El viceconsejero de Acción Exterior visita a la colectividad en Montevideo

Luis Guillermo Padilla informó sobre las acciones a favor de la emigración del Ejecutivo isleño

Luis Guillermo Padilla (centro segunda fila) con canarios de Maldonado.
Dirigió unas palabras a los asistentes al encuentro en Montevideo.
Con los miembros del CRE y el consejero de Empleo y Seguridad Social, Benito Díez.
Dialoga con directivos de Buscando Raíces de Tala.

El viceconsejero de Acción Exterior del Gobierno de Canarias, Luis Guillermo Padilla, visitó Uruguay por primera vez manteniendo contactos con el gobierno local y una reunión con más de dos centenares de canarios y descendientes en la Sociedad Islas Canarias de Montevideo.

El viceconsejero Padilla arribó a Montevideo el pasado 12 de marzo con una apretada agenda de reuniones con ministros e intendentes del sur uruguayo con los que el Gobierno canario colabora, procurando también concertar nuevos convenios que posibiliten estrechar aún más sus lazos.

El martes 13 de marzo por la tarde estaba previsto el encuentro del alto funcionario del Ejecutivo isleño con los emigrantes y descendientes procedentes de las Islas y residentes en Uruguay. La Sociedad Islas Canarias, ubicada en el barrio Atahualpa en el oeste montevideano, se fue llenado de emigrantes canarios y descendientes que poco a poco fueron colmando las meses instaladas en el salón principal, al tiempo que los voluntarios que atienden la actividad socio sanitaria de la institución, les iban arropando mientras esperaban la presencia del visitante.

En esta institución, cuya directiva preside Inmaculada Cedrés, actual consejera del Consejo de Residentes Españoles (CRE) y miembro del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, se lleva cabo una labor de mucho esfuerzo, “ya que los recursos son escasos”. Cedrés explicó que en la actualidad “hay cuatro señoras canarias que viven en una casita acondicionada y que son atendidas por nosotros”.

También funciona un centro de día que atiende un grupo de voluntarios comandado por un médico especializado en el que se atiende a casi medio centenar de emigrantes de avanzada edad, lo que supone darles a ellos una mejor calidad de vida, así como también una ayuda a sus familias. Aunque también hay casos de emigrantes que no tienen familia aquí, por lo que el centro de día es su único refugio y compañía.

La Sociedad Islas Canarias de Montevideo fue fundada en 1952 y procede de la primera institución canaria de 1927, convirtiéndose desde aquel entonces en un centro de referencia para la comunidad canaria en Uruguay. A esta entidad hay que sumar la Asociación Buscando Raíces Grupo Tala de Descendientes Canarios, en el departamento de Canelones, y en el este del país, la Asociación Islas Canarias de Maldonado y la Colectividad Canaria de San Carlos.

En su primer encuentro con el colectivo canario, Padilla pudo tener un contacto directo con los asistentes, estrechando manos y abrazando a sus compatriotas antes de reunirse con el Consejo de Residentes Españoles (CRE) que preside Jorge Torres. Además de los integrantes del CRE en el encuentro estuvo presente el consejero de Empleo y Seguridad Social, Benito Díez Arce.

Durante la reunión, Torres y sus compañeros manifestaron su predisposición a ayudar en todo lo que esté en su mano para mejorar la calidad de vida de los canarios en el país, así como también fueron informados de que el Gobierno de las islas atlánticas también está apostando por la juventud.

Justamente, en la presentación ante los más de dos centenares de emigrantes y descendientes que colmaron el salón de la Avenida Millán, la presidenta Inmaculada Cedrés afirmó que “nos enorgullece el centro de día que tenemos y un pequeño centro de acogida para situaciones especiales” pero aclaró que “si queremos que nuestra institución continúe tenemos que apostar a los jóvenes” y “para ellos están dirigidos nuestros proyectos para el 2018”.

Luego presentó a todos los voluntarios y trabajadores que hacen posible las acciones que dirige, “un grupo de once personas en la directiva”, pero “que muchas veces no se los ve” por lo que les invitó a pasar al frente afirmando que “es bueno que todos los conozcamos, porque ellos son los que están para solucionar todos los problemas de nuestros mayores”.

También se dirigió al auditorio el consejero de Empleo y Seguridad Social, Benito Díez Arce, quien era la primera vez que visitaba la institución, aunque aclaró que “hace nueve meses que llegué a Uruguay y la segunda persona que recibí en mi despacho fue a Inmaculada (Cedrés), quién me contó lo que aquí están haciendo por los emigrantes mayores” por lo que desde aquel momento “trabajamos juntos”, instando a los presentes a “concurrir a nuestra Consejería que estamos para servirles”.

Luego sería el propio viceconsejero Luis Padilla el que, realmente emocionado, se dirigió a sus paisanos y descendientes a quienes agradeció por su presencia y les hizo saber todo lo que el Gobierno canario tiene proyectado para continuar entrelazando los dos pueblos, además de continuar y profundizar las ayudas a la colectividad canaria.

Padilla se reuniría más tarde con los directivos de las tres instituciones canarias, con quienes compartió los proyectos que se vienen tejiendo, al tiempo que escuchó sus propuestas y reclamos, finalizando la jornada con un mano a mano entre todos los asistentes y el viceconsejero de Acción Exterior de las Islas Canarias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *