Comenzaron las 38 Olimpiadas de Juegos de Salón de Instituciones Españolas de Uruguay

Participantes de los juegos de la Liga Española de Deportes en la apertura.
Participantes de los juegos de la Liga Española de Deportes en la apertura.

Este año vuelven a participar las mismas instituciones del 2010: el Club Social CUTCSA, Centro Alma Gallega, Centro Asturiano/Casa de Asturias del Uruguay, Centro Pontevedrés, Centro Valle Miñor, Casa de Galicia y el Centro Gallego de Montevideo.
El comienzo el día 19 fue en Alma Gallega, institución que por ser locataria se queda sin jugar en esa fecha al igual que como continuará rotando hasta culminar en seis semanas más el torneo que agrupa a más emigrantes y descendientes en los fríos viernes montevideanos.
En cada etapa, de acuerdo a lo que nos manifestaban los integrantes de la Liga Española de Deportes, que preside Martín Rodríguez Caridad, se cuenta con la participación de 300 personas e incluso más. Entre esa nada despreciable cantidad de gente, hay representantes de la Liga, directivos de instituciones, jugadores y público en general, que con su presencia ponen color y calor en cada etapa de estos tradicionales Juegos.
Los representativos de las instituciones participantes se medirán deportivamente en las siguientes modalidades: damas, dominó, cerca da raia, cerca da raia femenina, cerca da raia infantil, rana, rana femenina, rana infantil, brisca, tute, truco, escoba, escoba femenina, mus, conga y conga femenina.
Como en cada edición, las Olimpiadas de Juegos de Salón tendrán lugar una vez en la semana, cada etapa en una de las instituciones participantes que oficiará de anfitrión de la misma sucesivamente, estando fijada la última del calendario para el viernes 30 de septiembre en el polideportivo del Centro Gallego.
El éxito de público y entusiasmo que pudimos apreciar en la primera etapa ratifica un año más la plena vigencia de las Olimpiadas de Juegos de Salón de Instituciones Españolas que conjugan la competencia deportiva con la camaradería y reencuentro de todos los españoles que atesoran en cada una de sus instituciones la patria que dejaron atrás hace más de medio siglo.