Los votantes acuden con alegría y satisfacción al Consulado de España en Buenos Aires

La primera jornada de depósito del sufragio se desarrolló con normalidad y se recibieron 800 papeletas en urna y 5.800 por correo

Personas de todas las edades se acercaron hasta el Consulado en Buenos Aires para depositar su voto en las urnas allí dispuestas.
Manuel Gómez Pont, un catalán de 72 años que emigró a Buenos Aires cuando tenía sólo dos años.
Rosa Vita Pelegrin, de 68 años, ejerciendo su derecho.
Fátima Solís Ezeiza, nieta de emigrantes vascos, aseguró que siempre participa de las elecciones.
Verónica Sardón, una madrileña de 43 años que vive en Buenos Aires desde hace dos décadas, deposita su voto.
Camila Fernández, de 22 años, muestra con orgullo su pasaporte luego de votar.

Tal como sucedió en mayo pasado, el primer día de votación presencial en el Consulado General de España en Buenos Aires se desarrolló en total normalidad, totalizando al finalizar la jornada cerca de 800 personas que se acercaron hasta la sede consular de la calle Guido para depositar su voto en una de las cuatro urnas allí dispuestas, a lo que hay que sumar unos 5.800 votos más enviados por correo.

Con un ritmo sostenido pero fluido, la mayor cantidad de votantes se presentó en horas de la mañana, por lo que al mediodía ya hubo que vaciar algunas de las urnas para hacer lugar a los votos que se seguían sumando.

Según explicó a España Exterior el cónsul adjunto Jorge Noval, sobre un total cercano a las 299.000 personas inscritas en el PERE (Padrón de Españoles Residentes en el Exterior) en la demarcación consular de Buenos Aires, la más grande del mundo, rogaron su voto un total de 14.207 personas.

Una de las tónicas que se repite de elección a elección es que personas de todas las edades se acercan hasta el Consulado para votar, ya sean emigrantes, hijos o nietos, y todos lo hacen con mucha alegría y satisfacción por poder participar y decidir directamente a través de su voto en el futuro político de España.

Así lo expresó Camila Fernández, de 22 años, quien votó junto a su padre, hijo de emigrantes gallegos, o Analía Mancuso, de 28, también nieta de gallegos, quien depositó por primera vez su voto en la sede consular: “Hace poco me mudé cerca del Consulado y me parecía mejor y más fácil venir y votar aquí que enviar mi voto por correo”, explicó a este medio.

Verónica Sardón es una madrileña de 43 años que viven en Argentina desde hace casi dos décadas. “Siempre vengo a votar”, señaló con orgullo, al igual que Fátima Solís Ezeiza, de 44 años, descendientes de emigrantes vascos. Ambas manifestaron que el sistema de ruego de voto no les implicó ninguna dificultad y que el trámite de ruego por internet lo realizaron sin que surgieran inconvenientes.

Las personas de mayor edad también se acercaron hasta el consulado con ganas de ejercer su derecho, como Rosa Vita Pelegrin, de 68 años, inscrita en la provincia de Almería, o Manuel Gómez Pont, un emigrante catalán de 72 años quien llegó a Argentina junto a sus padres cuando tenía tan solo dos años, quien destacó el hecho de que no fue necesario volver a rogar el voto ya que lo había hecho para las elecciones generales realizadas el pasado mes de mayo.

Cabe destacar que al igual que el día miércoles, el jueves 7 el horario habilitado para votar en el Consulado es de 8:30 a 20 horas, mientras que el viernes 8 será de 8:30 a 16. El sábado día 9 y el domingo día 10 el Consulado también abrirá sus puertas para que los votantes puedan depositar el voto y para recibir los que se envíen por correo. Además, los votantes podrán enviar el voto por correo hasta el sábado 9 de noviembre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *