Un total de 87.685 españoles emigraron en 2017, 1.573 más que en el ejercicio anterior

Leve aumento de la salida de ciudadanos al extranjero tras producirse en 2016 el primer descenso desde el año 2008

Un total de 87.685 personas con nacionalidad española emigraron al extranjero en 2017. De ellas, 54.923 (el 62,6%) habían nacido en España mientras que 32.762 (el 37,4%) nacieron en el extranjero. Por sexo, emigraron más hombres españoles que mujeres (52,4%, frente a 47,6%).

Según los datos de la Estadística de Migraciones a 1 de enero de 2018 publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el 25 de junio, el número de españoles que emigraron en 2017 aumentaron un 1,8% al pasar de 86.112 en 2016 a los 87.685 citados en 2017, 1.573 personas más.

Se trata de un leve repunte de la salida de ciudadanos al extranjero tras producirse en 2016 el primer descenso desde el año 2008, cayendo un 9% al pasar de 94.645 en 2015 a 86.112 en 2016, 8.533 personas menos.

Los principales países receptores de emigrantes españoles fueron Reino Unido (19.089), Francia (10.337), Estados Unidos (7.889), Alemania (6.885) y Ecuador (5.504).

Desde el INE señalan queen los casos de Ecuador, Colombia o Bolivia se trata, fundamentalmente, de población no nacida en España o de niños menores de 16 años, lo que parece indicar una migración de retorno de ciudadanos extranjeros que han adquirido la nacionalidad española junto con sus hijos nacidos en España.

Así, de los 5.504 españoles que emigraron a Ecuador, el 6,3% eran mayores de 16 años nacidos en España. Esta circunstancia fue similar en la emigración a Colombia (el 15,5%) y Bolivia (8,8% nacidos en España y mayores de 16 años).

Retorno

Un total de 78.058 personas con nacionalidad española procedentes del extranjero establecieron su re

sidencia en España durante 2017, frente a los 62.572 en 2016, un 24,8% más. Más de la mitad (45.144) nacieron fuera de España.

Por sexo, el reparto de la inmigración de españoles fue ligeramente superior en los hombres (51,2%, frente al 48,8% de mujeres).

La población con nacionalidad española que llegó durante 2017 procedía, principalmente, de Venezuela (15.537), Ecuador (6.659) y Reino Unido (5.810).

Cabe destacar que el retorno de ciudadanos españoles desde Venezuela ha aumentado en un 49%, al pasar de 10.421 a 15.537, 5.116 más. Más reseñable todavía porque creció un 35,7% el año anterior frente a 2015, al pasar de 7.579 personas a 10.285, 2.706 más.

En los 15 principales países de origen de la inmigración de españoles, los flujos de inmigración aumentaron respecto al año anterior.

Población residente en España

Durante 2016 la población residente en España se situó en 46.659.302 habitantes a 1 de enero de 2018, lo que supuso un aumento de 132.263 personas respecto a comienzos de 2017.

 

 

En términos relativos, la población se incrementó un 0,28% durante 2017. Continúa así con el crecimiento iniciado en 2016, tras haber decrecido entre 2012 y 2015.

El incremento poblacional durante 2017 fue fruto de un saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) negativo (de -31.245 personas) y de un saldo migratorio positivo de 164.604 personas (se registraron 532.482 inmigraciones procedentes del extranjero y 367.878 emigraciones con destino al extranjero).

Por edad

La población aumentó en 2017 en los grupos de edad de 10 a 24 años, de 40 a 79 y en los mayores de 85 años.

Por el contrario, descendió en el grupo de 25 a 39 años (en 253.939 personas), entre los menores de 10 años (80.560 menos) y en el grupo de 80 a 84 años (26.372 personas menos).

Nacionalidad y lugar de nacimiento

El incremento de población en 2017 se debió al crecimiento de la población de nacionalidad extranjera (152.600 personas más). Este aumento de extranjeros fue producto de un saldo migratorio positivo con el exterior (174.231) y de un saldo vegetativo también positivo (45.120), que se vio reducido por los procesos de adquisición de nacionalidad española, que afectarían a 66.565 residentes.

Por su parte, la población española bajó en 20.337 personas, hasta situarse en 42.087.247

Esta reducción respondió a un saldo vegetativo negativo (-76.365) y a un saldo migratorio también negativo (-9.627), que no se vieron compensados con las adquisiciones de nacionalidad española.

Por nacionalidades, los mayores descensos en términos absolutos se produjeron en las poblaciones de Rumanía, Reino Unido y Ecuador. Por su parte los mayores aumentos se produjeron en nacionales de Venezuela, Colombia, Italia y Marruecos. Destaca el aumento de población de nacionalidad venezolana (del 44,2%).

Por comunidades y ciudades autónomas

Illes Balears (1,36%), Comunidad de Madrid (1,13%) y Canarias (1,03%) registraron los mayores incrementos relativos de población durante 2017.

Por su parte, los mayores descensos se registraron en Castilla y León (-0,70%), Extremadura (-0,64%) y Principado de Asturias (-0,64%).

Migraciones exteriores

El saldo migratorio con el exterior aumentó en 164.604 personas durante 2017. Fue positivo por segundo año consecutivo, cambiando la tendencia negativa iniciada en 2010.

Este aumento fue debido a que 532.482 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en nuestro país, mientras que 367.878 abandonaron España con destino al extranjero.

En términos relativos, la inmigración aumentó un 28,4% en 2017 y la emigración un 12,4%.

Del total de inmigrantes procedentes del extranjero, 78.058 personas (el 14,7% del total) tenían nacionalidad española. El resto (454.424) eran extranjeros.

En cuanto a la emigración, de las 367.878 personas que se marcharon al extranjero, 87.685 (un 23,8% del total) eran españolas y, de estas, 54.923 habían nacido en España. El resto de los emigrantes (280.193) eran extranjeros.

Saldo migratorio de españoles

El saldo migratorio de los españoles con el exterior durante 2017 fue de -9.627. Este dato, menos negativo que en 2016, se produjo como consecuencia de un aumento del 24,7% de la inmigración de españoles y de un descenso del 2,4% de la emigración de población española.

Saldo migratorio de extranjeros

Durante el año 2017 el saldo migratorio de los extranjeros fue de 174.231 personas. Este saldo es positivo por tercer año consecutivo.

La población extranjera que inmigró desde otros países aumentó un 29,0% respecto a 2016, mientras que la emigración extranjera hacia otros países creció un 18,0%.

Entre las 20 nacionalidades con mayor flujo migratorio, Venezuela y Colombia presentaron los mayores saldos migratorios positivos (más inmigrantes que emigrantes). En el extremo opuesto, Rumanía y Reino Unido registraron los saldos más negativos.

Inmigración de extranjeros

Las principales nacionalidades de los inmigrantes extranjeros fueron la marroquí (con 39.847 llegadas a España durante 2017), la colombiana (34.210) y la venezolana (31.468).

Los flujos de inmigración aumentaron en los 15 principales países de origen de extranjeros, sobre todo en las personas de nacionalidad peruana (un 75,2% más que durante 2016), venezolana (un 70,0% más) y hondureña (un 67,4% más).

Emigración de extranjeros

Entre los extranjeros que emigraron de España en 2017, las nacionalidades predominantes fueron la rumana (47.396 emigraciones), la británica (27.013) y la marroquí (22.498). Estas son, además, las nacionalidades mayoritarias entre la población extranjera residente.

Los flujos de emigración al exterior subieron en la mayoría de los 15 principales países de nacionalidad de los emigrantes. Los mayores aumentos se dieron entre en los nacionales de Alemania (39,6%), Reino Unido (37,7%) y Brasil (35,8%).

En el lado opuesto, el número de salidas se redujo entre los nacionales de Pakistán (un 10,1% menos) y Marruecos (3,7% menos).

Migración exterior por comunidades autónomas

Casi todas las comunidades y ciudades autónomas presentaron saldo migratorio positivo durante 2017, especialmente Comunidad de Madrid y Cataluña.

La Región de Murcia fue la única con saldo migratorio negativo.

Migraciones interiores

Comunidad de Madrid, Cataluña e Illes Balears presentaron los saldos migratorios más elevados en 2017.

En el extremo opuesto, Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha registraron los saldos migratorios interiores más negativos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *