RETORNAD@S

Jesús Silva: “Trabajamos para evitar una crisis extrema, pero estamos preparados para proteger a los españoles en Venezuela si la hay”

El embajador de España en Venezuela afirmó que en los últimos años el número de españoles que han retornado, sumados quienes tienen la nacionalidad y los descendientes, hijos y nietos que la han solicitado, asciende a unos 70.000

El embajador Jesús Silva posa junto a las banderas de Venezuela y España.
Silva toma la palabra durante la imposición de la Cruz de Isabel la Católica a Luis Ugalde (2º por la dcha), exrector de la Universidad Católica ‘Andrés Bello’, el pasado mes de marzo en Caracas.
El embajador Jesús Silva presidiendo en Caracas una reunión de la Fundación España Salud en enero de este año.
El titular de la Embajada con responsables de Emigración del Gobierno central y de las administraciones autonómicas de Galicia, Asturias y Canarias.

Toda una polémica se ha desatado desde que agencias de las Naciones Unidas cifraran el éxodo venezolano en cuatro millones de personas y pronosticaran que a finales de 2020 podría estar en el doble: ocho millones de venezolanos emigrados de su país.

Fuera de los países de América Latina, Estados Unidos y España son los destinos preferidos de los venezolanos. Sin embargo, el primero, por la dificultad de lograr legalidad ,ya no es tan apetecible para este colectivo. En España, por su parte, si bien el país está recibiendo una parte de la emigración venezolana, la principal vía de recepción de estos nacionales viene dada por el retorno de quienes un día partieron desde este país hacia Venezuela y, fundamentalmente, de sus descendientes (hijos, nietos y bisnietos).

El embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, desde que inició su periplo en este país en el año 2017, ha estado muy activo en todo lo que significa apoyar al colectivo español residente en Venezuela.

En este sentido y frente a las múltiples graves coyunturas que se han presentado en el país, la Embajada ha venido actuando para planificar y prever acciones de protección a sus connacionales.

Silva afirma que para el Gobierno español y, por ende, para la Embajada en Venezuela, la “principal prioridad es intentar contribuir a evitar que una gran crisis se produzca de forma extrema en el país”.

“La situación crítica por la que pasa Venezuela ha generado un importante éxodo y muchos de ellos se han ido a España, pero estamos trabajando para evitar que haya una crisis generalizada, tanto a través del apoyo a la ayuda humanitaria como mediante la ayuda política para intentar favorecer todo aquello que suponga llegar a acuerdos pacíficos y democráticos”, afirma.

Pero él es enfático en señalar que “en el supuesto de que se produzca alguna situación de crisis, que no deseamos y que estamos intentando contribuir para evitarla, la Embajada está preparada para atender a los españoles y para que los españoles se sientan protegidos. Tenemos los medios y los planes para poder atender una crisis de ese tipo”.

Los españoles en Venezuela

El embajador de España en Venezuela asegura que para el Gobierno “lo más importante en Venezuela son sus nacionales, es la protección y asistencia a los nacionales españoles, con lo cual nuestra prioridad número uno es que todos aquellos que están aquí y que tienen necesidades sean atendidos de alguna forma”.

Dice que se está haciendo por distintos vías, sobre todo desde el Ministerio del Trabajo, que ha aprobado planes para atender a los españoles residentes en Venezuela.

“Cada vez tenemos programas más generosos para poder atender a todos los ciudadanos españoles que están aquí –explica Jesús Silva– y en especial para aquellos que son de más edad o que tienen alguna situación que les hace especialmente vulnerables: menores de edad, mujeres embarazadas, personas con discapacidad. A toda esta gente la estamos atendiendo y el Gobierno de España está intentando aumentar sus dotaciones presupuestarias para que tengamos una cobertura de todos los españoles que lo necesiten aquí en Venezuela”.

70.0000 retornados

Indica el embajador que “se ha notado un descenso importante en el censo, en el registro de españoles que tenemos en Venezuela y que gestiona el Consulado General de España. Aproximadamente, ha habido una disminución neta de 40.000 españoles en los últimos años, desde el número máximo de españoles que tuvimos registrados”.

“A estos 40.000 hay que sumarle los ciudadanos venezolanos que eran hijos o descendientes de españoles y que han pedido la nacionalidad española, y también hay que agregarles a los que se han acogido a la norma prevista para los supuestos descendientes de sefardíes. Calculamos que de esos 40.000 netos puede haber probablemente en torno a 60.000 o 70.000 que en total han debido de abandonar Venezuela para regresar a España con ciudadanía española”, explica Silva.

Jesús Silva señala que también ha habido muchos venezolanos que se han ido a España y la comunidad venezolana allá “ha crecido de forma vertiginosa”. Asegura que se calcula que los venezolanos en España alcanzan unas 300.000 personas.

En cuanto al tipo de retorno, el embajador indica que hay dos supuestos: “Por un lado, está la gente que tiene una edad avanzada, que deciden regresar a España por reunificarse con familiares, porque se sienten mejor atendidos desde el punto de vista de la asistencia sanitaria y de los servicios sociales, que en España son muy eficientes y muy generosos; y por el otro lado, está la gente joven que en su perspectiva profesional ven más y mejores oportunidades en España”.

Dice además que “el retorno de venezolanos o de hispano-venezolanos a España ha sido muy armonioso. En general, los venezolanos son muy apreciados en España y no hemos tenido ningún problema. Hasta el momento no se ha planteado ningún reto insalvable. Hemos podido gestionar el flujo de venezolanos que está llegando”.

Cómo se enfrenta el retorno

En la experiencia que ha tenido el embajador con su colectivo, observa que cuando las personas son de avanzada edad, jubilados y pensionistas, prefieren quedarse en Venezuela, en la medida de lo posible. Es por ello que en ese sector las autoridades españolas están haciendo un esfuerzo en ayudar a través de la Fundación España Salud, contribuciones, pero también gestionando plazas en residencias para ancianos, de forma tal que puedan quedarse aquí, “porque mucha gente ya tiene una vida hecha en Venezuela y ya no tienen familiares en España, con lo cual muchas veces es menos traumático quedarse aquí”.

Silva aconseja que, antes de emprender la aventura de España, primero haya un destino donde llegar y donde ser acogidos, que haya una familia que les reciba, que haya un lugar al que llegar. Lo mejor es no llegar sin estar preparado o estar organizado para ello.

“En todo caso, el Gobierno nacional español, como las comunidades autónomas o los gobiernos regionales, están, por supuesto, con todos sus servicios sociales atentos a cualquier necesidad que surja y para cualquiera que necesite ayuda nosotros podemos canalizarla en los organismos adecuados”.

Explica que para cambiar de país, y sobre todo cuando son familias enteras las que se mudan, es bueno que tengan premeditada su llegada.

Pensiones impagadas

El aspecto relacionado con el cobro de la pensión por parte de quienes son pensionados por Venezuela y tienen varios años sin recibir su paga es un tema que “nos ha preocupado muchísimo desde hace tiempo, hemos estado insistiendo mucho ante las autoridades”.

Explica Silva que ese no es un asunto “que dependiera del Gobierno español, depende sobre todo de los servicios venezolanos de Seguridad Social, que son los que tienen que seguir abonando las prestaciones de jubilación y de pensiones a aquellas personas que tienen su derecho adquirido”.

Afirma que se ha insistido mucho al Gobierno venezolano, incluso ha habido vistas de representantes del Ministerio del Trabajo de España, que se reunieron con el ministro del Trabajo de Venezuela, para reiterar que hay que buscar una solución.

El Gobierno venezolano ha mostrado la intención de resolver el tema y ha reconocido el problema, indica Silva. “Puede que ahora sea más fácil solucionar el asunto, porque ya no existen los problemas cambiarios que había, y que distorsionaban las cifras, lo cual hacía más difícil al Gobierno venezolano el esfuerzo presupuestario de atender esas necesidades, con lo cual tenemos la esperanza de que eso va a tener una respuesta pronto, pero nosotros seguimos insistiendo con el Gobierno venezolano que cumpla con su compromiso”.

Expulsado por Nicolás Maduro y anfitrión de Leopoldo López

El embajador Jesús Silva ha tenido una accidentada gestión en Venezuela. Un país con una situación como la que tiene este da para mucho, aun así él se ha esforzado en mantener una relación cercana tanto con el colectivo de españoles en Venezuela como con las autoridades, organizaciones y sociedad civil venezolana. Desde que inició su trabajo el día 10 de marzo de 2017 cuando fue designado embajador de España en la República Bolivariana de Venezuela, ha pasado por una expulsión que se concretó el día 26 de enero de 2018, por supuestas “continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” del país. Para el 23 de abril de ese mismo año, Silva regresó a Venezuela. Y desde el día 30 de abril, cuando Leopoldo López recibió un indulto por parte del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y presidente encargado, Juan Guaidó, su casa en Venezuela se convirtió en el hospedaje de este líder de la oposición que, en principio, llegó con su mujer, Lilian Tintori, y su hija de 15 meses. Ellas se encuentran ahora en España. Jesús Silva nació el 14 de abril de 1962 en Sevilla. Es licenciado en Derecho e ingresó en 1990 en la carrera diplomática. Ha sido consejero técnico en la jefatura de Protocolo de Presidencia del Gobierno, cónsul general de España en Rosario, consejero cultural de la Embajada de España en Alemania y director del Gabinete de la Secretaría de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica. En 2001 fue nombrado director general de Relaciones Culturales y Científicas, en 2005 pasó a ocupar el puesto de embajador de España en Jamaica y en 2010 el de embajador de España en Panamá. En 2017 llegó como embajador a Venezuela.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *