xunta
galiciaaberta
 

“Aspiramos a la recuperación de los derechos perdidos de los españoles en la emigración”

Lola Santillana Vallejo, secretaria confederal de CCOO de Empleo y Cualificación
Última Actualización Martes, 07 de Noviembre de 2017. 11:34h.

Reitera su firme compromiso de velar por los intereses de los trabajadores en el exterior. “La integración en los sindicatos de los países de destino favorece la socialización de las personas emigrantes y el intercambio en el seno de las sociedades de acogida”.


-¿Cuáles son las principales líneas de actuación de Comisiones Obreras en materia de emigración y atención a los españoles en el exterior?

-A la Secretaría de Empleo, Migraciones y Cualificación Profesional de CCOO se le ha encomendado la atención a los trabajadores y trabajadoras emigrantes españoles en el extranjero. Por ello, he contemplado sus necesidades en el plan de trabajo de nuestro sindicato, y aspiramos a la recuperación de los derechos perdidos, así como a la eliminación de las discriminaciones de que son objeto los hombres y mujeres españoles en la emigración. Entre las primeras cuestiones que planteamos se encuentra la supresión del voto rogado, que ha convertido a la emigración en un colectivo integrado por ciudadanos y ciudadanas de segunda categoría, cuando no, por personas despojadas de derechos políticos. Además, el voto rogado incide en que los intereses de la emigración sean ignorados por los partidos políticos.

En segundo lugar, para CCOO es muy importante restablecer la atención sanitaria a los trabajadores y trabajadoras españoles que la perdieron en 2014, si permanecen más de tres meses al año en el extranjero. Pensamos que si las personas emigradas caen enfermas, los gastos para recuperar la salud no deben recaer sobre ellas sino que debe costearlos el estado español, más allá de los tres meses, hasta que encuentren un empleo formal, o bien concurran circunstancias que permitan que estén cubiertos por el sistema de salud del país de acogida.

Hay que señalar que en lugar de apoyar a la emigración, el Ejecutivo la ha castigado, excluyéndola de la atención sanitaria, como a otros colectivos sociales vulnerables. De ahí la necesidad de derogar la reforma sanitaria de 2012, que suprimió el principio de universalidad. Otro argumento a tener en cuenta es que esta medida fomenta la invisibilidad de los hombres y mujeres que están en la emigración, pues no se les contabiliza en las estadísticas oficiales, ya que para no perder el derecho a la atención sanitaria, eluden inscribirse en los consulados. 

Aspiro a recuperar los niveles de protección de la salud de las personas emigrantes mayores que residen en América. La aplicación de recortes les ha podido dejar desprotegidos, en términos de salud y gastos farmacológicos. De modo que estas personas quedan abandonadas a su suerte, pues no pueden costearlos ellos y el gobierno español ha dejado de sufragarlos. Debemos identificar a los españoles y españolas que en la emigración tienen riesgo de exclusión social o pobreza. 

Considero que el derecho al aprendizaje de la lengua y cultura españolas de los hijos e hijas de la nueva emigración debe garantizarse, procediéndose a la apertura de ALCE (Agrupaciones de Lengua y Cultura Españolas) allí donde existe un número de alumnos y alumnas españoles suficiente y se cumplan los  requisitos legales exigidos para ello. Además, ha de mejorar la calidad de la enseñanza impartida, lo que significa apostar por el programa en términos de contratación de profesorado y de recursos. Es decir, volver al sistema de enseñanza presencial -en lugar de la semipresencial-, de modo que la TIC sean un complemento del aprendizaje y no un mecanismo de sustitución del profesorado.

También queremos que mejore el funcionamiento del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior y se lo he planteado al gobierno, para que se garantice la debida transparencia y el traslado de la información a los consejeros.

En otro orden de cosas, es evidente la necesidad de incrementar la calidad de la atención que el servicio exterior presta a la emigración, incrementando las plantillas y mejorando las condiciones laborales del personal.

-¿Qué actuaciones o propuestas concretas desarrolla Comisiones Obreras en materia de retorno?

-Las actuaciones están en función de la edad en la que las personas retornan. Si están jubiladas se referirán al cobro y gestión de pensiones y otros derechos propios de quienes ya están fuera del mercado de trabajo. La Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO dispone de recursos jurídicos para atender estas necesidades, así como otras derivadas de situaciones de dependencia que pueden darse entre las personas jubiladas. Asimismo, la federación de pensionistas y jubilados tiene una oferta de actividades socioculturales, encaminadas a fomentar el envejecimiento activo y la sociabilidad de las personas mayores. En ella, las personas retornadas pueden encontrar espacios para la sociabilidad, que les ayuden a salvar el aislamiento social y las dificultades iniciales que pueden encontrar en su vuelta a España. 

Si se trata de personas en edad laboral, CCOO tiene una amplia gama de servicios destinados a los trabajadores y trabajadoras, que incluyen aspectos como la formación para el empleo, el asesoramiento en la búsqueda de trabajo, la elaboración de currículum. Contamos también con servicios destinados a la orientación laboral, el asesoramiento jurídico o una oferta de residencias para vacaciones. Por otro lado, los CITE prestan también servicios de información y asesoramiento jurídico, en algunos territorios y comunidades autónomas.

-¿Cuál su postura respecto a la supresión del voto rogado y la reforma de la  Electoral en lo que afecta al procedimiento de voto de los ciudadanos españoles residentes en el extranjero?

-Como ya he comentado, en CCOO venimos reclamado reiteradamente la supresión del voto rogado. Lo considero una discriminación inadmisible para los hombres y mujeres que están en el exterior, en relación a la ciudadanía que vive en España. Por ello, el 14 de diciembre de 2015, nuestro sindicato emitió el comunicado “CCOO por la derogación del voto rogado”, que fijaba la posición de la organización. A este pronunciamiento, le siguió la carta del anterior Secretario General, dirigida al Presidente del Gobierno, Defensor del Pueblo y otras instituciones del estado, solicitando la derogación de las normas legales que limitan el ejercicio del sufragio a las personas emigradas. En ella denunciábamos las trabas burocráticas y administrativas que habían impedido el voto efectivo de las personas emigradas, como el retraso en la llegada de las papeletas, la dificultad para acceder a las plataformas informáticas, la falta de funcionarios que aclarasen las dudas a las personas que votan  en el exterior, etcétera.

-¿Considera que la nueva emigración está suficientemente atendida por los poderes públicos?

-Creo que hay un olvido general de la emigración por parte de los poderes públicos y que, en el caso de la nueva emigración, está más acentuado. En primer lugar porque es una realidad relativamente nueva. Además, rompe el discurso de que la emigración era un hecho marginal y a extinguir.

En segundo lugar, la nueva emigración demuestra el fracaso de las políticas de austeridad aplicadas en España, de ahí la tendencia a su ocultación y la falta de interés del ejecutivo por una cuantificación fiable de los flujos migratorios.

Por otro lado está el descenso de los recursos destinados a atender las necesidades de la emigración, en un período de crecimiento, tanto de nuestra economía como de las comunidades españolas residentes en el exterior. Es decir, desde varios puntos de vista, hay menos recursos para más personas emigradas. Finalmente, existe una inercia que conduce a que, aunque recortados, los mecanismos de protección destinados a la vieja emigración pervivan sin que se hayan creado instrumentos para atender las necesidades de los nuevos emigrados y emigradas, que es un colectivo diferente.

Me gustaría también referirme a dos actitudes, tanto del gobierno central como de ciertos gobiernos autonómicos, que son perjudiciales para nuestro país: la primera es que ante el reto que para el mercado de trabajo significó la crisis de 2007-2008, la respuesta fue fomentar la emigración al extranjero. En mi opinión, se trata de una política irresponsable, que hipoteca el futuro de nuestro país, al descapitalizarlo desde la perspectiva de sus recursos humanos. La segunda directriz política errónea consiste en haber abandonado a su suerte a los hombres y mujeres que han emprendido la emigración. Me referiré a dos casos concretos que CCOO ha denunciado: la experiencia dramática que vivió un colectivo de trabajadores y trabajadoras que se marcharon, sin ningún tipo de protección ni vigilancia, por parte del gobierno de la entonces presidenta de a CCAA de Castilla -La Mancha, señora Cospedal, a Érfur (Alemania) donde fueron estafados y después abandonados a su suerte, hasta que la intervención sindical abrió con dificultad una salida a la situación. El segundo es la explotación laboral y el trato degradante que sufren en Holanda numerosos españoles y españolas contratados para trabajar en el sector de la logística.

-¿Qué medidas propone para ayudar a aquellos jóvenes que busquen una mejor situación laboral en el extranjero?

-Creo que la afiliación de los trabajadores y trabajadoras emigrantes a los sindicatos de los países de acogida es una medida fundamental. Las organizaciones sindicales deberían ser de las primeras instancias a las que acudir, por parte de los trabajadores y trabajadoras emigrantes, puesto que les proporcionarán información sobre las condiciones laborales y la cultura del trabajo en los países de destino. Por otro lado, les ayudarán a no ser discriminados en las empresas y lugares de trabajo, dada su condición de extranjeros y extranjeras. En caso de conflicto, las personas emigradas que están afiliadas contarán con servicios de asesoramiento jurídico epecializados, así como de otra naturaleza. La integración en los sindicatos de los países de destino favorece la socialización de las personas emigrantes y el intercambio en el seno de las sociedades de acogida. Por otra parte, los trabajadores y trabajadoras jóvenes no deben salir desprotegidos, sino con garantías previas, y de ahí la importancia de la vigilancia y tutela de las condiciones en que se producen las salidas.

-Y en el otro sentido, ¿qué actuaciones considera necesarias para facilitar el retorno de quienes se vieron forzados a dejar España a causa de la crisis económica?

-El regreso de las personas que han emigrado depende de la creación de empleo de calidad y entre las medidas que favorecerán el retorno están la derogación de las reformas laborales. Sinceramente pensamos que es fundamental ir erradicando la precariedad laboral, de modo que sea posible la planificación de carreras profesionales con cierta estabilidad y perspectiva. En segundo lugar, es necesario reconstruir el tejido productivo, para que la industria tenga más peso en el PIB; así como una apuesta por la reindustrialización del país. En otro ámbito, es importante incrementar los recursos destinados al I+D+I, de modo se generen empleos ligados a la investigación, dado que una parte de las personas que han emigrado son precisamente investigadores e investigadoras o están altamente cualificados.

Otra medida es fortalecer la sanidad y la educación públicas, de modo que la mejora de las condiciones laborales de los profesionales y las profesionales de dichos sectores redunde en la recuperación de muchos de ellos y ellas, que formados en España, buscaron en Francia, Inglaterra o Estados Unidos mejores condiciones laborales. Esta colectividad de profesionales sólo regresará si se les oferta estabilidad laboral, mejores salarios y condiciones de trabajo decentes. En otro campo, el desarrollo de la Ley de Dependencia puede facilitar el retorno de personas emigrantes que trabajan en el extranjero en el sector de los cuidados. De modo que se genere también empleo en este campo. Finalmente, fomentar una imagen positiva del país, a partir de la profundización democrática del sistema político y de los mecanismos institucionales de control, incentivará el retorno 

-Ahora mismo los empleados de la Administración española en el extranjero están realizando movilizaciones y protestas para que se adecúen sus salarios a las circunstancias de cada país y para mejorar sus condiciones laborales. Tanto Comisiones Obreras como UGT y CSIF están actuando unidas en asunto. ¿En qué punto se encuentran las negociaciones con el Gobierno? ¿Considera que el Gobierno atenderá las reclamaciones de este colectivo?  

-Considero imprescindible acabar con la precariedad que afecta al personal del Servicio Exterior. Se trata de 7.000 trabajadores y trabajadoras que realizaron un paro de 24 horas el pasado 16 de octubre. En estos momentos la negociación está bloqueada.

Es un colectivo de trabajadores y trabajadoras que lleva con sus salarios congelados desde hace nueve años y que soportan unos niveles de inflación elevadísimos. En algunos casos de tres dígitos. Además, está fuera del Estatuto de los Trabajadores y se le aplica hasta 250 legislaciones laborales diferentes. De ellos y ellas depende, en gran medida, la calidad de los servicios que recibe la emigración.

-Muchos españoles que emigraron a América están padeciendo, sobre todo al llegar a la tercera edad, los problemas de unos sistemas de protección social y de atención sanitaria deficitarios en los países donde residen. ¿Considera que el Gobierno español debe mejorar y ampliar las medidas de ayuda social y cobertura sanitaria hacia este colectivo?

-Como ya he comentado, en CCOO aspiramos a recuperar los niveles de protección social previos a los recortes. De modo que las personas mayores emigradas en América que perdieron la protección de su salud y el acceso a los medicamentos puedan recuperarlos. Creo necesario evitar el caso de los mujeres y hombres españoles que estén en la pobreza o aquejados de exclusión social en la emigración. Es un compromiso del sindicato con las personas españolas en el exterior. 

-En el caso de los países europeos, uno de los asuntos que preocupa es el mantenimiento de las Aulas de Lengua y Cultura Españolas. ¿Cuál es la postura de Comisiones Obreras en este?

Una apuesta clara del Ministerio de Educación para mejorar el programa destinado a la enseñanza del español para los hijos e hijas de la nueva emigración. Entre las medidas concretas está la aplicación de las resoluciones que el CGCEE ha emitido sobre las ALCE y que han sido apoyadas por CCOO en el último mandato. 

-Por último, otro tema que preocupa a los emigrantes españoles es el acceso a la nacionalidad y dar una solución a aquellas personas y familias que no se han podido acoger a lo dispuesto en la Ley de Memoria Histórica en este sentido. ¿Cuál considera que es la mejor solución para facilitar el acceso a la nacionalidad de los descendientes de emigrantes españoles?

-Como dije al principio, la supresión de las discriminaciones es algo en lo que vamos a centrar nuestra intervención y parece que en esta cuestión es especialmente sangrante una discriminación de género, por la cual, mientras que los abuelos pudieron trasmitir a sus descendientes la nacionalidad española, las abuelas no pudieron hacerlo. 

-¿Querría enviar un mensaje a los españoles residentes en el extranjero sobre las actuaciones de Comisiones Obreras en relación con la emigración?

-El vínculo de CCOO con la emigración española en el exterior es largo en el tiempo e intenso y me gustaría reivindicar el papel que el Centro de Documentación de las Migraciones ha desempeñado a lo largo de más de dos décadas. Para finalizar, me gustaría trasmitir a nuestra emigración que el  sindicato trabaja por la defensa del conjunto de trabajadores y trabajadoras y está comprometido con los intereses de los hombres y mujeres que han tenido que marcharse a la emigración. Querría que vieran en CCOO un instrumento de protección y defensa de sus intereses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (15) No(10)
Páginas   1
   
1 Comentarios

Fernando Rovetta  08.nov.2017 | 19:42
#1

Muy lúcida y oportuna en sus respuestas. En otra escala, acaso esta problemática puedan planteársela las CCAA, ciudades y pueblos que vieron emigrar a los suyos por razones similares.
Páginas   1
   

LA COLUMNA DEL LECTOR

Envíanos tus comentarios

captcha
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de España Exterior
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Su dirección de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.

Lola Santillana Vallejo.
SolicitayAyuda

Los + de españaexterior.com

Economía Espana Exterior
Libros_2
 
ESPAÑA EXTERIOR
Calle Luis Taboada 32, 3º derecha - 36201 Vigo (Pontevedra) España
Teléfono 986 447 224, Fax 986 449 915
espaexterior@espaexterior.com
Aviso Legal