NUEVA EMIGRACIÓN

Los órganos de representación de la colonia en el exterior, asesores idóneos para la nueva emigración

El Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior y los Consejos de Residentes Españoles

“El Consejo de Residentes Españoles es una herramienta que está a disposición de todo aquel que lo necesite para asesorarse y recibir las pautas necesarias para establecerse en un nuevo país y poder salir adelante, por lo que es muy importante que aquellos españoles que toman el camino de la emigración acudan a ellos”, afirmó la presidenta del CRE de Buenos Aires, María Teresa Michelón

“Somos un capital que no tienen muchos países, por esos tenemos que trabajar por una España y una colectividad en el exterior más rica y diversa”

El Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) es un órgano de carácter consultivo y asesor adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social del Gobierno de España que tiene por finalidad garantizar la efectividad del derecho de los españoles residentes en el exterior a participar en los asuntos que les conciernen y promover la colaboración de las administraciones públicas en materia de atención a la ciudadanía española en el exterior y personas retornadas.

Este órgano, que inició el pasado mes de junio de 2017 su VII mandato, está presidido por Eduardo Dizy, consejero por México; su vicepresidenta primera es la secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral; la vicepresidenta segunda es la subsecretaria del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Beatriz Larrotcha, y el secretario es el director general de Migraciones, Ildefonso de la Campa.

Participan en las reuniones plenarias del CGCEE los consejeros que son elegidos entre los miembros de los diferentes Consejos de Residentes Españoles (CRE), además de representantes de todas las comunidades autónomas (incluidas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) y de diversos departamentos ministeriales del Gobierno español, de organizaciones empresariales y sindicales, y de las federaciones de asociaciones de españoles en el exterior más representativas. 

La función principal del CGCEE es la de debatir entre todos sus representantes cuáles son las problemáticas, necesidades e inquietudes más importantes que aquejan a la ciudadanía española en el exterior para transmitírselas directamente al Gobierno de España, haciendo valer así los derechos de sus representados en todo el mundo.

Las cuestiones que se debaten en las reuniones plenarias son preparadas en cuatro comisiones distintas: Derechos Civiles y Participación, Asuntos Educativos y Culturales, Asuntos Sociolaborales y Jóvenes y Mujeres. Además del pleno anual, los presidentes de cada comisión y algunos de sus integrantes se reúnen también a lo largo del año para ir puliendo las propuestas que se debatirán en las reuniones plenarias.

Si bien el CGCEE es el instrumento a través del cual el Gobierno español toma conocimiento de la situación real de sus ciudadanos residentes en el exterior, los CRE, que tienen una relación directa con los consulados generales de España de la demarcación que los acoge, son la primera instancia para recoger dichas inquietudes y necesidades, las que, por obvias razones, pueden variar según el país en el que dichos ciudadanos residen.

Buenos Aires, el CRE más grande del mundo

El CRE de Buenos Aires puede ser denominado, sin lugar a dudas, como el más grande del mundo, puesto que en dicha demarcación consular están inscriptos alrededor de 450.000 ciudadanos españoles.

Desde hace varios años, el CRE de Buenos Aires (que cuenta con 15 consejeros que asumieron en septiembre de 2016 y cuyos mandatos son de cuatro años de duración) es presidido por María Teresa Michelón Martínez, quien ha participado en numerosas reuniones del CGCEE como integrante de la comisión Sociolaboral, la cual también presidió durante cuatro años.

Según explicó Michelón a Nueva Emigración, los consejeros del CRE de Buenos Aires se reúnen una vez al mes para discutir las inquietudes de la colectividad española, aunque aclaró que en caso de ser necesario también hacen reuniones extraordinarias dependiendo de alguna situación en particular que pueda presentarse.

La atención al público es de lunes a jueves, de 15 a 18 horas, en la oficina 302 del tercer piso de la sede social del Centro Galicia de Buenos Aires, sito en la calle Bartolomé Mitre 2552 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y el teléfono de contacto es el 4951-9593.

Entre las consultas más habituales que reciben en el CRE de Buenos Aires se encuentran las relacionadas con las pensiones asistenciales y atención sanitaria en el caso de los emigrantes mayores, mientras que la disponibilidad de becas de estudio es la temática sobre la cual más preguntan las nuevas generaciones de españoles.

Sin embargo, hay una cuestión principal sobre la que los consejeros vienen trabajando desde hace unos años y que no dudan en presentar en cada reunión plenaria realizada en España, y que tiene que ver con la solicitud del acceso irrestricto a la nacionalidad española para todos los nietos de emigrantes.

Como es bien sabido, más allá de las ventajas que supuso la sanción de la Ley de Memoria Histórica, que permitió a miles de descendientes el acceso a la nacionalidad de sus abuelos, quedaron fuera de la confección de dicha ley algunos supuestos que hacen que la misma sea incompleta.

En ese sentido, afirmó Michelón, uno de los problemas a resolver es el de aquellas personas que optaron por la nacionalidad cuyos hijos mayores de 18 años, en el momento en que su padre o madre haya sido considerado español, no pudieron obtener la misma, lo que ha provocado que en muchas familias se dé la situación de que unos hermanos tengan la nacionalidad y otros no.

Otra cuestión importante es la de aquellos descendientes que, habiendo accedido a la nacionalidad española, la perdieron por no ratificarla antes de cumplir los 18 años de edad, situación que, aclaró Michelón, recién en los últimos años comenzó a ser informada en los consulados españoles al momento de ser tramitada.

Asimismo, aseguró que también deben resolverse los casos de descendientes de madre española que nacieron antes de 1978 y que no pudieron adquirir la nacionalidad de origen y el de los exiliados que se vieron obligados a renunciar a la nacionalidad española y adoptar la nacionalidad del país de acogida para poder trabajar o residir allí.

“El tema de la nacionalidad es el más importante en este momento para nosotros; hace años que venimos luchando para que esta situación se corrija y que todos los nietos de españoles tengan los mismos derechos y sean iguales ante la ley, tal como lo dice la Constitución española”, subrayó.

Sobre las pensiones asistenciales

Respecto a las pensiones asistenciales, Michelón aclaró que si bien hace algunos años el número de pensionistas en Argentina se ubicaba entre los 30.000 y los 40.000, en la actualidad se ha reducido a aproximadamente 5.000: “El problema principal respecto a las pensiones es que mucha gente, si sus ingresos superan en diez centavos a los topes establecidos en la normativa, dejan de recibirla”. En un país como Argentina, en el que la inflación sigue siendo superior al 25 por ciento anual, la pensión asistencial española muchas veces es fundamental para asegurar una vida digna a los emigrantes.

Los consejeros por Buenos Aires están luchando desde hace un tiempo también para que los cónyuges de españoles fallecidos puedan seguir cobrando la pensión, “aunque no sea el monto total, si un porcentaje, porque quedan muy desvalidos al fallecer la persona con la que convivían”.

Un tema puntual que está preocupando a la colectividad es el de aquellos emigrantes que son socios del Centro Gallego de Buenos Aires y del Hospital Español, instituciones que están atravesando una muy profunda crisis y que motivó a los consejeros a ponerse a disposición de todo aquel que tenga temor por el futuro de su atención sanitaria para poder interceder por ellos ante las autoridades correspondientes: “Estamos tomando denuncias para después poder actuar, porque no podemos basarnos en comentarios sin tener datos concretos”, recalcó.

Inquietudes de los más jóvenes

Respecto a las inquietudes de los más jóvenes, el primer lugar en cuanto a las consultas recibidas lo ocupan las relacionadas con las becas de estudio. “Recibimos muchas consultas, la mayoría de ellas por teléfono, y nuestra misión es asesorar a los descendientes de españoles sobre cuáles son las becas a las que pueden optar, como las Reina Sofía del Gobierno español o las que ofrecen la Xunta de Galicia y la Junta de Castilla y León. En general les informamos sobre toda la documentación que necesitan reunir para poder solicitarlas”, señaló.

Michelón aclaró que Argentina no es un destino muy común para la nueva emigración española, que se concentra mayoritariamente en los países del entorno europeo, pero no duda en recomendar que quienes decidan radicarse fuera de España se pongan en contacto rápidamente con el CRE correspondiente a su jurisdicción.

“El Consejo de Residentes Españoles es una herramienta que está a disposición de todo aquel que lo necesite para asesorarse y recibir las pautas necesarias para establecerse en un nuevo país y poder salir adelante, por lo que es muy importante que aquellos españoles que toman el camino de la emigración acudan a ellos ya que les será muy útil, en especial en aquellos países en los que no se habla español y en los que la adaptación puede ser más difícil”, concluyó.