e innovación.

El director de la Fundación Ramón Areces, Raimundo Pérez Hernández, destacó la consolidación de la diplomacia científica en España, proceso en el que han participado multiplicidad de actores como la Administración Pública e instituciones como la Fundación Ramón Areces que, dijo, “ha tenido un papel destacado en el nacimiento y desarrollo de todo el proceso prestando apoyo, desde sus inicios a todas las Asociaciones de Científicos Españoles en el exterior. Pérez-Hernández expresó la disponibilidad de la Fundación Ramón Areces para seguir colaborando con ellas en el futuro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *