Miranda anima a los gallegos de la Galicia territorial a enorgullecerse del legado de la emigración

Acudió a la reposición de la placa que había en agradecimiento a la ABC del Partido de Corcubión de Buenos Aires en la antigua escuela de Suarriba, en Fisterra

Asistentes al acto.
Rodríguez Miranda, izquierda, durante el descurbrimiento de la nueva placa.

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, animó a todos los gallegos a “sentirse orgullosos de la huella que la emigración dejó en la Galicia territorial y de su influencia positiva en el tejido económico y social de los municipios”. El responsable del departamento autonómico recordó el fundamental legado que la emigración gallega dejó a generaciones, no sólo coetáneas, sino también futuras, durante la reposición de la placa de la antigua escuela de Suarriba, en el ayuntamiento de Fisterra. De ahí, añadió Miranda, “la importancia y el significado del acto de justicia llevado a cabo el pasado fin de semana por el Parlamento de Galicia al entregarle su Medalla a la emigración gallega en su conjunto”.

“Todos y cada uno de los emigrantes forman parte de nuestra historia y, como protagonistas principales de ella, son también artífices de su devenir y de su progreso”, concluyó el secretario xeral da Emigración. Junto a él y presidiendo el acto, el presidente del ABC del Partido de Corcubión en Buenos Aires, Carlos Óscar Ameijeiras Miñones, descubrió la nueva placa, que identifica una de las 317 escuelas de indianos construidas en Galicia.

Inaugurado en 1930

El edificio, construido y donado por la entidad ABC del Partido de Corcubión en el lugar de Suarriba, se inauguró en 1930 como la tercera escuela de un total de cuatro que la asociación había construido en ayuntamientos que formaban parte del Partido Judicial de Corcubión. El inmueble, que funcionó como centro de enseñanza primaria, tenía una placa en la que se leía ‘Escuela Juan Díaz Fernández, nº 3, de la ABC del Partido de Corcubión, Buenos Aires’, que desapareció. Por eso, el acto de reposición pretende simbolizar el legado entregado por los que tuvieron que dejar su tierra en busca de un futuro pero que no olvidaron sus raíces ni su gente, según la organización.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *