Ramirás acogió la 13ª edición del Festival Internacional Rebulir dedicado a la donación

Entre otras autoridades acudieron el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel A. Santalices, y el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, a un evento cuyo lema fue 'Latexando tradición'

Intervención de Carlos Blanco ante las autoridades que acudieron al acto.
Una de las actuaciones.
Rosario Álvarez, izquierda, con miembros del Ballet Oiseaux Blancs (Guinea).

Un año más, las puertas del polideportivo del O Picouto, en la localidad ourensana de Ramirás, volvieron a ser la entrada a la que ya se ha consolidado como la cita del año en este ayuntamiento y en un referente en toda la provincia: la gala central del Festival Internacional Rebulir (FIR), que llegó el pasado 21 de diciembre a su 13ª edición bajo el lema ‘Latexando tradición’. Y así, con el recinto lleno hasta la bandera, dio comienzo el acto que en la presente edición se está dedicando a los donantes de sangre y órganos.

Como se vino haciendo en las últimas ediciones del Festival, miembros de cada una de las agrupaciones participantes dieron la bienvenida a los asistentes con una pequeña degustación de la gastronomía de su lugar de origen. Tras esta antesala, y con los asistentes acomodados, dio comienzo el plato principal de la programación del FIR, cuya celebración se inició el 20 de diciembre. Este evento está organizado por la Asociación Cultural Rebulir y cuenta con el apoyo del Parlamento de Galicia y de la Xunta de Galicia, a través de la Secretaría Xeral da Emigración, la Secretaría Xeral de Política Lingüística, la Dirección Xeral de Políticas Culturais y la Dirección Xeral de Xuventude, Participación e Voluntariado. También del Consello da Cultura Galega, Deputación de Ourense, Inorde, Concello de Ramirás, Concello de Celanova.

La presente edición del FIR reunió sobre el escenario a siete agrupaciones. Al colectivo anfitrión y encargado de inaugurar las actuaciones, Rebulir, estuvo acompañado por los grupos Virgen de las Nieves de Tanos (Cantabria), la Banda de Gaitas de Nivaria (Castilla y León), Danses i Cançóns de Castalla (Comunidad Valenciana), Rusgas de Povoa de Varzim (Portugal), Ballet Leyendas de México (México) y Ballet Oiseaux Blancs (Guinea).

Entre las autoridades invitadas y encargadas de la recepción de las agrupaciones participantes, así como de la posterior entrega de los Premios Rebulir da Cultura Galega 2018, erstuvieron presentes, entre otros, el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel A. Santalices; el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, el director xeral de Políticas Culturais de la Xunta de Galicia, Anxo Lorenzo; la directora xeral de Participación, Xuventude e Voluntariado, Cristina Pichel; la presidenta del Consello da Cultura Galega, Rosario Álvarez; y el alcalde de Ramirás, Carlos Rodríguez. Además, asistieron a la cita cónsules de los países participantes, directores de diversos organismos, miembros de las Cortes Generales y alcaldes y concejales de la comarca.

Reconocimientos

El encargado de dar el pistoletazo de salida la esta gala central del XIII Festival Internacional Rebulir fue el director artístico, Alexandre Sotelino, quien, luego del agradecimiento a las instituciones y patrocinadores, hizo hincapié en el lema de esta edición, ‘Latexando tradición’. Sotelino apuntó que “por dentro de nosotros corre sangre, que es lo que verdaderamente nos une, sin importar el color, el envoltorio”. En este contexto, la directora general de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS), Marisa López, recogió un diploma en concepto de reconocimiento “a ese pequeño, pero gran gesto y que tantas vidas puede salvar, la donación”. En la gala también se entregaron los Premios Rebulir da Cultura Gallega 2018. Fue el alcalde de Celanova, Xosé Luis Ferro, quien recogió el galardón entregado a la Romería Raigame de la mano del director xeral de Políticas Lingüísticas de la Xunta de Galicia, Anxo Lorenzo.

El vocalista de Sonoro Maxín recogió el premio otorgado a Guadi Galego, que no pudo asistir a la gala, pero estuvo presente a través de un mensaje digital.

Carlos Blanco, por su labor en las artes escénicas, también recogió su premio de la mano de Miguel A. Santalices, presidente del Parlamento de Galicia.

Tras la entrega de los premios, el músico Ce-Orquesta Pantasma invadió el escenario que se convirtió en un colorido y animado desfile de tradición y folclore, donde los colectivos participantes mostraron lo mejor de sus músicas y danzas que, un año más, cautivaron a todos los asistentes. Luego de la muestra cultural y folclórica, los cerca de 300 participantes en esta edición del FIR convivieron en una cena de degustación de productos típicos y locales.

Antes de bajar el telón definitivamente a este XIII Festival Internacional Rebulir y regresar a sus respectivas regiones de orígenes, durante la mañana del día 23 de diciembre continuó la ambientación musical con la animación del grupo procedente de Castilla y León en las calles de Celanova. Para los vecinos de Ramirás y de la comarca, la exposición ‘As imaxes do Alén’, en la que se recogen fotografías de los lugares de origen de los colectivos participantes, se podrá visitar en el Centro Cultural de O Picouto hasta el próximo 31 de diciembre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *