Urkullu reconoce la labor de la comunidad en el exterior en el Día de la Diáspora Vasca

Se celebró el 8 de septiembre en el municipio vizcaíno de Ispaster

Intervención de Iñigo Urkullu en el acto de celebración del Día de la Diáspora Vasca.
En un momento de la representación.
Participaron voluntarios de la localidad de Ispaster.
El lehendakari visitó uno de los carros usados por los pastores vascos en Estados Unidos.
Urkullu visitando la muestra sobre la emigración vasca.

El lehendakari Iñigo Urkullu presidió el pasado 8 de septiembre el acto organizado por el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Ispaster con ocasión del Día de la Diáspora Vasca. El lehendakari recordó diferentes momentos en los que el pueblo vasco salió al exterior. En esta jornada reconoció la labor de la diáspora vasca por “mantener nuestra cultura, las tradiciones y el idioma de generación en generación a miles de kilómetros de Euskadi”. Se trata de un colectivo que, a juicio del lehendakari, “nos enriquece en el presente y nos ayuda a marcar un camino hacia un futuro cada vez más abierto al mundo”, afirmó. Atendiendo al carácter migrante de Euskadi, el lehendakari señaló que “no podemos mirar para otro lado como sociedad” ante la llamada de otros pueblos “en busca de un futuro mejor”.

El acto con motivo del Día de la Diáspora comenzó al mediodía en la plaza del pueblo de Ispaster. El lehendakari estuvo acompañado por las consejeras y consejeros Josu Erkoreka, Arantxa Tapia, Iñaki Arriola, Nekane Murga, Estefanía Beltrán de Heredia y Mª Jesús San José, la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui así como por la secretaria general de Acción Exterior, Marian Elorza y el Director para la Comunidad Vasca en el Exterior, Gorka Álvarez. Al acto también asistieron múltiples personas ligadas a la diáspora.

Puesta en valor

En su intervención, el lehendakari destacó que pasados los años “Euskadi sigue saliendo al exterior”. La gran mayoría de las personas que salieron de Euskadi en el siglo XIX y XX partieron hacia América; sin embargo, la juventud del siglo XXI parte hacia los cinco continentes.

El lehendakari agradeció la labor de la comunidad vasca en el exterior por “mantener las raíces y la relación con Euskadi. La red tejida a través de 191 euskal etxeak en más de 25 países es “un activo y una oportunidad para Euskadi Basque Country”. En palabras del lehendakari, “la diáspora vasca es hoy una red sólida y activa. Una red que comparte el objetivo de promocionar el buen nombre de Euskadi en el mundo”.

El 8 de septiembre en más de medio centenar de centros vascos de 16 países organizan de manera simultánea actos para celebrar este día. Actos a lo largo del planeta que el Lehendakari comparó con la culminación de la vuelta al mundo hace cinco siglos por Juan Sebastian Elcano.

Euskadi, país de acogida

A este carácter migrante se refirió el lehendakari en su discurso: “Es importante tener presente esta realidad histórica cuando ahora nos toca recibir a personas migrantes que buscan un nuevo futuro en nuestro pueblo. Fuimos acogidos, debemos acoger. Europa debe aprobar una política común para acoger a las personas que buscan refugio y un nuevo futuro”. “No podemos mirar para otro lado como sociedad” afirmó.

Desarrollo del acto

Fue la alcaldesa de Ispaster, Garbiñe Sáenz de Buruaga, la encargada de abrir el acto con un pequeño vídeo. A continuación, desde emplazamientos de la plaza varios personajes representaron situaciones vinculadas con la historia migrante en los cincos continentes. Destacar que entre las personas que participaron mediante el baile, la danza o el teatro se encontraban voluntarias del propio pueblo de Ispaster.

Eventos en medio centenar de centros en 16 países

Las euskal etxeak se han volcado un año más convirtiendo el 8 de septiembre en una fecha importante del calendario. Los festejos comenzaron una semana antes. En Argentina se aprovechó para celebrar también el 3 de septiembre -día del inmigrante- y durante todo el fin de semana del 7 y 8 de septiembre hubo un gran número de actos en las euskal etxeak de Argentina, Alemania, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos, Francia, México, Perú, Paraguay, Reino Unido, Uruguay y Venezuela.

Estas celebraciones fueron de lo más variado: comidas populares, homenajes, danza, deportes, exposiciones, desfiles, charlas, proyecciones, misas, conciertos, talleres, genealogía, reuniones, juegos, mus, picnic, proclamaciones… un amplio programa en el que un día al año gran parte de la comunidad vasca sale conjuntamente a mostrarse y reivindicarse.

En Navarra, y de la mano de Euskal Artzainak Ameriketan Elkartea, el sábado 7 de septiembre se celebró en Erro el encuentro anual de pastores que emigraron a América.

También en Iparralde hubo distintos actos así como en Baiona y en Donibane Lohitzune. Cabe destacar entre los distintos actos las iniciativas de abrirse a otras diásporas y compartir experiencias.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *