Reabre sus puertas el Consulado Honorario de España en Curitiba tras casi 3 años de inactividad

Blanca Hernando Barco es la nueva titular en una zona que reúne actualmente a alrededor de 6.000 españoles en la capital

Intervención de la nueva cónsul honoraria, Blanca Hernando Barco, ante las autoridades asistentes al acto.
La nueva cónsul honoraria, Blanca Hernando Barco, recibió muy emocionada la Carta Patente de manos del cónsul general de España en Sao Paulo, Ángel Vázquez Díaz de Tuesta.
El momento más aplaudido de la ceremonia y las actuaciones del Grupo Folclórico del Centro Español de Paraná fue cuando Blanca Hernando participó bailando por rumbas.
El cónsul general de España en Sao Paulo, Ángel Vázquez, fue recibido por la gobernadora del Estado de Paraná, Cida Borguetti.

El Consulado Honorario de España en Curitiba reabre sus puertas casi 3 años después de inactividad. Con mucha espera y expectativa, Blanca Hernando Barco fue nombrada Cónsul Honorario de España, en Curitiba. Su misión es impulsionar la presencia institucional de España en Curitiba, apoyar a los ciudadanos españoles y a los individuos de otras nacionalidades. La colectividad reúne actualmente a alrededor de 6.000 españoles en la capital.

El alcade Rafael Greca participó de la toma de posesión, que se realizó en el auditorio Memorial de Curitiba, en una ceremonia alegre que reunió a autoridades consulares de diversos países, autoridades estaduales como el representante de la Gobernadora de Estado Cida Borgetti y autoridades municipales, además de representantes de la Embajada de España , el Instituto Cervantes y la Consejería Laboral, del Consejo de Residentes Españoles (CRE) y más de 400 españoles que quisieron compartir ese momento con la nueva cónsul.

Para reabrir el Consulado Honorario y dar toma de posesión a la nueva titular viajó a Curitiba el cónsul general de España en Sao Paulo, Ángel Vázquez Díaz de Tuesta, que dividió las atenciones en la solemnidad con el alcalde de Curitiba, Rafael Greca, y con el excónsul honorario, Saturnino Hernando Gordo, padre de la nueva titular.

Ángel Vázquez, después de intervenir, hablando de la jurisdicción y de las actividades y atribuciones de su Consulado, de elogiar a Blanca Hernando, cuyos méritos la llevaron a este nombramiento, y al excónsul (a quien pidió un gran aplauso por sus 42 años de dedicación), leyó la Carta patente de nombramiento, enviada por el Gobierno español.  “No siempre es posible ir a Sao Paulo para solucionar asuntos de interés. La candidatura de Blanca fue endosada por la Comunidad española”, dijo. La indicación también tuvo el visto bueno del Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil y es importante subrayar que la actividad no es remunerada.

La nueva cónsul honoraria, Blanca Hernando Barco, recibió la Carta Patente muy emocionada. En su discurso no faltaron palabras de agradecimiento a personas que no duraron en darle una carta de recomendación para presentarla al Ministerio de Asuntos Exterioes de España, como exgobernadores del Estado de Paraná: Beto Richa, Jaime Lerner, exalcaldes como Gustavo Fruit, y el actual alcalde Rafael Greca, además de muchas otras autoridades e instituciones particulares.

Agradecimientos

También agradeció al anterior cónsul general de España, Ricardo Martínez, quien hizo la indicación a Madrid y al cónsul adjunto en aquel momento Xavier Martí. También agradeció a la colonia por las más de 500 firmas de los españoles que pidieron su nombramiento y al CRE. Muy emocionada dijo que sabía que su nombramiento no había sido responsabilidad de una persona, sino de varias que habían luchado para que fuese una realidad. Agradeció a sus padres, a su hermano, actual presidente del Centro Español de Paraná, quienes le apoyaron desde el inicio. A sus hijos Martin, Paloma y Pablo les dedico un momento especial, recordó que en más de una ocasión llegaron retrasados a sus compromisos porque cuando iban a salir de casa, algún español los paraba y le pedía una información. Sus hijos orgullosos le agradecieron y contaron que eso era tan natural que hoy, ellos mismos intentan ayudar a los que vienen a su puerta pidiendo información.

“Infelizmente no siempre podemos hacer todo lo que queremos, pero lo importante es hacer lo que podemos. Y lo que más quiero es hacer lo que aprendí de mi padre: atender con cariño y atención a todos los que necesiten los servicios del Consulado”, señaló emocionada Blanca Hernando

No hay que olvidar que Blanca trabajó voluntariamente en el Consulado Honorario por más de 30 años al lado de su padre. Como ella mismo dijo en su discurso: “Vi una generación de españoles envejecer, y ahora veo a sus nietos dirigiéndose al Consulado preocupados en no perder sus raíces”. Fue aplaudida cuando con una voz emocionada dijo lo que podían esperar de ella: “Infelizmente no siempre podemos hacer todo lo que queremos, pero lo importante es hacer lo que podemos. Y lo que más quiero es hacer lo que aprendí de mi padre: atender con cariño y atención a todos los que necesiten los servicios del Consulado”. No faltaron palabras de agradecimiento al Centro Español de Paraná, institución que nunca dejó de apoyarla en su nombramiento e hizo lo posible para que los españoles no estuvieran desatendidos durante ese tiempo sin consulado en la capital.

El alcalde Rafel Greca clausuró la ceremonia y subrayó la importancia de la influencia española en la vida paranaense. “Existió un Paraná Español”, dijo y citó al conquistador y escritor Álvaro Núñez Cabeza de Vaca, que describió las Cataratas del Iguazu y nombró el Paraná de Provincia de Vera, recordó las ruinas del Parque Estadual de Villa Rica del Espirito Santo, en Fênix, ciudad del noroeste de Paraná.

Influencia española

Greca mencionó las corridas de toros que se realizaban en Curitiba en la Plaza Santo Andrade, recordó a Maria Aida, española que sobrevoló la plaza Passeo Público en un globo en 1909, y al español Jesús Álvarez, fundador de la pastelería más tradicional de Curitiba: Confeitaria das Famílias; además de a los padres Geraldo Palomera y Juan Sadurni de la Iglesia Claretiana, y del padre Julio Pereda que cuidaba de los enfermos del Hospital San Francisco y vivió cai hasta los 100 años.

Al hablar de la memoria de la presencia española, Rafael Greca recordó al abuelo de su esposa,  Margarita Sansone, el médico Bernardo Pericás Moyá, quien dedicó su vida a los más pobres.

El alcalde finalizó su discurso mencionando el trabajo realizado por el excónsul Saturnino Hernando Gordo a favor de sus compatriotas a lo largo de sus 42 años  de servicio voluntario al Estado español y subrayó las actividades realizadas por Blanca Hernando Barco, sea en el Consulado al lado de su padre antes de su cese, como en el campo cultural, donde desarrolla un gran trabajo con los grupos folclóricos. Fue muy aplaudido.

El fin de la ceremonia lo marcó el Grupo Folclórico del Centro Español de Paraná que presentó danzas folclóricas con los grupos Aires Gallegos, Raza Aragonesa y Luna de Sevilla. Aproximadamente 50 bailarines y músicos subieron al escenario de la plaza del Memorial y encantaron al público. La cónsul Blanca Hernando también participó y fue la que levantó al público cuando bailó por rumbas, el momento más aplaudido de la ceremonia.

Otras intervenciones

El presidente del Cuerpo Consular, Thomas Amaral Neves, afirmó que éste se empeñó para el que nombramiento de Blanca fuese una realidad. La elección de la cónsul honoraria tiene como criterio la indicación de personalidades influentes en la comunidad. “Sabemos de la capacidad de Blanca y de sus ganas de ayudar a los españoles”, dijo el presidente del Consejo de Residentes Españoles de Sao Paulo, Casto Vieitez Fernández.

La jefa de la Oficina Laboral en Sao Paulo, quien representaba al consejero Laboral y de Seguridad Social de la Embajada de España en Brasilia, Ana María Serrano Oltra, señaló que “acompaño la trayectoria de Blanca y su involucramiento con la comunidad española en el Paraná”. “Nosotros tenemos la preocupación de que los ciudadanos españoles no pierdan sus derechos”. Y Blanca les ayuda en esa labor.

En todos los discursos, las autoridades enaltecieron la importancia del padre de Blanca, el cónsul emérito de España en Curitiba, Saturnino Hernando Gordo. “Él fue un excelente ejemplo de cónsul honorario”, dijo el presidente del Cuerpo Consular, Thomas Amaral Neves.

Por último, en ocasión de esta ceremonia, el cónsul general de España en Sao Paulo, Ángel Vázquez, fue recibido por la gobernadora del Estado de Paraná, Cida Borguetti, en visita institucional que se desarrolló en un clima de amistad y de gran simpatía con España y la capital del Estado.

2 comentarios en “Reabre sus puertas el Consulado Honorario de España en Curitiba tras casi 3 años de inactividad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *