Agustín Torres participó del acto de reapertura del emblemático edificio de la Patriótica y Cultural Española

El secretario general de Inmigración y Emigración destacó que ya han comenzado a trabajar para la renovación de las políticas públicas de cara a la ciudadanía en el exterior

Torres, Selas y Blanco luego de descubrir la placa conmemorativa de la reapertura de la Patriótica Española.
El secretario general recorrió las instalaciones y se interesó por los trabajos realizados para su puesta a punto.
Agustín Torres en uno de los actos en Buenos Aires.
Los alumnos del Colegio Santiago Apóstol le entregaron un obsequio al secretario general.
El secretario general de Inmigración y Emigración con la directiva del Colegio Santiago Apóstol.
Torres también visitó la nueva sede de Ospaña.

El secretario general de Inmigración y Emigración del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social del Gobierno de España, Agustín Torres, participó el pasado viernes 11 de octubre del acto oficial de reapertura del emblemático edificio de la Asociación Patriótica y Cultural Española, en donde a partir de ahora tendrá su sede la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina, punto culminante del convenio de hermanamiento firmado por ambas instituciones.

Torres estuvo acompañado por el cónsul general de España en Buenos Aires, Javier Gil Catalina; el cónsul adjunto, Jorge Noval; el secretario general de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España en Argentina, Juan Hernández Alfaro, y el director de Relaciones Institucionales de Fundación España, Cristian Moares.

Luego de recorrer las renovadas instalaciones, cuyas refacciones pudieron hacerse gracias al millonario aporte logrado a través de la Ley de Mecenazgo del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Torres expresó estar muy satisfecho porque la puesta en valor del magnífico edificio representa “un símbolo de algo muy español como lo es la generosidad, esa generosidad que han demostrado los directivos de la Patriótica para compartir junto a la Federación de Sociedades Españolas la utilización de este espacio tan emblemático y que cuenta con una historia impresionante”.

Esta colaboración entra ambas instituciones, apuntó, es el ejemplo a seguir de cara al futuro, “partiendo de unas bases tan sólidas como las de entidades como la Patriótica, que surgió hace ya más de un siglo con un espíritu de ayuda y solidaridad, porque no dudo que ese altruismo sigue vivo en la colectividad española y lo compruebo cada vez que voy al exterior”.

Nuevas políticas hacia la ciudadanía en el exterior

El secretario general afirmó que tanto los ciudadanos españoles que residen fuera de España como así también sus instituciones están enfrentando el reto que supone un cambio de paradigma que les afectará de cara al futuro, “para lo cual ya estamos evaluando, diseñando, proyectando y debatiendo junto a los directivos de las entidades nuevas políticas públicas dirigidas a la ciudadanía española en el exterior, porque ellos son los verdaderos protagonistas y expertos en la materia y nosotros, desde la administración, al ser el puente de contacto directo con España, tenemos que ser los facilitadores de la remoción de los obstáculos que enfrentan”.

En la misma tónica, resaltó que ese trabajo debe asentare “en el esfuerzo conjunto de todos, porque estamos yendo hacia un futuro en el que hay muchísimos descendientes, segundas, terceras y cuartas generaciones de españoles que esperan de nosotros hechos y no palabras para que estemos a la altura de sus necesidades”.

Por su parte, el presidente de la Patriótica y Cultural Española, Horacio Selas, expresó con emoción: “Hoy me toca a mí, en carácter de presidente de esta institución, la inmensa satisfacción de poner en marcha, recuperando para toda la colectividad española, el espacio de este verdadero templo de la hispanidad, recientemente restaurado y puesto en valor merced al tesón y al esfuerzo de muchos de los que aquí están”.

Selas recordó fundamentalmente la figura del recordado Manuel Padorno, del cual destacó la “generosidad, capacidad y entrega de ese magnífico hispanista, hacedor incansable y notable ejemplo de altruismo y desinterés, quien tuvo la visión necesaria e integradora para hacer que esta maravillosa casa, que se encontraba abandonada y con destino incierto, pudiese devolverse al colectivo español, convirtiéndola en sede de la Federación de Sociedades Españolas, que nos abarca a todos y que a partir de hoy tendrá aquí sus oficinas”.

El presidente de la Patriótica resaltó que el proyecto de puesta en valor de la sede llevó casi una década de trabajo y enfrentó “todas las dificultades propias de los grandes emprendimientos”, por lo que animó a todos los integrantes de la colectividad a encolumnarse en la tarea de preservar su destino, para lo que, subrayó, será fundamental “actuar con sentido de integración, e imprescindible acercar a los jóvenes, tan valiosos y necesarios para la renovación de fuerzas e ideas”.

Finalmente, el presidente de la Federación de Sociedades Españolas, Benito Blanco, agradeció a Torres, “quien tuvo la delicadeza y la gran decisión de apoyarnos con su presencia para poder inaugurar nuestras oficinas aquí”, y subrayó que el edificio de la Patriótica estará abierto a todas las instituciones de la colectividad que quieran realizar allí sus actividades.

Otras actividades

La reapertura de la Patriótica marcó el fin de la agenda de actividades de Torres en Buenos Aires. Esa misma jornada, por la mañana, había visitado el Colegio Gallego-Argentino Santiago Apóstol, donde, además de reunirse con su junta directiva, pudo conversar con sus alumnos de nivel primario y secundario, para luego trasladarse hasta la nueva sede de Ospaña, (Obra Social de las Emigrantes Españoles y sus Descendientes) y posteriormente compartir un almuerzo de camaradería junto a directivos y representantes de las instituciones de la colectividad en el Centro Lalín de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *