53 años uniendo la institucionalidad española en Uruguay

La Federación de Instituciones Españolas del Uruguay (FIEU) celebró su aniversario cumpliendo los protocolos por el coronavirus

Foto familiar del aniversario de la FIEU.
El directivo de Casa de Galicia, Juan Morales, junto a directivos de la FIEU.jpg
Celebración del 53 aniversario de la FIEU.
Delegados del interior del país en el aniversario de la FIEU.
Tarta aniversario de la FIEU.
Pablo Fuciños, Yolanda Sena, Jorge Torres y Ligia García hablan en la fiesta del 53 aniversario.

En una reunión con todos los protocolos de sanidad que dispone el Gobierno uruguayo, se realizó en la mutua Casa de Galicia los festejos del 53 aniversario de la Federación de Instituciones Españolas del Uruguay (FIEU) con la presencia de algunos representantes de las mismas y parte de la junta directiva.

El pasado miércoles 12 de agosto se celebraron los 53 años de constitución de la Federación de Instituciones Espanolas del Uruguay que en la actualidad está conformada por 25 sociedades, de las que ocho pertenecen al interior del país y de lugares tan lejanos de la capital como la de Artigas a 600 quilómetros.

El austero festejo se realizó en la sede de Casa de Galicia, que dentro de poco tiempo será demolida para dar lugar a la nueva edificación social, policlínica y de residencia post hospitalaria de la centenaria mutualista gallega. Allí llegaron los directivos de la FIEU que preside Jorge Torres y representantes de la Unión Hijos de Morgadanes, del Centro Balear, del ECICU Espacio Guanche, del Centro Asturiano Casa de Asturias, de la Unión Castellano Leonesa, del Club Español de Montevideo, los locatarios de Casa de Galicia y, desde el interior, llegaron del Centro Español de Lavalleja y del Hogar Español de Mercedes.

Todos los asistentes pasamos por los controles de temperatura, higienización de calzado y manos, para luego golpear los puños tapando la sonrisa tras las mascarillas, que se ha hecho habitual en esta pandemia del coronavirus.

El presidente de la FIEU Jorge Torres, flanqueado por sus compañeros de directiva Pablo Fuciños, Yolanda Sena y Ligia García, se dirigió al auditorio a quienes agradeció la presencia, anunciando las disculpas por no poder concurrir del embajador Javier Gómez Llera y al consejero laboral Vicente Pecino, los que ya están en España pasando sus vacaciones, en tanto nadie más del cuerpo diplomático asistió al evento.

Torres confesó que “en honor a la verdad, como hace una semana hicimos también la asamblea general en forma presencial, pretendíamos comenzar a reunirnos pero debido al incremento de los contagios tuvimos que realizar el mismo con una asistencia reducida pero en este espacio amplio de Casa de Galicia, a la que agradecemos, porque así podemos todos cumplir con las recomendaciones del Ministerio de Salud de mantener el distanciamiento”.

También expresó que la junta directiva estaba reducida “a la mitad, ya que muchos compañeros están en los grupos de riesgo o cuidando a sus conyugues por estarlo”, descubriendo así la situación que se vive en Uruguay, donde a pesar de los poco más de mil cuatrocientos contagiados y 37 fallecidos, igualmente la población guarda un sigiloso respeto del distanciamiento social y cuarentena que lo ha puesto de ejemplo en todo el mundo por el resultado obtenido.

Además de agradecer a todos los presentes, destacó la presencia de la presidenta del Centro Español de Lavalleja y del Hogar Español de Mercedes, que tuvieron que hacer cientos de quilómetros para estar en la reunión.

Mientras tanto, por la anfitriona Casa de Galicia habló su directivo Juan Morales, quien explicó que la institución está en una etapa de transformación de la sede central por lo que esta sala de espectáculos donde se realizaba la celebración dejará de existir cuando comiencen las obras.

Morales igualmente invitó a que en cuanto el Gobierno autorice las reuniones, Casa de Galicia desea recibir a todas las instituciones de la FIEU en su casa centenaria, aclarando también que por ser un local amplio puede ser factible que mientras continúe la pandemia se use también para reuniones ya que permite el distanciamiento social.

Luego se disfrutó de un lunch coronado por la torta aniversario, que posibilitó el encuentro y charlas de directivos que hace cinco meses se comunicaban por teléfono o en forma virtual. Un aniversario más de esta modalidad que cuesta acostumbrarse para que sea la nueva normalidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *