La Diputación de León mantiene su compromiso con los emigrantes a través del apoyo a las Casas Regionales y los programas ‘Añoranza’ y ‘Raíces’

El presidente recibió a los participantes en el Programa Siente Castilla y León

Juan Martínez Majo, en el centro al fondo, con los participantes en el Programa Siente Castilla y León.

Durante esta recepción, el presidente de la institución provincial, Juan Martínez Majo, destacó el gran cariño que los emigrantes y sus descendientes tienen por su tierra. “En vosotros, la colonia leonesa y castellana en el extranjero, veo reflejados valores dignos de elogio. Valores como la solidaridad, la hermandad, el espíritu de sacrificio o el de superación que siempre caracterizaron a quienes un día tuvieron que abandonar la tierra que les vio nacer”, explicó.

Además, quiso trasladar a estas personas “el cariño del conjunto de una provincia que en su historia ha convivido con la no siempre agradable experiencia de la emigración, formada hoy por más de 38.000 leoneses residentes en el extranjero y representada, en este sencillo acto, por todos vosotros”.

El presidente aprovechó este acto para reiterar el compromiso de la institución provincial  de colaboración permanente con la Federación de Casas Regionales de Castilla y León de Argentina para mantener en el tiempo los programas Añoranza y Raíces que la Diputación impulsa desde hace años y que han permitido que más de 200 mayores y jóvenes de Argentina y Cuba hayan podido regresar por unos días a León.

La Diputación cree en las políticas activas capaces de estrechar los lazos de unión entre los leoneses. “Y a los que estáis al otro lado del Océano os sentimos parte de nuestra comunidad, os sentimos cerca a pesar de la distancia. Y así os pido que lo trasmitáis al regresar a Argentina. Os tenemos y tendremos siempre presentes en nuestro día a día”, concluyó el presidente de la institución provincial.