Más de dos mil personas acuden a la romería del Hogar Español de Montevideo

Los directivos mostraron su optimismo ante la gran afluencia de público que demostró el cariño que la colonia tiene a esta entidad, una de las más emblemáticas de la emigración española

En el centro del grupo el embajador, Javier Sangro Liniers, y a su izquierda el presidente del Centro Gallego, Jorge Torres, el consejero de Empleo, Benito Díez, y el cónsul José Rodríguez Moyano, junto a la queimada de la entidad gallega.
Residentes del Hogar acompañados por los más jóvenes.
Riojanos y castellanos y leoneses compartieron carpa.
Actuación del grupo de baile del Centro Asturiano.

Más de dos millares de romeros colmaron los jardines del Hogar Español de Montevideo, ilusionando a sus directivos que vieron como a las dos de la tarde ya se había acabado la comida y en la puerta se vendían 1.600 entradas, volviendo a los viejos tiempos en que toda la colectividad acompañaba a los emigrantes residentes.

En la última romería del Hogar Español, en diciembre pasado, todos los asistentes se preocuparon por la escasa asistencia de romeros, lo que llevaba a pensar que la institución insignia podía quedar huérfana del apoyo de la colectividad en los próximos años.

Pero el pasado 8 de abril, la llamada romería de otoño, recibió en un domingo sin lluvia -hasta el tiempo se asoció- a un par de millares de asistentes en los jardines del Hogar Español, de los que 1.600 pagaron su entrada en la puerta y más de doscientos estuvieron sobre el escenario poniendo sonido, baile y cante español a Montevideo.

En este evento, los clubes de Montevideo instalan carpas donde presentan sus comidas típicas, desde las paellas valencianas y la pontevedresa, hasta el ‘pulpo a feira’, pasando por la fabada asturiana, el chorizo colorado de los orensanos, las tortillas del Bergantiños, los postres de los riojanos y los castellanos leoneses, y el café de pote de Morgadanes.

Aunque también se culmina la fiesta con la tradicional queimada del Centro Gallego, en esta oportunidad cerca de las dos de la tarde ya se habían agotado todas las comidas que preparan los clubes, así como también la vaquillona asada con cuero que dona todas las romerías el actual presidente del Centro Gallego, Julio Ríos. Entonces, los romeros no tuvieron más remedio que echar mano a la tradicional comida uruguaya, el chorizo al pan, que era lo más rápido que se podía elaborar por los directivos del Hogar, y el asado de costilla, que también se puso sobre las parrillas para saciar el hambre de los dos millares de romeros.

Mientras tanto, sobre el escenario pasaban los cuerpos de baile de las instituciones españolas del sur del país, destacándose la presencia de los más pequeños, de entre 4 y 8 años, que hicieron la delicia tanto de los abuelos residentes como de los restantes integrantes de la colectividad, que ven en ellos la prosecución de la cultura que trajo a Uruguay el siglo pasado la mayor emigración española registrada en siglos.

La innovación en esta romería fue el rincón infantil que aportó la Asociación de Empresario Gallegos (AEGU) que preside Elvira Domínguez, donde los más pequeños pudieron realizar dibujos y diseños de todo tipo, un aporte que “cuando tiene un tiempo libre” también lleva a cabo la arquitecta socia de AEGU, Gloria Sarasola, quien contó como descubrió lo positivo de la comunicación con los ancianos emigrantes a través de sus dibujos y todo lo que en ellos provoca para su bienestar. También un puesto de la Xunta de Galicia con dispositivo de realidad virtual posibilitó a todos los romeros viajar por las rías y recorrer en 360 grados todo lo que apreciaban, tal como si lo estuvieran viviendo.

Un momento emotivo fue cuando todos los asistentes acompañaron con un sentido aplauso el recuerdo de Francisco ‘Pancho’ Varela, un exgerente del Hogar Español y actual director del programa ‘Glorias de España’, que falleció el pasado 24 de marzo.

Autoridades

Por otra parte, las autoridades españolas encabezadas por el embajador Javier Sangro Liniers, el cónsul general José Rodríguez Moyano, el consejero de Empleo y Seguridad Social Benito Díez Arce, el consejero de Cultura, Asís Barrera López, y el delegado de la Xunta de Galicia, Alejandro López Dobarro, estuvieron presentes acompañando a los directivos de la institución que preside Ángel Domínguez.

Justamente el presidente explicó que casi se duplicó la asistencia a la romería, lo que aporta “el resultado de que tenemos una respuesta por parte de la gente de que se interesa del Hogar” con su presencia brindando un apoyo económico, pero más que nada “anímico a los residentes”.

También el cónsul Rodríguez confesó que “estoy muy sensibilizado y con mucha satisfacción de ver a tantos españoles venir a la llamada del Hogar Español que es una institución magnífica y que representa lo mejor de la colectividad española”.

Mirando a su alrededor, destacó a varios ancianos que estaban rodeados algunos de sus familias y otros simplemente de desconocidos que vinieron a la fiesta a acompañarlos para “hacerles sentir de que no están solos, están con muchos españoles que les quieren”.

También asistió el delegado de la Xunta de Galicia, López Dobarro, quien recodó que la Xunta está atendiendo en el local de la delegación, calle Río Negro y Maldonado, donde “Adriana, una magnífica colaboradora, va a ayudar a cualquier persona que se acerque para poder participar en todos los programas dirigidos a la emigración que actualmente están abiertos”.

También animó a acudir a la oficina a todas aquellas personas que están pasando una situación de necesidad. “Podemos ayudarles”, dijo y también “a quienes quieren cruzar e ir a ver la tierra de sus abuelos y sus padres”. Finalmente destacó también el programa de Bolsas Excelencia Mocidade Exterior.

2 comentarios en “Más de dos mil personas acuden a la romería del Hogar Español de Montevideo

  1. Mucho me satisface el éxito de esta nueva Romería en el Hogar Español. Para la pequeña historia de la Institución quiero recordar que en mi despedida después de un breve tiempo como Cósul General de España en Montevideo, en mayo de 2010, al referirme al Hogar lo califiqué de Buque Insignia de la Emigración y de las Instituciones españolas en el Uruguay. Este calificativo tan merecido lo he visto reproducido repetidamente posteriormente. Mis amigos en el Uruguay saben que en mis limitadas posibilidades siempre apoyé al Hogar y a sus autoridades. El éxito del Hogar será la prueba de fuego de nuestra colectividad española en el Uruguay

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *