Ramón Suárez no asumirá el cargo de presidente del Centro Gallego de Buenos Aires hasta que no haya una oferta formal por la compra de la entidad

No cree que la asamblea del próximo 29 de diciembre tenga éxito salvo que antes se presente una propuesta seria y por escrito / Se habla de un posible interés por parte del Grupo BASA Salud

Ramón Suárez el día de las elecciones de la nueva directiva del Centro Gallego de Buenos Aires.

El presidente electo del Centro Gallego de Buenos Aires, Ramón Suárez Álvarez, aseguró que no asumirá el cargo por el que fue votado hasta tanto no haya una oferta formal y en papel por la venta o gerenciamiento del hospital de la institución.

A pocos días de la realización de una nueva asamblea extraordinaria de representantes, en la que uno de los puntos del orden del día es la proclamación de las autoridades electas en el acto eleccionario llevado a cabo el pasado 10 de septiembre, Suárez Álvarez volvió a afirmar que la única solución viable para evitar la quiebra de la entidad es la venta o el traspaso de la gerencia del hospital.

Sin embargo, señaló que a día de hoy no tiene ninguna expectativa de que la asamblea convocada para el próximo sábado 29 de diciembre por el interventor judicial del Centro Gallego, Martín Moyano Barro, (en la cual los representantes deberían aprobar la autorización de la venta del inmueble y la cesión de la gestión hospitalaria) sea exitosa “porque al momento de convocarse no tenemos conocimiento respecto a que existiese ninguna oferta concreta y, por lo tanto, aunque me proclamen no asumiría”.

“Mi objetivo al presentarme a las elecciones -continuó Suárez Álvarez- fue el de, en el caso de existir una oferta, hacer todo lo posible para que se concrete lo más rápido posible, pero si no hay una oferta real no hay solución para la situación del Centro Gallego porque la institución debe más de lo que vale”.

En ese sentido, recordó que si bien en algún momento se inició una negociación entre la intervención y la sociedad compuesta por el grupo inversor español Ribera Salud y la Fundación Favaloro de Argentina, la misma nunca se oficializó por escrito, y se refirió a las versiones que indican que existiría un nuevo inversor local, en este caso el Grupo BASA Salud (Buenos Aires Servicio de Salud), interesado en la gestión del hospital del Centro Gallego: “El interventor dijo que me iban a presentar una propuesta escrita, pero yo le dije que a mí no, que se la presenten a él porque yo todavía no soy autoridad constituida”, explicó.

Una operación distinta con el Grupo BASA Salud

Según Suárez Álvarez, a diferencia de la intención del Grupo Ribera Salud, que pretendía como condición obligatoria la venta del inmueble para hacerse cargo de la gestión, el Grupo BASA plantearía “una operación totalmente distinta: se trataría, en principio, del gerenciamiento del hospital, rehabilitarlo para que vuelva a funcionar correctamente y mientras tanto brindarle el servicio a los socios en alguno de los sanatorios que el grupo tiene en Buenos Aires”.

Respecto a esta posibilidad, expresó: “Yo estoy de acuerdo con cualquier solución que implique que el Centro Gallego no quiebre, aunque la aprobación de la venta o el gerenciamiento está en manos de los representantes de los socios y el presidente electo y su junta directiva no pueden hace nada al respecto porque la oferta debe ser sometida a la consideración de la asamblea”.

Asimismo, agregó que aunque la junta directiva votada en las últimas elecciones no tenga poder de decisión sobre una posible venta o gerenciamiento que asegure la atención sanitaria de los socios del Centro Gallego, en caso de realizarse estas opciones sí sería la responsable de velar por la conservación y el futuro del patrimonio cultural de la institución.

Suárez Álvarez añadió que, según la información que recibió, la oferta del Grupo BASA contemplaría la cesión del 10 por ciento de los montos de las cuotas sociales de los socios a la mutual del Centro Gallego, lo que de todas maneras no aseguraría los fondos necesarios para preservar el patrimonio cultural a futuro: “Esas cifras podría ser suficiente hoy que el Centro Gallego tiene algo más de tres mil socios, pero en diez años el número de socios va a ser mínimo, entonces habrá que pensar en la manera de generar un recurso permanente que no dependa de los socios que van a recibir atención sanitaria”.

En esa dirección, subrayó que “la salvación siempre fue Ospaña, que es una obra social poderosa que siempre va a generar recursos, pero la Xunta de Galicia y el Gobierno de España sacaron de su directorio al Centro Gallego”.

Por otra parte, desde las agrupaciones políticas que representan a los socios de la institución aseguraron que un intermediario de Moyano Barro les informó la semana pasada “que existía la posibilidad de que el Grupo BASA haga una oferta y que el lunes 10 sin falta tendríamos la propuesta en nuestras manos para que la podamos evaluar, pero hasta ahora no volvieron a comunicase con nosotros y a día de hoy no hemos recibido ninguna documentación ni elemento para comprobar la existencia de esta oferta y por lo tanto todavía no hemos podido tomar una decisión sobre cuál será nuestra posición en la próxima asamblea. Nosotros necesitamos una oferta por escrito donde se aclaren todos los puntos y donde quede determinado qué es lo que nos van a ofrecer para así poder negociar”, señaló a este medio Patricia Pérez, de la agrupación Galicia.

Sobre el Grupo Olmos

El Grupo Olmos, de los hermanos Raúl y Alejandro Olmos, está diversificado en dos áreas: la de los medios de comunicación, a través del Grupo Crónica, y la cobertura sanitaria, a través del Grupo BASA (Buenos Aires Servicios de Salud).

Según su página web el Grupo BASA es una organización de capitales nacionales creada con el fin de administrar sistemas y servicios de salud. La organización, con más de quince años de experiencia, está conformada por un grupo de empresas que, a través de una administración central, conforman una red de prestaciones dispuesta a brindar servicios de calidad en todo el país a los afiliados de obras sociales, a entidades de profesionales y a empresas.

En la actualidad administra 18 sanatorios y policonsultorios en diez provincias. Da también atención a los afiliados de 37 seccionales de la Obra Social de la Unión Obrera Metalúrgica de la República Argentina. En su estructura incluye a la empresa de ambulancias Serca; a un grupo de farmacias propias y a la droguería Sudlatin. El conglomerado que conforma da servicios en forma directa a 800.000 afiliados de obras sociales de sindicatos y de PAMI y emplea a 6.000 personas.

El supuesto interés del Grupo BASA por adquirir o gerenciar el hospital del Centro Gallego sigue lo realizado con la Cínica Santa Clara, en la provincia de Mendoza, la cual se adquirió en situación de cesación de pagos, con una deuda a su personal de ocho meses y al borde de la quiebra. “Con la nueva administración, la Clínica Santa Clara logró poner sus cuentas en orden y transformarse en una de las más prestigiosas de la provincia de Mendoza. El éxito de la gestión significó que Raúl Olmos fuera llamado para repetir la experiencia en otras clínicas de la Argentina”.

2 comentarios en “Ramón Suárez no asumirá el cargo de presidente del Centro Gallego de Buenos Aires hasta que no haya una oferta formal por la compra de la entidad

  1. la verdad que cierta parte minúscula de afiliados al centro gallego de buenos aires sumado a una porción pequeña de personas que no es socia no parece entender la situación del centro gallegos ya que hace 7 años el centro gallego de buenos aires fue llevado por sus propios dueños el cual eligieron sus autoridades a una crisis que no tubo retorno , , hace un año atrás se tenia la intención de vender solo la parte hospitalaria para llegar al salva taje de socios y trabajadores, pero esa porción mínima de personas con sus comentarios (decían que el grupo rivera era para lavar dinero o que era capital mafioso) hicieron que la desicion se estire tanto que el capital (90 millones de euros ) a invertir se fue a otro lugar y el centro gallego se sumergia mas hasta tocar fondo como ahora ,donde solo sobreviven los socios que no tiene otra prepaga o cobertura de salud y los empleados que con la ilucion de que vuelva a ser una institución madre en salud , no se fueron y sobreviven con solo 95 euros mensuales , Hoy existe aparentemente una nueva propuesta de gerneciamiento (otra oportunidad de sobrevivir) de capitales extranjeros , pero el mismo grupito sale a comentar la empresa BASA Salud que son asociados de la política con ideología del kichnerismo , pero yo opino (por que sigo adentro del barco naufragado en el fondo del mar) no me importa de donde sea la política del inversor solo se que si hoy invierte esa empresa los 3000 socios que quedan tendrán atención adecuada y los 350 empleados que quedamos y no le dimos la espalda a la institución mantendremos nuestro puesto de trabajo ,
    me iluciono a que esta situación se termine y todos fueran beneficiados con un futuro próximos y aquellos opinologos sin solución , que solo ponen piedras en el camino se avtengan para exista una esperanza salvadora

  2. Conozco el nuevo grupo del que se habla ya que actuaron en los dos Sanatorios que trabajé y tuve que renunciar. Tengo mis fuertes reparos referidos a su capacidad de organización e instrumentación sanitaria. Sin lugar a dudas podrán mantener fuentes de trabajo, pero va a existir un costo en la calidad de atención. Respecto a los dichos del Sr Suarez : “la cesión del 10 por ciento de los montos de las cuotas sociales de los socios a la mutual del Centro Gallego, lo que de todas maneras no aseguraría los fondos necesarios para preservar el patrimonio cultural a futuro: “Esas cifras podría ser suficiente hoy que el Centro Gallego tiene algo más de tres mil socios, pero en diez años el número de socios va a ser mínimo, entonces habrá que pensar en la manera de generar un recurso permanente que no dependa de los socios que van a recibir atención sanitaria”. Evidentemente no piensa en exigir que el grupo gerenciador debe mantener una política de ingresos de socios para mantener la Mutual en el tiempo. Debería aclararlo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *