A partir del 1 de julio se modifica la normativa de la asistencia sanitaria a los pensionistas retornados de Alemania

Con el aumento del 3 por ciento anual de la pensión muchos perceptores, especialmente mujeres, superarán el límite de los 450 euros mensuales por lo que deberán darse de alta como titulares del seguro médico y darse de baja como beneficiarias del seguro familiar / El PSdeG ofrece asesoramiento para realizar estos trámites

El próximo 1 de julio se aplicará una nueva normativa sobre la asistencia sanitaria de los pensionistas retornados de Alemania de tal manera que muchos de ellos, especialmente mujeres, deberán solicitar la titularidad del seguro médico, al no poder beneficiarse ya del seguro médico familiar. El incremento del 3% en la cuantía de la pensión hará que muchos de los beneficiarios superen los 450 euros mensuales, el límite para poder beneficiarse del seguro médico familiar. En estos casos deberán darse de alta como titulares del seguro médico y esto implicará que se les aplique una retención del 11 por ciento.

El PSdeG-PSOE de Ourense anuncia que ofrece asesoramiento y ayuda a los emigrantes retornados de Alemania para realizar estos trámites. De hecho, varios emigrantes retornados de Alemania de la primera generación que se fueron a ese país en los años 60 se dirigieron la Secretaría provincial de Emigración del PSdeG-PSOE de Ourense preocupados por cartas informativas de la Seguridad Social de Alemania. “En estas se les está advirtiendo que sus respectivas mujeres ya no pueden seguir en el seguro médico de sus maridos”, explica el secretario provincial de Emigración Luis Gulín, que también subraya que “se da la circunstancia que ambos cónyuges cobran solo pensión de Alemania, uno de ellos, principalmente la mujer, por tener una pensión más baja, está forzosamente incluida en el seguro médico alemán como beneficiaria familiar”. Ahora, por un cambio legislativo del último año en Alemania, hay modificaciones que afectan a algunas mujeres del colectivo de retornados del país teutón, muchas de ellas octogenarias.

Gulín se puso en contacto con la AOK, órgano que gestiona en Alemania la asistencia sanitaria para la mayoría de los retornados, solicitando información. Según pudo saber, “efectivamente todas aquellas mujeres que cobran pensión exclusivamente de Alemania, sin retenciones para el seguro médico y seguro de dependencia, estaban incluidas en el seguro familiar como beneficiarias”.

“A partir del 1 de julio tienen que modificar ese estatus porque con el aumento del 3 por ciento anual de la pensión van a pasar el límite de 450 euros mensuales que les permitía seguir como beneficiarias”, afirma Gulín. A partir de ese momento tienen que solicitar ser titulares del seguro médico, dándose de baja del familiar. Esto implica a mayores que a la pensión se le aplicará una retención del 11 por ciento como aportación al seguro médico y seguro de dependencia. La Secretaría Provincial de Emigración se puso a disposición de los afectados para ayudar en los trámites en cuanto lleguen los requerimientos de modificación de estatus que paralelamente hay que comunicar también a la Seguridad Social de España.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *