xunta
galiciaaberta
 

Nueva Emigración

El Colegio ‘Federico García Lorca’ de París, un empeño de la emigración por mantener las raíces de sus hijos

Este centro escolar de titularidad pública está situado en una de las mejores zonas de la capital francesa
Eduardo Cuña
Última Actualización Martes, 21 de Noviembre de 2017. 13:10h.

Tanto la lengua española como la francesa se imparte en todos los niveles, por lo que al finalizar su escolaridad, los alumnos deben ser capaces de comprender y expresarse correctamente en ambas lenguas (además de tener buenos fundamentos en inglés, que se imparten a partir del tercer nivel de primaria).


El Colegio Español ‘Federico García Lorca’ de París es un centro de educación infantil y primaria dependiente del Ministerio de Educación español. Se creó en 1974 y tiene su sede en el antiguo edificio de la Misión Católica Española, en el número 53 de la Rue de la Pompe, en el distrito número 16 de París.

A fines de la década de 1960, las expectativas de los emigrantes españoles comenzaron a cambiar. Muchos de ellos se casaron o se las arreglaron para traer a su familia a Francia y la escolarización de los niños se convirtió en un tema importante en los grupos de padres que asisten regularmente a la Misión Católica Española en la Rue de la Pompe, pero también en las asociaciones culturales españolas, independientes de la Iglesia. La preservación de la identidad y cultura españolas, a través del aprendizaje del idioma, pasa a ser una prioridad para muchos padres.

En 1968 se creó un movimiento asociativo compuesto por padres emigrantes españoles que comenzaron a reclamar del Gobierno español el establecimiento de cursos en español impartidos por profesores especializados. Los padres de la Misión Católica Española apoyan y participan activamente en esta movilización y, muy rápidamente, comienzan a organizar por sus propios medios clases adicionales de español en sus instalaciones. En 1969, cada semana reciben entre 70 y 80 estudiantes, durante clases de dos o tres horas por semana. Al mismo tiempo, y para mantener la identidad cultural de los niños de nacionalidad española o de origen español matriculados en escuelas francesas, comienzan las clases complementarias de lengua y cultura españolas que se crearon en 1970.

En respuesta a esto, el Gobierno español propone, como primer paso, establecer una escuela secundaria bilingüe que los padres emigrantes constituyesen como una asociación, una propuesta que fue rechazada por temor a que solo esté dirigida a los hijos de ejecutivos y diplomáticos españoles.

En su lugar, presionan para obtener una escuela primaria equivalente a las existentes en España, cuyo objetivo principal es permitir la inserción directa en el sistema escolar español en el momento en que retornasen a su tierra. Una guardería, una escuela primaria y una universidad se instalan en las instalaciones de la Misión Católica Española y funcionan durante cuatro años sin obtener un reconocimiento real por parte de los gobiernos francés y español.

En 1974 la escuela se unió a la Administración española a través de un decreto ministerial que la hizo completamente independiente de la Misión Católica. El Gobierno español transformó el claustro de la iglesia del 51, rue de la Pompe en aulas con capacidad para casi 500 estudiantes de 6 a 15 años.

Actualmente los docentes son contratados en España y los programas y libros de texto son los mismos que en las escuelas españolas. Los estudiantes matriculados son principalmente de nacionalidad española (con la excepción de algunos iberoamericanos) y viven no solo en el distrito 16 de París, sino también en otros distritos parisienses y en los suburbios, cercanos o lejanos.

Una vez finalizado su octavo (equivalente al cuarto en Francia), el itinerario clásico que siguen los alumnos del Colegio Federico García Lorca consiste en continuar sus estudios en el Liceo Español de Neuilly, hasta el bachillerato español. También es posible integrarse en una escuela secundaria o universidad francesa, siempre que aprueben un examen de ingreso.

Los profesores han elaborado un currículo integrado para las áreas de Lengua, Conocimiento del Medio, con el fin de facilitar a través de su programa la interculturalidad, dar a conocer nuestra lengua, cultura y civilización y ofreciendo un currículo intercultural que permita la incorporación del alumnado tanto a un centro educativo español como francés.

Tanto la lengua española como la francesa se imparte en todos los niveles, por lo que, al finalizar su escolaridad, los alumnos deben ser capaces de comprender y expresarse correctamente en ambas lenguas (además de tener buenos fundamentos en inglés, que se imparten a partir del tercer nivel de primaria). Al finalizar la educación primaria, los alumnos podrán continuar sus estudios en el Liceo Español de París, en liceos internacionales o en centros educativos franceses. En general la mayoría pasan al Liceo Español y es donde continúan con su experiencia formativa.

Por otro lado, dispone de un comedor al servicio de los alumnos y de los profesores, el cual funciona todos los días del curso. También cuenta con un gimnasio que, aunque no es muy grande, posee gran cantidad de material para las clases de educación física.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9) No(5)
0 Comentarios

LA COLUMNA DEL LECTOR

Envíanos tus comentarios

captcha
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de España Exterior
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Su dirección de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.

Una clase.

Patio del Colegio Español ‘Federico García Lorca’ de París.
SolicitayAyuda

Los + de españaexterior.com

Economía Espana Exterior
Libros_2
 
ESPAÑA EXTERIOR
Calle Luis Taboada 32, 3º derecha - 36201 Vigo (Pontevedra) España
Teléfono 986 447 224, Fax 986 449 915
espaexterior@espaexterior.com
Aviso Legal